Remite la ola de calor en Pakistán, que ha provocado más de 1.150 muertes

29
0
29

La brisa marina ha facilitado la bajada de las temperaturas este viernes en Pakistán, lo que ha hecho remitir la ola de calor que ha sacudido la zona de Karachi en la última semana y que ha provocado más de 1.150 personas.

Las temperaturas extremas, que han llegado a los 44º, han coincidido con los fallos en el suministro eléctrico lo que ha suscitado duras críticas contra el Gobierno paquistaní.

"Hasta este viernes, al menos 1.150 personas habían muerto en hospitales públicos", ha asegurado Anwar Kazmi responsable de la Edhi Foundation, una entidad privada que gestiona el sistema de ambulancias.

Los cortes de electricidad han dejado sin ventiladores, agua ni luz a muchos paquistaníes musulmanes cuando comenzaba el periodo de Ramadán. La crisis ha mostrado las debilidades del país para hacer frente a temperaturas extremas, un fenómeno que los científicos pronostican que será frecuente en la próxima década en relacionan con el cambio climático.

"Este tipo de eventos están pasando en todos los sitios del mundo, tenemos que estar preparados y trazar una estrategia", ha asegurado el asesor de la ONU en Pakistán, Qamar uz Zaman Chaudhry, al tiempo que ha resaltado que es ahora "el momento de aprender la lección".

Esta situación crítica se suma a la vivida el pasado mes de mayo en India, donde otra ola de calor mató un total de 2.330 personas en los estados indios de Andra Pradesh y Telangana, en el sur del país, donde los termómetros rozaron los 50 grados.

Comentarios