Xúquer Viu acudirá a los tribunales si no se modifica el borrador del PHJ porque cree que incumple la Directiva del Agua

62
0
62

Xúquer Viu ha anunciado este jueves que acudirá a las "instancias judiciales españolas y europeas" en el caso de que no se modifique "sustancialmente" el borrador del Plan Hidrológico del Júcar (PHJ), publicado en el Boletín Oficial del Estado para consulta pública, ya que considera que "incumple" la Directiva Marco del Agua, es "continuista", no resuelve los problemas de esta cuenca y repite los "mismos errores" del Plan de 1998, que califica de "nefasto".

Según ha criticado la entidad en un comunicado, el borrador del PHJ "consagra la sobreexplotación" del Júcar y "da satisfacción a los usuarios económicos, principalmente al lobby del agua de Alicante y a los regantes de la Mancha Oriental, en detrimento de los usos ambientales y de la recuperación de los ríos, acuíferos y zonas húmedas". Sin embargo, considera que no resuelve el problema del abastecimiento de la Ribera "que queda claramente discriminado" respecto al resto.

Asimismo, a su juicio, el borrador "abre la puerta, de par en par, a un nuevo trasvase desde Cortés de Pallás" y añade que el cambio de recursos sobrantes, que aparecía en el anterior Plan, por recursos excedentes, "oculta la posibilidad de que esos excedentes se puedan producir no al final del río --caso de los sobrantes-- sino aguas arriba, considerando el conjunto de embalses".

"Peligro" para la Albufera

En esta línea, indica que el borrador contempla que, en situación de normalidad, "sería posible hacer trasvases de agua hacia Alicante desde Cortes de Pallás o desde Antella, lo que pondría en claro peligro tanto la Albufera como el propio Júcar, al igual que los regadíos de la Ribera Baixa".

En relación con lo que considera el "principal" problema del Júcar, --disminución de su caudal en las últimas décadas--, Xúquer Viu subraya que el borrador "deja las cosas exactamente como estaban, bendiciendo la sobreexplotación del acuífero de la Mancha Oriental y la del propio río que depende de él".

Así, señala que si en el anterior Plan se asignaban 400 hectómetros cúbicos al año --320 de aguas subterráneas más 80 de aguas superficiales por sustitución de bombeos--, "la situación queda exactamente igual". "Los regadíos de la Mancha tendrán 400 hectómetros cúbicos al año de asignación, a los que es necesario añadir otros 65 de reserva de aguas superficiales para atender los derechos de agua otorgados".

No obstante, para la entidad, los caudales ecológicos "son los grandes sacrificados" de este Plan ya que son "inexistentes". Como ejemplo, cita que a partir del l'Assut de la Marquesa, el Júcar "se dejará prácticamente seco, puesto que el caudal propuesto es de 0,5 m3/segundo, se reduce a la mitad el metro cúbico contemplado en la propuesta inicial, que ya era insignificante".

En esta línea, apunta a que el caudal ecológico asignado a la Albufera, de 167 hm3/año,aunque superior al del anterior Plan fijado en 100, "está muy por debajo bajo de las necesidades reales del lago para su recuperación y además sólo justifica la procedencia de 74 hm3/año del total".

Por otra parte, respecto al abastecimiento de la Ribera, subraya que estará sujeto a "intercambios" y "claramente discriminado con el resto". Para el suministro de los pueblos, se fija una asignación de 10 hm3/año ligado a una permuta con los pozos de sequía de los regantes, cuyo funcionamiento deberá pagar el abastecimiento. A su juicio, esta solución "discrimina claramente" respecto a los de Valencia, Albacete y Sagunto, que no tienen esta dependencia.

Comentarios