El actual borrador de Plan Hidrológico del Júcar no resuelve los principales problemas del río

207
0

Sobre la Entidad

Compromís
Coalició Compromís es una coalición política de la Comunidad Valenciana, creada por el Bloc Nacionalista Valencià (BLOC), Iniciativa del Poble Valencià (IdPV), Els Verds - Esquerra Ecologista del País Valencià (EV-EE) y Estat Valencià.
  • Río Júcar a su paso por Cuenca

Compromís ha anunciado la presentación en las Cortes de una proposición no de ley de urgencia para instar al Consejo a manifestar su rechazo al actual borrador de Plan Hidrológico del Júcar, ya que no resuelve los principales problemas del Júcar y vuelve a repetir los mismos errores del Plan de 1998 cuando se repartió más agua de la que había en la cuenca del río.

Según ha señalado el portavoz adjunto de Compromís, Juan Ponce, "este Plan, en su redacción actual no da cumplimiento a la Directiva Marco del Agua que tiene como principal objetivo la consecución del buen estado de las masas de agua , ríos, acuíferos y humedales. Además continúa incrementando las presiones provocadas por los usuarios privativos y económicos y no resuelve el problema de los abastecimientos de la Ribera que quedan claramente discriminados respecto al resto de abastecimientos y que están condicionados a una permuta por la que se deberá pagar ".

Los caudales ecológicos son los grandes sacrificados de este Plan.

Para Compromís el borrador, que se encuentra en periodo de consulta pública desde el pasado 7 de agosto, abre la puerta a un nuevo trasvase desde Cortes de Pallás o desde Antella, lo que pondría en claro peligro tanto la Albufera como el propio Júcar, al igual que los regadíos de la Ribera Baja.

"Respecto al principal problema del Júcar, en cuanto a la disminución de su caudal en las últimas décadas, el borrador deja las cosas exactamente como estaban, bendiciendo la sobreexplotación del acuífero de la Mancha Oriental y, por tanto, la del propio río", aseguró Ponce.

Según denuncia Compromís los caudales ecológicos son los grandes sacrificados de este Plan, según está redactado se pueden calificar como de exiguos o inexistentes. Por poner un ejemplo, en el último tramo del río, a partir del Azud de la Marquesa, el Júcar se dejará prácticamente seco, ya que el caudal propuesto es de 0'5 m3/segundo, reduciendo a la mitad el metro cúbico contemplado en la propuesta inicial, que ya era insignificante.

Para Ponce otra situación grave que se desprende de este borrador es que "los abastecimientos de la Ribera estarán ligados a intercambios y claramente discriminados con el resto de abastecimientos. Para los abastecimientos de los pueblos de la Ribera se fija una asignación de 10 hm3/año pero ligada a una permuta con los pozos de sequía de los regantes, cuyo funcionamiento deberán pagar los abastecimientos. Esta pretendida "solución" discrimina claramente a los abastecimientos de la Ribera respecto a los de Valencia, Albacete y Sagunto, que no tienen esta dependencia ".

Además, el nuevo Plan del Júcar- al igual que el Plan del '98- no aborda ninguna medida para avanzar en la solución definitiva y real por los abastecimientos de la Ribera: la recuperación de los acuíferos contaminantes. El Plan sólo contempla de manera muy limitada el problema del exceso de nitratos pero no el actual contaminación por pesticidas. La recuperación de estos acuíferos y su buen estado se aplaza en el caso del acuífero de la Sierra de las Agujas 2027 y el de la Plana Sur de Valencia se queda sin fecha de recuperación, ya que ni se plantea alcanzar su recuperación química para esa fecha.

De nuevo, como el Plan anterior, se asignan y reservan recursos muy superiores a los existentes en los últimos 20 años y aún más si consideramos las fuertes disminuciones que se pueden esperar en los próximos 20 años como consecuencia del cambio climático, lo que llevará a nuevos conflictos en el futuro. Es decir se reparte "agua de papel": derechos o demandas que sumadas están muy por encima de la disponibilidad física de los recursos hídricos.

Por todo esto Compromiso insta al gobierno valenciano a rechazar el borrador del nuevo Plan del Júcar y exigir a la Confederación Hidrográfica del Júcar un nuevo texto que cierre la posibilidad de trasvases desde cualquier punto del río que no sea el Azud de la Marquesa , una disminución importante de las extracciones del acuífero de la Mancha Oriental, que los caudales ecológicos mínimos del río y de la Albufera se incrementan significativamente y que que la asignación de agua superficial del Júcar para los abastecimientos de la Ribera tenga la misma consideración que la asignación otorgada a Albacete, Sagunto y Valencia y su área metropolitana, sin estar condicionada a permutas onerosas con otros usuarios. 

Comentarios