Andrés del Campo: "Los embalses y trasvases no están pasados de moda"

81
0

Sobre la Entidad

FENACORE
FENACORE es una asociación sin ánimo de lucro e independiente políticamente, creada en 1955, que agrupa a más de 700.000 regantes y más de dos millones de hectáreas, es decir, más del 80% del regadío nacional.
  • Andrés del Campo
  • Ante la celebración este lunes del Consejo Nacional del Agua, en el que se estudiarán y, previsiblemente, se dará luz verde a los planes de cuenca del Ebro, Ceuta, Melilla y Baleares, Del Campo ha dicho que FENACORE dará su visto bueno a todos ellos, los cuales, previamente ya habían sido apoyados previamente por los consejos de las cuencas.

El presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (FENACORE), Andrés del Campo, considera que las obras hidráulicas como embalses y trasvases "no están pasadas de moda" porque sin ellas habría agua disponible para cuatro millones de habitantes en el país frente a los 70 millones de población y población flotante que alberga el país.

Así, ha asegurado que si España estuviese a merced del agua existente sin obras de regulación, únicamente podrían vivir 4 millones de habitantes en todo el territorio, utilizando los ratios de julio y agosto. Sin embargo, ha añadido que, "gracias a las obras de regulación" hay agua suficiente para los cerca de 70 millones de personas que viven en España (población flotante) en estos meses.

Ante la celebración este lunes del Consejo Nacional del Agua, en el que se estudiarán y, previsiblemente, se dará luz verde a los planes de cuenca del Ebro, Ceuta, Melilla y Baleares, Del Campo ha dicho que FENACORE dará su visto bueno a todos ellos, los cuales, previamente ya habían sido apoyados previamente por los consejos de las cuencas.

Concretamente, respecto al plan hidrológico más conflictivo o polémico de estos cuatro, el del Ebro, Del Campo ha celebrado que se ha hecho valer el interés general sobre el "interés localista de alguna comunidad autonómica, en este caso, Cataluña".

Así, Del Campo ha criticado el "problema" que supone que cada comunidad autónoma esté tratando de imponer sus "egocéntricos intereses" sobre el bien común. Concretamente, se ha referido a Cataluña, que se ha opuesto al plan hidrológico de la cuenca del Ebro, consensuado por todas las comunidades autónomas, menos en esta.

A su juicio, los caudales ecológicos que planteaba Cataluña eran "inviables y muy superiores a los que normalmente discurren por el río". Concretamente, ha precisado que el Ebro es un río muy irregular y, por eso, necesita regulación.

Caudales "superiores a la realidad"

Del Campo ha apuntado que en todo 2012 pasaron por Tortosa (Tarragona) 3.800 hectómetros cúbicos, mientras que en 2013, ha pasado ese volumen en solo un mes. Sin embargo, ha dicho que Cataluña "intentaba imponer como caudal ecológico 7.000 hectómetros cúbicos por año y, en años lluviosos, hasta 12.000", lo cual, en su opinión, "condicionaría el desarrollo económico de todas las comunidades autónomas".

En definitiva, le parece "totalmente injusto" y una "barbaridad" que los políticos "presionen por caudales ecológicos superiores a la realidad, a no ser que hayan previsto indemnizaciones a los usuarios afectados aguas arriba".

Asimismo, ha añadido que la cuenca del Ebro, con un déficit estructural de 800 hectómetros cúbicos de agua, utiliza en la actualidad el 34 por ciento del agua que discurre por el río y, ahora, con el plan de cuenca que se votará este lunes, se contempla un uso del 50 por ciento.

Además del plan del Ebro, el Consejo Nacional del Agua analizará los planes de cuenca de Baleares, que cuenta con el consenso de los usuarios y de Ceuta y Melilla, cuya aprobación se espera, según del Campo, "sin dificultad".

Finalmente, el presidente de los regantes ha apuntado que en el proceso de planificación hidrológica en España, aún falta la aprobación de planes "significativos" como los del Tajo, el Júcar y el Segura que están sujetos a "la contaminación política del agua".

"Cuantas más comunidades autónomas participan en un plan, más problemas hay porque predominan los intereses localistas frente al interés general, que es el que debe prevalecer, para que se plasme en un Plan hidrológico Nacional", ha sentenciado. 

Comentarios