Elevar a 900 hm3 la reserva de cabecera del Tajo es la principal demanda de Izquierda Unida al Plan de Cuenca

43
0
43
  • Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha presentado nueve alegaciones al borrador del Plan de Cuenca del Tajo
  • La formación política cree que con esta reserva se asegura la demanda actual y futura "no sólo hasta Aranjuez, sino hasta el final del macrosistema en Talavera".

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha presentado este viernes un total de nueve alegaciones al borrador del Plan de Cuenca del Tajo, entre las que destaca la referente a los embalses Entrepeñas y Buendía, solicitando aumentar la reserva estratégica de la cabecera a 900 hectómetros cúbicos con el fin de que en épocas de sequía "el sufrimiento de los hábitat asociados al río se minimice".

Del mismo modo, según recoge el documento de las alegaciones, IU establece que en el artículo 26 de la Normativa debe indicarse que este volumen mínimo de 900 hectómetros cúbicos deberá revisarse en el futuro al alza conforme a las variaciones que experimenten las demandas y reservas de la Cuenca del Tajo.

Para IU, la gestión de los embalses de Entrepeñas y Buendía se realizará atendiendo a las demandas de la cuenca hidrográfica del Tajo, de tal manera que los embalses de cabecera tendrán encomendada la función de garantizar las demandas actuales y futuras de abastecimiento, régimen de caudales ecológicos y regadíos "no sólo hasta Aranjuez, sino hasta el final del macrosistema en Talavera".

Reservas Medias Anuales

La federación de izquierdas señala igualmente que los embalses de Entrepeñas y Buendía "podrán y deberán" gestionarse a una capacidad mínima del 60 o el 70 por ciento para Entrepeñas y un 40 por ciento en Buendía, teniendo en cuenta su carácter hiperanual, "lo que proporcionará a la cabecera del Tajo unas reservas medias anuales de 1.100 ó 1.200 hectómetros cúbicos".

Del mismo modo, indica que los caudales de salida hacia el propio Tajo aguas abajo de Bolarque, se adaptarán a la adecuada gestión del tramo medio del Tajo y que mientras no se consiga una mejora importante de la calidad de las aguas en el eje del Tajo, "las salidas desde Entrepeñas y Buendía hacia el Tajo se incrementarán hasta la consecución de una mejora importante de la calidad de las aguas al menos hasta Talavera".

El documento presentado por IU recoge otras alegaciones en las que la federación de izquierdas niega que la cuenca del Tajo sea una cuenca excedentaria "como da por sentado el borrador del Plan de Cuenca" o en la que solicita el establecimiento de un caudal ecológico como herramienta que ayude a alcanzar el buen estado de las aguas superficiales.

Río Alberche y hectáreas de regadío

En cuanto al río Alberche, IU entiende que si Madrid tiene necesidades de agua debería de captarla en cabecera, volviendo a bajar a 119,8 hectómetros la concesión del Río Alberche al Canal de Isabel II.

Además, plantea una recuperación del mundo rural para dar salida a los parados de la comarca ampliando las hectáreas de regadío y se preocupa por la calidad de las aguas que, a su juicio, está unida con la cantidad de agua.

Por otro lado, lamenta que el Plan no establezca ningún Programa de Vigilancia ambiental y no corrija los efectos ambientales de las decisiones tomadas en fases anteriores "incumpliendo la directiva 2001/42/CE que se basa en el principio de cautela".

También critica que el informe de sostenibilidad ambiental del Plan del Tajo señala que debería ser un estudio de impacto ambiental del Plan de Cuenca, estudiando y proponiendo alternativas a los problemas ambientales que este supone.   

Comentarios