Cambio climático y Parlamento Europeo: de Kioto a París

79
0
  • Hemiciclo de Bruselas (Wikipedia/CC).
    Hemiciclo de Bruselas (Wikipedia/CC).

Sobre la Entidad

La conferencia sobre el clima en diciembre en París pretende alcanzar un acuerdo internacional para limitar el cambio climático a partir de 2020. El pleno de la Eurocámara vota esta semana una recomendación para garantizar que antes de que acabe este año se ratifique el acuerdo sobre el clima de Doha, acuerdo que establece objetivos de reducción de emisiones hasta 2020.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 1992 pretendía limitar el incremento de la temperatura global. Pero en 1995 estaba claro que no era adecuada. De modo que las naciones del mundo pusieron en marcha negociaciones para reforzar la respuesta global al cambio climático y, en 1997, adoptaron el Protocolo de Kioto. Este protocolo, al principio, sólo contemplaba objetivos vinculantes de reducción de emisiones hasta 2012.

Tras la cumbre no concluyente sobre el clima celebrada en Copenhague en 2009, se adoptó la enmienda de Doha de 2012 al Protocolo de Kioto. Se introdujo así un segundo periodo de compromisos entre 2013 y 2020, con nuevos compromisos de emisiones al menos tan ambiciosos como los del primer periodo. El Protocolo de Kioto tiene carácter legal y vinculante con el objetivo de que los países desarrollados cumplan objetivos de reducción de emisiones de al menos el 18 por ciento respecto a los niveles registrados en 1990, con el horizonte puesto en 2020.

La eurodiputada popular italiana Elisabetta Gardini redactó la recomendación  sobre el acuerdo de Doha que la Eurocámara vota esta semana. Esta recomendación reclama que los Estados de la Unión Europea (UE) ratifiquen el texto tan pronto como sea posible. Gardini asegura que el acuerdo de Doha recibe su apoyo principal de los países de la UE, y que estos países ya aplican una reducción de emisiones del 20 por ciento en el horizonte de 2020.

Nuevo acuerdo

Dado que la enmienda de Doha sólo incluye objetivos hasta 2020, se pretende lograr otro acuerdo internacional que ocupe este lugar a partir de la citada fecha. En diciembre de 2014, se reunieron en Lima expertos, especialistas y parlamentarios para negociar el texto que tome el relevo del Protocolo de Kioto, texto cuya versión definitiva que debería ser el fruto de la conferencia contra el cambio climático prevista en París en diciembre de 2015. El Parlamento Europeo participó en la conferencia de Lima a través de una delegación integrada por doce eurodiputados.

Entre el 1 y el 11 de junio se desarrollan conversaciones preparatorias en la conferencia sobre cambio climático de Bonn. Los líderes del G7 también han abordado la cuestión durante la cumbre celebrada en Bavaria. El nuevo acuerdo debería quedar adoptado en París en diciembre de 2015, y aplicado a partir de 2020.

Comentarios