El desperdicio de agua en febrero se incrementará por uso de piscinas domésticas en Lima y Callao

52
0

Sobre la Entidad

SEDAPAL
Empresa estatal peruana de aguas que se dedica a la prestación de los servicios de saneamiento como agua potable y alcantarillado sanitario a Lima y a la vecina Callao.
52
  • Piscina de 7.000 litros equivale a 15 días de consumo de una familia en zonas periféricas
  • Hidrantes son vandalizados, en muchos casos para llenar piscinas

Con piscinas caseras que en esta temporada de verano abundan en algunos distritos de Lima y Callao, se incrementa el desperdicio y el uso ilegal del vital elemento, informó SEDAPAL que a su vez exhortó el uso racional del agua potable y evitar el desperdicio en los juegos de carnavales, destacando que en febrero se registra hasta 120 mil metros cúbicos de derroche por este concepto.

"Una piscina de 7 mil litros de capacidad, equivale a 15 días de consumo de agua de una familia de las zonas periféricas de la ciudad", precisó el Gerente de Servicios Norte de SEDAPAL, Michael Vega Baltodano, quien señaló que el agravante es que en la mayoría de los casos estas piscinas se llenan utilizando agua ilegalmente, ya sea a través de conexiones clandestinas, o de conexiones que no cuentan con medidor, e incluso vandalizando los grifos contra incendio, poniendo en riesgo la vida de las personas ante un siniestro.

Hidrantes vandalizados

"Del total de 17.060 hidrantes que tenemos en Lima y Callao, estadísticamente el 5 % de ellos se vandalizan, lo cual es un atentado contra la seguridad. Hace un mes se registró un incendio en el Callao, y los 3 grifos cercanos estaban vandalizados, registrándose 100 viviendas siniestradas", recordó Vega Baltodano.

En ese sentido, hizo un llamado a incrementar la vigilancia y seguridad vecinal, porque además de vandalizar los grifos contra incendio, las piezas que les extraen son luego comercializadas por inescrupulosos, sin importarles el riesgo al que exponen a la población.

Distritos que se oponen a la micromedición

El representante de SEDAPAL enfatizó en que en distritos como Carmen de la Legua e Independencia, donde se oponen férreamente a la instalación de medidores desde hace varios años, y tienen tarifa plana, se registra mayor desperdicio de agua potable, observándose en las calles gran cantidad de usos irresponsables.

Derroche por juego de carnavales

Michael Vega señaló que los juegos de carnavales en febrero pueden llegar a representar un derroche de hasta 120.000 metros cúbicos de agua potable (aproximadamente 580 000 cilindros de agua), por lo que exhortó a la población a abstenerse del juego con baldes y globos.

"El desperdicio representa el consumo mensual de 12 000 viviendas de las zonas periféricas de Lima", explicó el representante de SEDAPAL. 

Comentarios