SEDAPAL clausuró una conexión clandestina que llenaba seis piscinas en el Callao

26
0

Sobre la Entidad

SEDAPAL
Empresa estatal peruana de aguas que se dedica a la prestación de los servicios de saneamiento como agua potable y alcantarillado sanitario a Lima y a la vecina Callao.
26
  • Operativos se intensificarán en diversos distritos de la capital

SEDAPAL clausuró esta mañana una conexión clandestina de agua potable en la cuadra 3 del Jr. Atahualpa, en el Callao, con la cual se llenaba 6 piscinas caseras diariamente, estimándose un consumo ilegal aproximado de 1.200 metros cúbicos al mes, lo que equivale al consumo mensual de 90 familias.

"La capacidad de cada una de estas 6 piscinas, es de aproximadamente 7 mil litros, es decir 7 metros cúbicos. Considerando que las llenaban todos los días y en las noches las vaciaban, se calcula un consumo aproximado de 1,260 m3 al mes", indicó Jorge Zavala, representante de SEDAPAL, quien señaló que la empresa intensificará los operativos de verificación y retiro de conexiones clandestinas ante la proliferación de las piscinas inflables en la vía pública que ocasionan grandes desperdicios de agua potable.

Considerando que las llenaban todos los días y en las noches las vaciaban, se calcula un consumo aproximado de 1,260 m3 al mes

Asimismo, el representante de SEDAPAL informó que en un recorrido por el Cercado Callao, se han detectado en la vía pública alrededor de 500 piscinas armables, de 5.000 litros de capacidad cada una. "Si estas piscinas se llenan 12 veces al mes (solo fines de semana), equivaldría a 30 millones de litros que se estarían desperdiciando mensualmente, cantidad de agua suficiente para abastecer a 10.000 personas", enfatizó Jorge Zavala.

Tras identificar la conexión ilegal entre las calles Atahualpa y Miró Quesada, el personal de SEDAPAL procedió al cierre definitivo de la conexión e informó que se realizará las investigaciones del caso para identificar a los responsables y proceder con las sanciones correspondientes por el delito de hurto de agua.

El representante de SEDAPAL explicó también, que del total de 17.060 hidrantes que tienen instalados en Lima y Callao, estadísticamente el 5 % de ellos se vandalizan, lo cual es un atentado contra la seguridad. "En muchos casos, los vandalizan para obtener agua ilegalmente para el juego de carnavales o el llenado de piscinas, entre otros", detalló.

En ese sentido, hizo un llamado a incrementar la vigilancia y seguridad vecinal, porque además de vandalizar los grifos contra incendio, las piezas que les extraen son luego comercializadas por inescrupulosos, sin importarles el riesgo al que exponen a la población.

SEDAPAL invocó a la población a hacer uso racional del servicio de agua e informó que continuará en los próximos días con estos operativos de cierre de conexiones clandestinas en los diferentes distritos de la capital.

Comentarios