El proyecto de UNICEF y Fundación Aquae que lleva agua segura y saneamiento a la Amazonía peruana cumple un año

135
0

Sobre la Entidad

Fundación Aquae
Fundación Aquae quiere ser centro de referencia, nacional e internacional, en torno al agua. 
  • Aquae Fundación y UNICEF inician en 2014 una colaboración de 3 años para llevar agua segura y saneamiento a 5.000 familias de la Amazonía peruana. Ahora se cumple un año.
  • Las regiones de Uyacali y Loreto, con una media de acceso a una fuente de agua mejorada de sólo el 37%, son las comunidades en las que se está implementando el proyecto.
  • Cooperación, conocimiento y formación son las claves de este proyecto en el que también participan la Municipalidad de Indiana y la ONG Arcana Internacional.

Hace un año, Aquae Fundación y UNICEF firmaron un acuerdo de colaboración para hacer accesible agua segura y saneamiento en la Amazonía peruana, con conocimiento y formación, para lograr de forma sostenida en el tiempo este acceso a agua segura para 5.000 familias y reducir así la desnutrición crónica que sufren muchísimos niños, en su mayoría indígenas. Cuando se cumple un año del proyecto ya puede asegurarse que cerca de un millar de niños y medio centenar de familias ya tienen, por primera vez, letrinas, que además son ecológicas.

Estas letrinas cuentan con un doble depósito que permite transformar los deshechos en compost utilizable en el cultivo. Además, las letrinas están construidas a una altura aproximada de un metro para asegurar su resistencia durante la época de lluvias y de crecida de los ríos. Hasta la fecha se han instalado 19 letrinas en escuelas de nivel inicial, primaria y secundaria, que están beneficiando a un total de 681 niños. Se han instalado 4 letrinas comunitarias y 2 letrinas familiares y se ha iniciado la construcción de círculos de plátano para el manejo de aguas grises en 42 hogares. Se ha mejorado el modelo de letrinas añadiendo el sistema de captación de agua de lluvia e instalación de lavadero para promover el lavado de manos tras salir de los servicios higiénicos. Ya se han incorporado en las letrinas escolares y comunitarias 8 puntos de lavado de manos.

Las acciones se están llevando a cabo sobre el terreno en colaboración con la ONG Arcana Internacional en Ucayali, que colabora en el diseño de los modelos de sistema de recogida de agua, de letrinas, etc., y está apoyando la construcción de letrinas en las escuelas de las comunidades seleccionadas. Y en Loreto UNICEF trabaja con las autoridades locales, la Municipalidad de Indiana, que se ocupa de la implementación directa del proyecto en las comunidades seleccionadas.

Ya puede asegurarse que cerca de un millar de niños y medio centenar de familias ya tienen, por primera vez, letrinas, que además son ecológicas

Formación y mantenimiento

En coordinación con expertos del sector educación y salud se ha iniciado el proceso de formación y capacitación para niños y niñas con el fin de que usen las letrinas de forma adecuada y apoyen en su mantenimiento. El mantenimiento de estas instalaciones sirve también para fomentar hábitos de higiene entre todos los alumnos, como: no tirar papeles al suelo, lavarse las manos después de usar las letrinas y antes de comer, limpiar los alimentos antes de cocinarlos y mantener una higiene adecuada. Además, se están elaborando materiales y talleres para promover buenas prácticas en el uso de las letrinas. En la región de Loreto hay una coordinadora de proyecto que realiza el seguimiento semanal de las acciones en cada una de las comunidades implicadas.

Regiones de Loreto y Uyacali

Justamente, el gobierno ya había identificado que en las zonas donde desarrollamos el proyecto, Región de Loreto y Región de Ucayali, se produce una falta muy grave de acceso al agua potable y al saneamiento, lo cual tiene una incidencia directa y total en la desnutrición de los niños. Así que la prioridad ha sido hacer llegar agua potable y saneamiento a esta zona donde el acceso es muy bajo, sólo un 37%.

Todas las comunidades que se benefician del proyecto son inundables en periodos de diciembre a mayo, es decir, en época de lluvias. Todas tienen instalados tanques elevados de agua que se abastecen de agua de pozo, sin embargo la mayoría de familias continúa consumiendo agua del río sin tratamiento. Prácticamente nadie tienen servicios de saneamiento y todos carecen de retrete, eso significa que y realizan la eliminación de excretas al aire libre. También, la gestión de residuos sólidos es casi nula y se siguen eliminando arrojándolos al río o en sus campos. Todavía es muy débil el desarrollo de acciones para promover buenas prácticas de higiene y no existen las condiciones adecuadas para realizarlas. Y otro importante dato que caracteriza estas comunidades es que el número de niños, niñas y adolescentes es de 50%, mayor que el promedio nacional.

En la región de Uyacali, sólo el 40% de la población tiene acceso a fuentes mejoradas de agua y el 31% a instalaciones de saneamiento. Presenta una gran diversidad étnico-lingüística, con el 13.6% de sus niños, niñas y adolescentes indígenas, fundamentalmente de la Amazonía. El grupo con lengua materna originaria más numeroso es el shipibo conibo, seguido por el asháninka. Ucayali muestra la menor cobertura del derecho a la identidad del país, junto con Loreto, tanto entre la niñez como entre los jóvenes. Junto con Loreto, presenta los mayores retos en el área de orientación y atención en salud reproductiva ya que tienen los índices más altos del país.

En Loreto, solo el 32% de la población accede a fuentes de agua mejorada y a saneamiento y el 65% de los niños, niñas y adolescentes vive en situación de pobreza. Solo el 67% de los niños y niñas menores de 1 año tiene partida de nacimiento. Es el departamento que presenta el porcentaje más bajo de todo el país. Es el departamento con el porcentaje más alto de madres jóvenes con edad de 15 a 20 años (30%).

Situación de la infancia en Perú

Perú cuenta con una población total de 30 millones de habitantes, de los cuales el 37% son niños y adolescentes. Los menores de 5 años representan el 12% de la población. En los últimos años Perú ha logrado avances importantes en el cumplimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. La mortalidad infantil también ha disminuido y este país es uno de los líderes en la reducción de la tasa de desnutrición crónica infantil (de 25% en el año 2000 a 18% en el año 2009).

Las medias, sin embargo, ocultan las difíciles condiciones en las que viven los jóvenes peruanos del interior del país. Además está el hecho de que en Perú persisten grandes diferencias en función del lugar dónde viven y su origen étnico. Los niños y niñas indígenas son el 15.7% de la población. Loreto, una de las zonas de intervención del proyecto, es la región del país con mayor tasa de población indígena. Se estima que el 86% de los niños indígenas viven en hogares pobres y el 49% en la extrema pobreza. Ellos son los que sufren mayores niveles de mortalidad, desnutrición y anemia y tiene también menor acceso a fuentes de agua segura, educación, y registro oportuno de nacimiento.

El acceso a fuentes mejoradas de agua y saneamiento es un factor importante de crecimiento, y la carencia de estos servicios básicos produce enfermedades que pueden afectar el desarrollo saludable de la niñez, sobre todo en la primera infancia. En Perú sólo el 65% de la población que vive en zonas rurales tiene acceso al agua potable y sólo un 37% a instalaciones de saneamiento mejoradas. El acceso a fuentes mejoradas de agua es significativamente menor entre los niños, niñas y adolescentes indígenas: sólo el 28% de la niñez indígena de 3 a 5 años accede a fuentes mejoradas de agua; entre los que tienen de 6 a 11 años y los de 12 a 17 años, los porcentajes son de 32% y 68%, respectivamente.

Pero el acceso a instalaciones mejoradas de saneamiento es aún menos frecuente. A nivel nacional, entre el 50% y el 60% de la niñez reside en hogares donde un pozo séptico o una conexión a la red pública, dentro o fuera de la vivienda, es la fuente de desagüe. Tan sólo el 10% de los niños y niñas indígenas de 3 a 5 años tienen acceso a instalaciones de saneamiento adecuadas.

Comentarios