El Parlament de Cataluña rechaza el Plan Hidrológico del Ebro

97
0
97
  • Delta del Ebro (Wikipedia).

El Parlament de Cataluña ha rechazado este viernes el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro (PHCE) que el pasado 28 de febrero aprobó el Consejo de Ministros, con el voto de CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y CUP, mientras que PP y C's lo han apoyado.

La moción considera que este plan es perjudicial desde un punto de vista medioambiental, pone en peligro el Delta del Ebro al no garantizarse el caudal mínimo del río y los sedimentos necesarios para evitar su salinización, y además vulnera las normativas comunitarias.

La moción la ha promovido ICV-EUiA y según su diputada Hortènsia Grau, es necesario que en Cataluña haya "un acuerdo de país para preservar" el caudal mínimo del río Ebro para garantizar la supervivencia del delta.

"La reducción del caudal incrementará las problemáticas y contradice con la misión de las administraciones públicas de mejorar el estado de conservación de los hábitats naturales", ha opinado el diputado de ERC Lluís Salvadó.

Según el diputado de la CUP Quim Arrufat, el PHCE pone de manifiesto que el Estado sigue actuando a nivel hídrico "con políticas franquistas", mientras que la parlamentaria de CiU Meritxell Roigé ha vuelto a reivindicar la interconexión de la red de aguas catalana con el río Ródano (Francia), ya que en la actualidad no está garantizado el suministro en el caso de una fuerte sequía.

El socialista Jordi Terrades ha pedido a la Generalitat que "participe activamente" en la revisión del PHCE, que deberá aprobarse en el año 2015, y que allí se definan los caudales mínimos que a juicio de los expertos, debe tener el río para garantizar la calidad del agua y la protección efectiva del delta.

Matías Alonso (C's) ha instado a los partidos políticos "a no utilizar el agua como una arma política, por ser un bien primordial" y Rafael Luna (PP) ha asegurado que su partido está dispuesto a debatir sobre caudales.

El diputado popular ha añadido que lo que ha hecho el Gobierno central ha sido continuar con el trabajo que se inició en la etapa del PSOE: "No hemos tocado nada", por lo que ha lamentado la actitud de los socialistas.

Comentarios