El PSPV denuncia que el nuevo plan de cuenca del Júcar "abandona a los regantes valencianos"

69
0
69
  • Río Turia

El secretario de Agricultura y Agua del PSPV-PSOE, Francisco Rodríguez Mulero, ha denunciado que con el nuevo plan de la cuenca del Júcar, "Rajoy ha abandonado definitivamente a los regantes valencianos" y, ha aseverado que, con esta decisión, el jefe del Ejecutivo "estrangula la principal arteria valenciana".

Según se ha expresado Rodríguez en un comunicado, con este nuevo planteamiento "Rajoy estrangula la principal arteria valenciana", ya que el Júcar es "la mayor fuente de estabilidad económica y riqueza de Valencia y el Partido Popular se lo está cargando con la propuesta de Plan Hidrológico que ha publicado".

El secretario ha señalado que el plan es "una clara chapuza del PP y del Gobierno de España porque ni siquiera se ha establecido quién, cuándo se va a pagar, cómo, ni qué tipo de inversiones están previstas". A este respecto, ha ironizado con respecto al proyecto al decir que "es como la carta a los reyes magos, pero sin una tarjeta de crédito que pueda pagarlo todo".

Por otro lado, el Plan de Cuenca plantea "más problemas" ya que, como ha indicado el secretario de Agricultura y Agua socialista, el proyecto "ni siquiera cumple la Directiva Marco del Agua, por lo que destruye la unidad de la cuenca" y "hace que, una vez más, pierda el río como ya ocurrió en 1998 porque se abandona definitivamente la recuperación ambiental y se deja desasistida a la Albufera".

En esta línea, el proyecto redactado para la cuenca del Júcar "deja también en mal lugar a los regantes valencianos, ya que pierden capacidad de asegurar sus concesiones y se sigue sin cumplir el Convenio de Alarcón por parte de la Generalitat".

El PP Valenciano no tiene rumbo

Finalmente, Rodríguez ha sostenido que el plan presentado "es una muestra más de que el PP valenciano no tiene rumbo y de que es incapaz de solucionar los conflictos del agua", ya que "lo único que hace es plegarse a las decisiones de Rajoy, que claramente apuesta por destruir el Júcar y abandonar a los regantes".

El responsable de la ejecutiva socialista ha denunciado que "parece que el presidente Fabra no tiene claro que hay regantes en Valencia", porque con esta propuesta ha aceptado que los regantes valencianos "se queden muy atrás, pierdan su capacidad de aseguramiento de agua y la total y absoluta posición que anteriormente tenían en gestión del río Júcar".

Comentarios