CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA, CUP y ONGs ecologistas marchan hoy contra el Plan del Ebro

38
0
38
  • Río Ebro a su paso por el Miravet (Tarragona)
  • La manifestación partirá a las 11.30 horas de Sant Jaume d'Enveja y llegará a la plaza del Ayuntamiento de Deltebre.

Entidades ecologistas y la mayoría de los partidos políticos catalanes --CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y CUP-- marcharán este domingo para reclamar al Gobierno que establezca unos caudales suficientes que eviten la "muerte" del Delta Ebro, respondiendo así al llamamiento de la Plataforma en Defensa del Ebro (PDE).

"Si no llueve será espectacular, y si llueve será potente"

El portavoz de la entidad Manolo Tomàs ha explicado a Europa Press que prevé una "manifestación muy potente", que partirá a las 11.30 horas del municipio de Sant Jaume d'Enveja y recorrerá 2,5 kilómetros a través del puente Lo Passador sobre el río hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento de Deltebre.

"Si no llueve será espectacular, y si llueve será potente", ha resumido Tomàs, sobre la primera de las manifestaciones masivas que la plataforma ha preparado para mostrar el rechazo al plan de cuenca aprobado por el Gobierno, y que tanto la plataforma como el Govern han avanzado que denunciarán ante Bruselas por considerar que vulnera directivas europeas.

Una cabecera con el lema 'El Ebro sin caudales es la muerte del Delta' abrirá la marcha, que contará con otra pancarta con el mensaje 'Bancos de agua = trasvase' y una tercera "institucional" en la que se situarán los partidos con la inscripción 'Por Catalunya, salvemos el Delta', una manifestación que también cuenta con el apoyo de entidades ecologistas, la independentista Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural.

Por parte de CiU está prevista la asistencia del secretario de Organización de CDC, Josep Rull, y el vicesecretario general de UDC, Toni Font; así como la asistencia de los líderes de ERC, Oriol Junqueras; del PSC, Pere Navarro; de ICV-EUiA, Joan Herrera, y de la CUP, David Fernàndez, unas nutridas comitivas que incluyen a los candidatos a las europeas y que dejan, por tanto, a PP y C's como los únicos partidos con representación parlamentaria que no acudirán.

La plataforma, que adquirió una gran relevancia al oponerse al Plan Hidrológico Nacional (PHN) del Gobierno de José María Aznar, distribuirá a lo largo de la marcha a una decena de grupos de música para amenizar el paseo, y contará con la lectura de un manifiesto en Deltebre y un "acto sorpresa" que Tomàs no ha querido desvelar.

Dos años de protestas

El portavoz ha puntualizado que la manifestación quiere ser un "toque de atención al Gobierno para advertirle de que las protestas acaban de comenzar" y no pararán hasta lograr la anulación del plan de cuenca, un proceso que durará al menos dos años, el tiempo que tardará el Ministerio que dirige Miguel Arias Cañete en aprobar el Pacto Nacional del Agua y el Plan Hidrológico Nacional, ha vaticinado Tompas.

La plataforma ha asegurado que está preparada y organizada para mantener la movilización en el tiempo, y ha avanzado que la queja y la denuncia ante la UE la presentarán "en las próximas semanas", unas reclamaciones que serán diferentes a las del Govern, pese a que colaborarán con él.

Govern y PDE reclaman un caudal en el tramo final del río de 7.160 hectómetros cúbicos anuales, frente a los 3.220 que constan en el Plan, y critican que el consumo del agua presente en la cuenca pasará del 55% al 70% con la puesta en marcha de 445.000 nuevas hectáreas de regadío y la construcción de casi 40 nuevos embalses.

El plan fue aprobado con 72 votos a favor y 9 en contra por el Consejo del Agua, si bien las asociaciones de regantes catalanas han dado su visto bueno.

El Gobierno se ha mostrado abierto al diálogo, en una serie de intervenciones en las que ha destacado que el Ebro cuenta por primera vez con un caudal mínimo y que éste es ahora un 10% superior al que se diseñó en el plan de 2000 --que en aquel momento sí contó con el aval de CiU--.

El Govern, por su parte, considera que la conservación el Delta es compatible con los regadíos que ya estaban planificados en Catalunya desde hace tres años, muchos de ellos vinculados al canal Segarra Garrigues, y ha considerado que, en todo caso, son los regadíos aguas arriba los que contemplan reservas de agua excesivas, si bien añade que la defensa del caudal ecológico "no debería ser motivo de enfrentamiento entre comunidades autónomas".

Comentarios