Sedapal confirma que Pachacútec contará con una planta de tratamiento de aguas residuales

84
0
84
  • Según el Plan Nacional del Medio Ambiente, al 2023 las aguas residuales del país deben estar tratadas al 100 % y usadas al 50 %. 

En los próximos días Sedapal firmará contrato para la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales domésticas en Pachacútec, Ventanilla, que además de garantizar calidad para su reúso también generará energía, anunció un vocero de la institución.

Según informó la agencia estatal Andina, el gerente de Gestión de Aguas Residuales de Sedapal, Francisco Quezada Neciosup, explicó que la planta tendrá capacidad para tratar 437 litros de agua por segundo y cumplirá los estándares internacionales. Se reusará para regar el desierto del emblemático asentamiento de Ventanilla y abastecer la zona industrial de la Av. Gambetta.

"Tenemos proyectos para construir plantas de tratamiento en otros lugares de Lima, donde se usará tecnología especialmente con apoyo del Banco Mundial. Reusaremos el agua y generaremos energía con los residuos que produzcan para disminuir los costos de tratamiento", indicó.

Durante su participación en el seminario "Fiscalización ambiental del manejo y disposición final de las aguas residuales del Perú", Quezada Neciosup adelantó que las otras plantas de tratamiento se ubicarán en San Juan de Lurigancho, Pucusana y Punta Hermosa y serán de factura moderna.

El funcionario comentó la exposición del sub gerente de Medio Ambiente de la Municipalidad de Lima, Gunther Merzthal Yupari, quien propuso crear y usar las plantas de tratamientos de aguas residuales domésticas vinculándolas con la planificación de la ciudad.

En Lima Metropolitana existen 20 plantas de tratamiento, dijo en su alocución, que necesitan de un sistema de funcionamiento para que las aguas tratadas sean mejor aprovechadas por las municipalidades provinciales y distritales.

"Por eso creemos que las municipalidades de Lima y Callao tienen que formar parte del directorio de Sedapal que decide dónde ubicar las plantas de tratamiento y dónde el agua y desagüe. Así, con la planificación, Lima podrá ceder áreas donde construir las plantas para distribuir de forma eficiente las aguas tratadas hacia la periferia", destacó.

De acuerdo con el inventario de la comuna limeña, en la capital existen 3, 207 hectáreas de zonas de recreación pública, y de ellas 2,703 hectáreas ya están implementadas. Faltan enverdecer 504, la mayoría de las cuales se encuentra en Lima Norte, Lima Sur y San Juan de Lurigancho.

Según el Plan Nacional del Medio Ambiente, al 2023 las aguas residuales del país deben estar tratadas al 100 % y usadas al 50 %.  

Comentarios