El PSPV critica el nuevo borrador del Plan Hidrológico del Júcar

73
0
73
  • Rodríguez Mulero en una imagen de archivo
  • El abastecimiento de Albacete y La Ribera, el acuífero de La Mancha Oriental, la recuperación de La Albufera son los asuntos destacados por Francisco Rodríguez

El secretario de Agricultura y Agua del PSPV-PSOE, Francisco Rodríguez Mulero, ha destacado que el nuevo borrador del Plan Hidrológico del Júcar "constata el menosprecio" del Gobierno de Mariano Rajoy con la Comunitat Valenciana.

De esta manera, ha subrayado que "en todo aquel punto en que se ha tenido que arbitrar o decidir entre las pretensiones de Cospedal o las de Fabra, el Ministerio se ha inclinado en todas por atender las de Castilla-La Mancha".

Así, ha destacado que estas decisiones suponen, por ejemplo, que "el abastecimiento a Albacete se verá libre de cumplir con las estipulaciones del Convenio de Alarcón, obligaciones que si tendrán que soportar los ciudadanos de Valencia, Sagunt o La Ribera".

Rodríguez Mulero ha apuntado en un comunicado que "esto supone un nuevo agravio comparativo para los valencianos, que verán como Rajoy obliga al pago por el agua que reciben por debajo de la curva de reserva mientras que a Albacete, ese pago le será costeado por el Estado".

A esto cabe añadir, tal como ha remarcado el socialista, "un asunto tan delicado como es la determinación de medidas para la recuperación del acuífero de La Mancha Oriental, que es postergado hasta un horizonte tan lejano como el año 2027 y, de hecho, se aumenta desde los 65 hasta los 100 hectómetros cúbicos al año la reserva de recursos superficiales para consolidación de regadíos y para posible desarrollo de nuevos regadíos en la zona".

Por todo ello, ha subrayado que "Cospedal puede darse por satisfecha ya que Castilla-La Mancha ha conseguido aumentar sus asignaciones en todas las cuencas". Por el contrario, ha destacado que en la Comunitat Valenciana, y "ante la desidia e incompetencia de Fabra, vemos como, una vez más, somos dejados de lado por el Gobierno de Rajoy".

Asimismo, ha hecho hincapié en que, "como ya pasó el verano pasado, y con la actual sequía, tan solo las obras programadas y puestas en marcha mediante el Programa Agua de Zapatero van a hacer posible evitar la carestía de agua".

Del mismo modo, ha destacado que este plan "tampoco prevé la dedicación de caudales suficientes para la recuperación de La Albufera, ni completa el insuficiente paquete presupuestario para la realización de infraestructuras en ahorro de agua, modernización de regadío o las imprescindibles obras de defensa contra avenidas en La Ribera".

Así, Rodríguez Mulero ha apuntado que, como colofón a este menosprecio, en el borrador del Plan remitido el miércoles ya no se incluía ninguna referencia a que la asignación de diez hectómetros cúbicos de recursos superficiales del Júcar para abastecimiento de La Ribera debiera ser realizado con recursos provenientes de recursos liberados anteriormente destinados a regadíos, con la consiguiente asunción de costes por los usuarios beneficiados.

Ante las "numerosísimas" alegaciones recibidas contra esta solución, el Ministerio había optado por conceder una asignación directa para La Ribera. Con esta decisión, "el Ministerio rompía con la propuesta impulsada por la Generalitat y deshacía el nefasto montaje que encabezaba el director General del Agua, José Alberto Comos", que supone "una muestra más de que la Generalitat va sin rumbo ni dirección en las políticas del agua, como en todo".

"Media salida a este embrollo"

Por otro lado, ha apuntado que "no ha sido hasta el propio Consejo, donde mediante una variación de última hora, se ha intentado dar una media salida a este embrollo". Así, "y aun que parece mentira, fruto de esa negociación de última hora, el PP traiciona a los ciudadanos de La Ribera que vuelven a quedarse sin concesión propia del río", mientras ha apuntado que se ha tratado de un "consejo fallido, con total ausencia de consenso, donde los regantes se han abstenido y ha habido una parte importante de votos en contra y particulares, todo por la tremenda chapuza en que se ha convertido la convocatoria del mismo".

De hecho, Rodríguez Mulero ha hecho hincapié en que "esto demuestra la falta de seriedad que existe en la gestión del agua, tanto por parte de la Generalitat como del Ministerio, encarnado en la presidenta de la CHJ, Mª Ángeles Ureña, una valenciana de La Ribera que no ejerce como tal".

El dirigente socialista se ha mostrado satisfecho de la actuación realizada por el PSPV-PSOE y otros colectivos sociales y políticos. "La pretensión del PSPV es que La Ribera disponga de una concesión íntegra, no parcial, de recursos superficiales y que se olvide totalmente la peregrina idea de mezclar las aguas subterráneas contaminadas con las superficiales", ha apuntado.

"Postura contraria al borrador"

Por todo ello, ha proseguido Rodríguez Mulero, "nuestra postura sigue siendo contraria al borrador actual del Plan, ya que, con leves excepciones, las alegaciones que presentamos siguen sin obtener respuesta del Ministerio".

Finalmente, ha concluido que "lo que Fabra debe hacer es dejar de decir que esta al lado de los regantes y de los valencianos y actuar demostrando con hechos que lo está de verdad, porque ahora no es posible confiar en él".

Así, ha asegurado que "no es solo incompetencia, es también desidia y negligencia, porque donde este Consell pisa no vuelve a crecer la hierba", al tiempo que ha asegurado que "toda actuación del Consell en materia de agua está trufada de actuaciones chapuceras, pensando más en huir de su responsabilidad, en escurrir el bulto que en asumir las propias competencias y tomar decisiones realmente desde una postura valenciana, en lugar de buscar enfrentar unos territorios con otros".

Comentarios