Xavier de Pedro: "Con el Plan Hidrológico del Ebro se establece una nueva relación entre agua y energía"

34
0
34
  • Xavier de Pedro, presidente de la Confederación Hidrográfica de Tajo
  • La energía reservada al Estado y los rendimientos que procedan de los aprovechamientos hidroeléctricos revertidos al Estado "se destinarán a la gestión pública del agua"
  •  "Por primera vez se establecen caudales ecológicos de obligado cumplimiento"

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha afirmado que el Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Ebro, aprobado mediante un Real Decreto este viernes por el Consejo de Ministros se basa en el "consenso territorial" y "da soluciones" al "déficit" hídrico.

En la elaboración del Plan han participado 2.758 representantes de 1.205 organizaciones

Ha indicado que dicho plan es "un sinónimo de generación de riqueza" y establece "un modelo de gestión integral del agua para toda la cuenca, en beneficio de todos" para favorecer el desarrollo económico con "una garantía ambiental".

Ha hecho notar que "por primera vez se establecen caudales ecológicos de obligado cumplimiento", incluyendo el caudal mínimo del Delta, añadiendo que el Plan recoge "reservas territoriales de agua" para todas las comunidades autónomas.

Además, ha continuado, "se establece una nueva relación entre agua y energía", de tal forma que la energía reservada al Estado y los rendimientos que procedan de los aprovechamientos hidroeléctricos revertidos al Estado "se destinarán a la gestión pública del agua".

También ha dicho que el nuevo Plan del Ebro satisface las demandas de toda la cuenca del Ebro y da "una respuesta efectiva y planificada para fenómenos extremos de la sequía y las avenidas".

Participación

La CHE ha informado de que en la elaboración han participado 2.758 representantes de 1.205 organizaciones y entidades que representan a todo el entramado social de cada subcuenca. Ha sido consensuado con todas las comunidades autónomas que forman parte de la cuenca y con los usuarios.

Las reservas establecidas son 6.550 hectómetros cúbicos para Aragón, 445,15 para Cataluña, 10 para la Comunidad Valenciana, 32 para Navarra, 75 para La Rioja, uno para Castilla-La Mancha, 40 para Castilla y León, y 21,75 para Álava.

El organismo de cuenca ha expuesto que el valle del Ebro soporta la huella hídrica de sus habitantes junto con la de otros seis millones de habitantes de grandes centros de consumo, como Madrid, Barcelona y Bilbao. El déficit anual estimado es de 900 hectómetros cúbicos por año en el conjunto de la cuenca y, en el caso de la margen derecha, este déficit se considera estructural.

El Plan recoge una inversión anual de 652 millones de euros en el periodo 2010-2015 y la creación de 18.700 empleos. El 70 por ciento de las 919 masas de agua se encuentra en buen estado y el objetivo es alcanzar el 85 por ciento.

Comentarios