2013 es el año del fracaso de política hidráulica Gobierno de Valcárcel, según UPyD

120
0
120
  • Ramón Luis Valcárcel con Mariano Rajoy

 UPyD destaca de 2013 el "fracaso" de la política hidráulica del Ejecutivo de Ramón Luis Valcárcel, con el Memorándum del Tajo-Segura, "que ha claudicado ante el Gobierno de Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal", vendiendo como éxito "algo que ha supuesto un fracaso estrepitoso para Murcia".

Y es que, ha señalado el concejal de la formación magenta en el Ayuntamiento de Murcia, José Antonio Sotomayor, el famoso Memorándum "no existe" pues "no hemos encontrado nada que se llame tal cual y que sirva de acuerdo pactado y firmado por nadie", lo único a lo que se hace alusión "son unas cuantas disposiciones adicionales que se encuentran en la Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental".

De hecho, la disposición adicional decimoquinta es la que marca las nuevas reglas para la explotación del trasvase Tajo-Segura, y ésta "no tiene ninguna perspectiva buena para la Región" y es que, ha especificado el edil de UPyD, "marca unos niveles a partir de los cuales se puede trasvasar agua y nos pone un umbral de 400 hectómetros cúbicos por debajo del cual no puede haber ningún trasvase".

Un umbral que "el Gobierno de María Dolores de Cospedal ha subido de los 240 a 400 hm3", algo que "no hubieran podido imaginar ni en sus mejores sueños José María Barreda ni José Bono" a lo que se une, según se especifica en el Boletín Oficial de Estado, "que sólo nos mandarían agua en el Nivel 3 en base a las previsiones de la cuenca del Tajo".

Unas previsiones "poco halagüeñas", ha detallado Sotomayor a Europa Press, "pues a partir de los 500 hm3 se tendría que hacer un Real Decreto para que nos pudieran transferir agua al trasvase".

De tal forma, ha lamentado, "hemos pasado de una reserva de 240 a 400 hm3" pero, además, "se nos indica que a partir de los 500 hm3 necesitamos un Real Decreto, no un acuerdo de la Junta de Explotación, para que se nos mande agua".

Además, la disposición final tercera dice que de este volumen mínimo de 400 hm3 "podrá revisarse en un futuro conforme a las variaciones efectivas que experimenten las demandas de la cuenca del Tajo, de forma que se garanticen en todo caso su carácter preferente y se asegure que las transferencias desde cabecera nunca puedan suponer un límite o impedimento para el desarrollo natural de dicha cuenca".

En absoluto este "Memorándum", ha manifestado el concejal de UPyD a Europa Press, "nos da ninguna seguridad jurídica" puesto que "este umbral mínimo de 400 hectómetros cúbicos todavía puede subir conforme vayan aumentando las necesidades del Tajo y las demandas de los planes hidrográficos de la cuenca". Según Sotomayor, "llegará un momento en que no recibamos agua para regar".

600 millones para un hectómetro de abastecimiento

Otro de los grandes fracasos de la política hidráulica de Valcárcel, ha señalado, es la desaladora de Escombreras, "que nos va a costar 600 millones de euros" y donde la propia Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) solo contempla un hectómetro cúbico al año de abastecimiento.

Esto "es una verdadera monstruosidad", ha afirmado, "y el Gobierno de Valcárcel trata de ocultar y convertir estos temas en triunfalismos".

Para esta desalinizadora, ha proseguido, la Consejería de Agricultura y Agua "ha tenido que disponer este año de 13 millones de euros, más del presupuesto que dedica este instituto a la investigación", de hecho, "el Centro de Investigación del Imida ha sufrido una merma en los últimos cuatro años del 30 por ciento de su presupuesto, pasando de 13 a 9 millones de euros".

Por lo que, ha lamentado la política hidráulica del Gobierno regional, "que ha ganado dos elecciones con el tema del agua", pero tras ganar su partido las elecciones "ha claudicado totalmente".

Finalmente, UPyD dice no entender como el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) "ha ido de la mano del Gobierno de Valcárcel en todos estos temas del agua".

"El PP trata de convertir un rotundo fracaso en un éxito, pues si 240 hm3 eran malos, 400 no pueden pasar a buenos". "Es impensable", ha finalizado Sotomayor, que indica que le gustaría ser optimista "pero solo veo mentiras".

Comentarios