Una familia puede pagar hasta 320 dólares mensuales por no reparar un inodoro estropeado

17
0
  • El regulador del agua potable recomienda a la población mantener en buen estado sus instalaciones sanitarias.

Sobre la Entidad

Sunass
El organismo regulador de la prestación de servicios de agua potable y alcantarillado del Perú.
17

La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS) alertó que una familia puede pagar hasta 991 soles mensuales (320 dólares) por no reparar un inodoro malogrado, por lo que recomendó a la población mantener en buen estado sus instalaciones sanitarias de agua, a fin de evitar cualquier fuga y recibos con montos elevados; esto como parte de la campaña “Ahorremos agua, ¡es vida!”

El regulador del agua potable precisó que la fuga por este concepto llega hasta los 150 mil litros de agua, por lo que reiteró a la ciudadanía revisar de manera periódica las conexiones en sus viviendas, tales como: caños, duchas, inodoros, tanques y cisternas".

Perder agua de manera innecesaria debe ser evitado no solo para que las familias no se perjudiquen por recibos con montos elevados sino por solidaridad con las millones de personas que aún no cuentan con el recurso hídrico en sus hogares”, apuntó José Luis Patiño Vera, Gerente de Usuarios de la SUNASS.

Ante esta situación, el representante del Regulador mencionó que otros gastos importantes, tanto de agua como económicos, son generados por: la fuga en tanque elevado que asciende a 300 mil litros de agua con un gasto de 2,130 soles; además mantener una válvula de cisterna malograda tiene una pérdida de 360 mil litros de agua con un gasto de 2,590 soles.

Asimismo, indicó que otros gastos importantes de agua se generan por ejemplo: si una persona se baña en la ducha por 20 minutos desperdiciando 160 litros de agua; el riego de un jardín por 30 minutos: 360 litros de agua y el lavado de un auto por 30 minutos: 540 litros de agua.

El uso responsable del agua potable en nuestro hogar debe ser una sana costumbre, que además nos ahorrará dinero”, apuntó.

La función de SUNASS, el regulador del agua potable, es normar, regular, supervisar y fiscalizar a las empresas de saneamiento a nivel nacional, resolviendo los reclamos en segunda instancia administrativa.

Comentarios