Un muerto y dos heridos por las protestas indígenas contra el proyecto minero Tía María en Perú

33
0
  • Imagen del Ministerio del Interior de Perú.
    Imagen del Ministerio del Interior de Perú
33

Una persona ha muerto y otras dos han resultado heridas en el marco de las protestas que protagonizan los habitantes de la provincia de Islay contra el proyecto minero Tía María, según ha informado el Ministerio de Interior.

Decenas de manifestantes intentaron a última hora del lunes bloquear una carretera en la capital provincial, Mollendo, por lo que la Policía intentó dispersarlos dando lugar a un enfrentamiento, de acuerdo con la prensa local.

"Lamentablemente, desde el Hospital de Mollendo nos confirmaron el fallecido y los dos heridos", ha dicho el ministro de Interior, José Luis Péres Guadalupe, en una rueda de prensa que se ha celebrado este martes.

El fallecido ha sido identificado como Henry Checlla Chura, de 35 años de edad, mientras que los heridos serían Eduardo Vilca Tayro, de 21, y Julio Rojas Luque, de 20, con lesiones lumbares, en el pecho y en las manos por impactos de perdigones.

El líder provincial, Richard Ale Cruz, ha responsabilizado a la Policía de lo ocurrido. "Estaban manifestándose de forma pacífica y no es para que les metan bala", ha dicho en declaraciones a la emisora peruana RPP.

Guadalupe, por su parte, ha respondido que las fuerzas de seguridad "están en la obligación de despejar usando armas no letales, tal y como se les ha indicado", cuando los manifestantes bloquean carreteras y otras infraestructuras clave.

Protestas en Islay

Desde el pasado mes de marzo los habitantes de Islay protestan contra el proyecto minero Tía María, con el que el Gobierno de Ollanta Humala y Southern Perú, filial de la mexicana Southern Copper, pretenden extraer cobre por valor de 1.400 millones de dólares.

Los residentes en Islay están en contra de esta explotación cupífera porque consideran que perjudicará el medio ambiente de la provincia, cuyas principales fuentes de riqueza son la agricultura y la ganadería.

"El Gobierno reitera su compromiso por el diálogo, pero no podemos ni debemos aceptar el uso de la violencia", ha reiterado el primer ministro, Pedro Cateriano.

"Nosotros estamos dispuestos a conversar. Lo que no está en nuestro vocabulario es la tregua. El diálogo debe entablarse mientras dure el paro", ha contestado Pepe Julio Gutiérrez, presidente del Frente de Defensa del Valle de Tambo

Comentarios