WWF pide coordinación entre administraciones para preservar el Guadalquivir

24
0
24
  • Guadalquivir (Wikipedia).

La organización conservacionista WWF ha urgido a la coordinación entre administraciones como paso fundamental para "preservar" el río Guadalquivir de lo que los ecologistas consideran como una amenaza para el espacio natural de Doñana, en referencia al proyecto de dragado de profundización del cauce fluvial promovido por la Autoridad Portuaria de Sevilla, al tiempo que ha aplaudido la proposición no de ley aprobada por el Parlamento.

En el texto de dicha propuesta, al que tuvo acceso Europa Press, se pide una implicación directa de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, a la que se insta a dirigirse a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, "planteándoles la obligación de cumplir con lo dispuesto en el dictamen de la comisión científica para el estudio de las afecciones del dragado del río Guadalquivir, que es actualmente una condición vinculante de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto".

Para un Guadalquivir vivo es imprescindible su restauración integral

La iniciativa fue presentada y defendida por el Grupo de IULV-CA en el Parlamento andaluz, que además considera necesario que la cantidad recogida para el dragado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) se destine a las intervenciones detalladas en dicho dictamen científico, "que van más allá de la protección de márgenes, como afirma la Autoridad Portuaria".

WWF considera este acuerdo del Parlamento de Andalucía como una iniciativa "muy positiva" en la defensa del Guadalquivir, "en línea con lo solicitado por organismos internacionales como la Unesco o la Secretaría del convenio Ramsar y ONG como WWF o Ecologistas en Acción", y celebra la aprobación del mismo por el Parlamento andaluz.

Asimismo, el colectivo ha recordado en diversas ocasiones que ha sido el propio Estado el que acordó que ha de cumplirse previamente con lo dispuesto en el dictamen de la comisión científica para el estudio de las afecciones del dragado del río Guadalquivir, "la cual es una condición vinculante de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto".

Por último, WWF considera que las administraciones públicas implicadas en la gestión del río -estatales, autonómicas y locales- "están obligadas en este contexto a garantizar la preservación, mantenimiento y gestión integral del Guadalquivir; para ello, deben adoptar las medidas de gestión coordinadas que aseguren la conservación de la biodiversidad y aumenten el valor de sus recursos pesqueros, directamente ligados a los de todo el litoral atlántico andaluz".

Para el coordinador técnico de la Oficina para Doñana de WWF, Juan José Carmona, "es urgente que los gobiernos nacional y autonómico establezcan el foro y las actuaciones coordinadas necesarias para la recuperación del Guadalquivir, de acuerdo con el conocimiento científico disponible".

Así, ha concluido que "tanto científicos como ONG, organismos internacionales y ahora el Parlamento andaluz lo han expresado con contundencia; para un Guadalquivir vivo es imprescindible su restauración integral, y no un dragado de profundización que acabaría con el río y su riqueza ambiental y económica".

Comentarios