CC.OO. y UGT creen que el plan hidrológico del Ebro "no persigue una gestión sostenible"

54
0
54
  • Votación en el Consejo del Agua del Ebro

(EuropaPress) Comisiones Obreras (CC.OO.) y UGT se abstuvieron en la votación del plan hidrológico de la demarcación del Ebro en el Consejo del Agua porque consideran que ese documento "no persigue una gestión sostenible y mantiene intereses de la comunidad hídrica tradicional", si bien también recoge "esfuerzos" en actuaciones relacionadas con la Directiva Marco del Agua (DMA) y hay "avances en planificación y gestión del agua".

CC.OO. ha explicado en un comunicado que el plan "ha sido diseñado para conseguir su aprobación por la comunidad hídrica tradicional, regantes, hidroeléctricas, empresarios y organizaciones agrarias, a los que se les ha asegurado las concesiones y todas las grandes obras de regulación que demandaban".

Para esta organización, el documento es "poco realista", "hipoteca" a la Administración pública e "impide una política de aguas racional". Además, las inversiones previstas y los empleos asociados no son suficientes "para una buena gestión de los recursos".

Igualmente, los caudales ecológicos "son insuficientes para garantizar el cumplimiento de la Directiva Marco del Agua" y "se deja fuera del proyecto, por ejemplo, el caudal ecológico necesario para proteger el Delta del Ebro".

Por otra parte, se incluyen infraestructuras "que por falta de viabilidad fueron, en principio, desestimadas en el proyecto" y "tampoco se tienen en cuenta las más de 40 autorizaciones de exploración de hidrocarburos no convencionales (fracturación hidráulica) solicitadas en la cuenca del Ebro, cuyo impacto en las demandas y en la contaminación del agua pueden ser inabordables".

En el apartado de la participación, "se han producido avances, como lo demuestra las 1.619 alegaciones presentadas al proyecto, pero la realidad es que la capacidad de voto y el poder de decisión real sigue residiendo en manos de la comunidad hídrica tradicional", han incidido.

Comentarios