Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
RENOLIT ALKORPLAN
Baseform
ISMedioambiente
Red Control
Kamstrup
FENACORE
ESAMUR
TRANSWATER
Barmatec
Smagua
Molecor
Arup
ONGAWA
AGENDA 21500
EMALSA
Hidroglobal
Global Omnium
HRS Heat Exchangers
Minsait
Sacyr Agua
ACCIONA
Almar Water Solutions
TFS Grupo Amper
MOLEAER
Amiblu
Fundación CONAMA
TEDAGUA
Cajamar Innova
ICEX España Exportación e Inversiones
Asociación de Ciencias Ambientales
Lama Sistemas de Filtrado
Prefabricados Delta
SDG Group
Consorcio de Aguas de Asturias
AECID
Schneider Electric
Confederación Hidrográfica del Segura
Grupo Mejoras
FLOVAC
Hach
DATAKORUM
Autodesk Water
Likitech
Fundación Botín
AGS Water Solutions
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
ADASA
Catalan Water Partnership
Filtralite
Vector Energy
KISTERS
Gestagua
Hidroconta
AMPHOS 21
TecnoConverting
Terranova
GS Inima Environment
EPG Salinas
Agencia Vasca del Agua
MonoM by Grupo Álava
SCRATS
Siemens
Esri
IRTA
Idrica
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Sivortex Sistemes Integrals
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Aganova
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
Ingeteam
IAPsolutions
LACROIX
Xylem Water Solutions España
LABFERRER
J. Huesa Water Technology
Fundación Biodiversidad
Saint Gobain PAM
NTT DATA
Rädlinger primus line GmbH
s::can Iberia Sistemas de Medición
Aqualia
ADECAGUA
CAF
ANFAGUA

Se encuentra usted aquí

Los regantes del Ebro defienden el plan de cuenca ante las alegaciones de Cataluña

La Federación de Regantes de la Cuenca de Ebro ha tachado de demagogia y frivolidad las críticas de la Generalitat al Plan Hidrológico al pretender "discriminar dentro del valle del Ebro -donde está probado el alto valor añadido de la producción agraria- qué hectáreas son prioritarias y cuáles no en función de un criterio meramente territorial".

En un comunicado, la federación ha estimado que la Generalitat quiere ofrecer una imagen distorsionada del plan, que "esconde intenciones que posiblemente nada tengan que ver con el propio plan y quedan por sí mismas descalificadas por su marcado talante antidemocrático".

La federación ha estimado que la Generalitat quiere ofrecer una imagen distorsionada del plan

Según el colectivo, "mientras otros territorios apuestan por la modernización de regadíos y reservan para la vigencia del plan desarrollos de nuevos regadíos de pequeño tamaño, Cataluña presenta la creación de 154.163 nuevas hectáreas" y pide "duplicar el caudal ecológico del Delta del Ebro".

De esta forma, "la suma de las pretensiones sobre el agua del Ebro de la Generalitat deja lugar a pocas dudas y en una situación precaria las restantes comunidades autónomas del Ebro".

Además, "la acusación de falta de consulta a Cataluña sobre el plan revela una acusada miopía con respecto al proceso participativo por el que se ha llevado a cabo la concertación" del mismo.

Para la federación, se han llevado a cabo múltiples reuniones con distintos agentes implicados -de ecologistas a universidades pasando por abastecimientos, regadío y una larga lista-, y Cataluña contó en la tramitación con "un proceso de participación propio en el que 613 personas -particulares, Administración, investigación y sectores productivos- presentaron 330 propuestas, de las cuales tan sólo 15 no fueron aceptadas".

Fijación por todas las CCAA

"Si la Generalitat persiste en su empeño de salir de los cauces legalmente estipulados para la aprobación del plan, será necesario recordarle que la fijación de los caudales ambientales debe realizarse con la participación de todas las comunidades autónomas y de todos los usuarios", han sostenido.

Así, han destacado que a todos les afecta el caudal, "sin perjuicio de las disposiciones legales con respecto al Plan Integral de Protección del Delta, las cuales en todo caso no tienen capacidad propia para modificar el Plan Hidrológico de la demarcación del Ebro".

Por tanto, han señalado el Consejo del Agua de la demarcación del Ebro como el lugar y los actores que dirimirán "cualquier modificación de caudales ecológicos, siendo el resto de situaciones anómalas en sí mismas".

Caudales garantizados

La federación de regantes ha recordado que los caudales ecológicos asignados al Delta del Ebro están garantizados, con una aportación anual de entre el 23 y el 30% de la aportación en régimen natural, "cantidad muy superior a la del resto de ríos mediterráneos de España y que resultan factibles gracias a la existencia de un embalse ubicado fuera de Catalunya, el embalse de Mequinenza y, en mucha menor medida, por los caudales aportados por el conjunto Cinca-Segre".

Además, este caudal ecológico "podrá modificarse en función del estado ecológico, pero siempre bajo el principio de unidad de cuenca y con informe favorable del Conejo del Agua de la Demarcación".

En este punto, la federación ha explicado que la explotación de Mequinenza es clave para asegurar los caudales ambientales del Delta y garantizar la protección frente a avenidas, y ha comentado que la Comisión de Desembalse de Mequinenza está compuesta por usuarios del agua del tramo bajo del Ebro, en su totalidad pertenecientes a la Comunidad Autónoma de Cataluña.

Los caudales ecológicos del Delta del Ebro están garantizados, con una aportación anual de entre el 23 y el 30% de la aportación en régimen natural

En el seno de dicha Comisión de Desembalse, "se adoptó la decisión, en 2012, de rebajar el caudal desembalsado porque no se podía garantizar el caudal ecológico de 100 metros cúbicos por segundo en el tramo bajo del Ebro y la satisfacción de las demandas de los regadíos existentes, entre ellos, los caudales de la margen Derecha e Izquierda del Ebro".

Al respecto, la federación ha precisado que unos caudales ecológicos como los propuestos por la Generalitat generarían "una gestión rígida del embalse de Mequinenza" y supondría "la falta de sentido de la Comisión de Desembalse ya que la única función sería la de gestionar unos caudales ecológicos obligatorios".

Cuestionan el actual modelo

La federación ha relatado que, "en años secos, Cataluña detrae más agua que los caudales aportados por el Ebro" y "la ruptura del principio de unidad de cuenca y la solidaridad entre territorios implícita en la misma traería consigo cuestionamientos al actual modelo de gestión, tanto de las avenidas como de las sequías".

Así, "después de lo escuchado estos días, qué territorio estaría dispuesto a ceder de lo suyo para asegurar las mínimas demandas en Cataluña".

La Federación de Regantes ha sostenido que en la gestión del agua "no existen fronteras, existen las demarcaciones", un sistema con larga tradición en la cultura del agua española y adoptado como criterio por la UE que "no entiende de afanes políticos", sino de la unidad del recurso y de la necesaria unidad de gestión.

Por ello, como entidad representativa del los usuarios regantes de la cuenca del Ebro han reiterado su defensa del Plan Hidrológico de la demarcación del Ebro aprobado el pasado 28 de febrero.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda