El abastecimiento a Lima y Callao estará en riesgo si no se invierte en tratamiento de agua

102
0
102

Temas

  • Planta de la Atarjea
  • El presidente de Vida plantea que se protejan los ecosistemas de la sierra central donde se genera el agua que consumen las poblaciones de Lima y Callao, a través de una especie de pago por servicios ambientales o servicios eco sistémicos.

De continuar captándose el agua de las lluvias y lagunas de la sierra central para el consumo de la población, y no tratar el agua servida que proviene de viviendas e industrias que las descargan en los ríos Lurín, Rímac y Chillón, la población de Lima y Callao estará en riesgo de no consumir agua, advirtieron voceros de la ONG Vida en declaraciones que recoge la agencia estatal Andina.

El presidente de dicha organización, Arturo Alfaro Medina, explicó que hoy en día el agua que llega de la sierra central se capta a través de dos plantas de tratamiento: La Atarjea, que pertenece a Sedapal, y la de Carabayllo, que es privada y abastece solo a Sedapal.

"Para agua potable y abastecimiento de algunas industrias somos totalmente dependientes del periodo de lluvias en esa zona del país. Si no hay lluvias, no hay suficiente agua", manifestó el especialista.

Una limitación a la que se suma el hecho de que aún se desarrollan proyectos de trasvase de agua de las lagunas de las alturas de Junín (de la provincia de Yauli, principalmente) hacia las cuencas del Pacífico, como única medida para enfrentar el crecimiento poblacional de ambas ciudades. "Lima continúa dependiendo del centro del país", agregó.

Además, sostiene Alfaro, no se invierte lo suficiente en el tratamiento de aguas servidas de viviendas e industrias que se arrojan a los ríos. La minería y el uso de agroquímicos también contaminan los ríos, afectando el uso de sus aguas para agua potable, industria o riego de zonas agrícolas, parques y jardines. 

Propuestas eco eficientes

Frente a los problemas de abastecimiento, el presidente de Vida plantea que se protejan los ecosistemas de la sierra central donde se genera el agua que consumen las poblaciones de Lima y Callao, a través de una especie de pago por servicios ambientales o servicios eco sistémicos.

"La idea es que se oriente un porcentaje del monto que se cobra a los usuarios por el consumo de agua potable, industrial o de riego a la protección de la fuente de abastecimiento. Es como pagar el mantenimiento de una máquina que fabrica el agua que consumimos", acotó Alfaro Medina. 

Otra propuesta del especialista es que se utilicen aguas subterráneas, se rehabiliten los pozos de agua que existen en diferentes localidades de Lima y Callao, y se implementen con sistemas eficientes de tratamiento de las aguas contaminadas con deshechos orgánicos como inorgánicos. 

Finalmente, Alfaro Medina sostiene que es oportuno promover el uso de fuentes alternativas de generación de agua, como la captación de agua de neblinas y del mar. 

Comentarios