La Agencia de Cooperación japonesa ayuda a reducir las pérdidas de agua en Paraguay

73
0
73
  • Operarios de Essap trabajando en el Grupo Habitacional Aeropuerto

(Essap) La cooperación financiera y técnica que presta la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA), junto a las acciones en diferentes frentes que lleva adelante la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay S.A. (Essap), están consiguiendo bajar las pérdidas de producción del 47 al 45 por ciento en los 5 meses de gestión de la actual administración, informó el presidente de la institución Ing. Andrés Rivarola Casaccia.

Uno de los factores de la reducción es la implementación del Proyecto de Fortalecimiento de la Capacidad de Gestión de Redes de Distribución de la Essap, que lleva adelante la JICA con funcionarios de la Gerencia de Agua No Contabilizada (ANC).

Tras la evaluación de la cooperación hecha recientemente por autoridades de la JICA, se decidió la ampliación de la ayuda. Gracias al aporte del gobierno del Japón también se están construyendo las plantas potabilizadoras de Pilar y Concepción, que se estima estén a fines de este año.

Los objetivos de la cooperación japonesa son la asistencia para modernizar la administración y fortalecer técnicamente a la Essap, de manera a reducir el índice de agua no contabilizada (pérdidas físicas, comerciales y conexiones clandestinas); aprender técnicas para detectar de forma eficiente las pérdidas en la red y reparar de forma adecuada; y aprender técnicas para medir en forma exacta la presión de la red de distribución y regular la presión del agua de forma adecuada.

Técnicos japoneses y paraguayos hoy realizaron trabajos en una de las zonas piloto, el Grupo Habitacional Aeropuerto, de la capital, en donde existen 350 conexiones. Las demás zonas de prueba son el barrio Bella Vista, de Luque (730 conexiones), barrio Virgen del Fátima, de Trinidad (632 conexiones) y el barrio Itá Enramada, de Lambaré (4.353 conexiones).

En las zonas piloto se cambiarán los micromedidores de todas las casas, se colocaran válvulas de aires, válvulas de purga y sectorización para control de suministro de agua potable de manera a reducir las pérdidas.

También se están llevando a cabo trabajos de búsqueda de pérdidas de agua no visible con equipos traídos del Japón, como geófonos, barras de escucha, equipo de correlación de sonido, compresor de aire y equipo de gas helio. Todos los equipamientos fueron donados por la JICA.

El proyecto también contempla trabajos en horario nocturno especialmente al que compete a búsquedas de fugas y control de presión.

Vecinos del Grupo Habitacional Aeropuerto, donde ayer se estuvieron realizando trabajos, manifestaron su satisfacción por el comportamiento del suministro y presión del agua. Elba de Aquino, vecina desde hace 13 años, expresó que “la provisión y la presión del agua están muy bien últimamente. Nos alegramos cuando supimos que están trabajando para mejorar el servicio. El problema que persiste es el agua que se acumula cuando llueve. Nos falta un desagüe pluvial”. 

Comentarios