El plan del Júcar no cubre las necesidades de los regantes valencianos, según AVA-Asaja

30
0
30

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) considera "decepcionante" el contenido del Plan de Cuenca del Júcar aprobado recientemente por el Gobierno, puesto que las medidas contempladas en el mismo "no cubren las necesidades de los regantes valencianos y, además, el texto legislativo deja en el aire demasiadas incógnitas de futuro por despejar".

Tras un analizar el plan, esta organización agraria entiende que la estimación del déficit hídrico -fijado por el Ejecutivo en 245 hectómetros cúbicos al año- "se queda corta, ya que los cálculos de las entidades de regantes y del propio sector agrario siempre han establecido ese déficit en 350 hectómetros cúbicos.

"Por tanto, si el punto de partida en un aspecto tan fundamental para lograr un equilibrio en los recursos hídricos es erróneo, difícilmente se van a poder cubrir las expectativas y necesidades que tiene el sector", argumenta el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, en un comunicado.

Los servicios jurídicos de AVA-ASAJA están analizando la posibilidad de denunciar en Bruselas los aspectos discriminatorios que contiene este plan de cuenca

En segundo lugar, la entidad lamenta "profundamente que en esta iniciativa no se ofrezca una respuesta, siquiera mínimamente satisfactoria, a las acuciantes carencias de agua que arrastran los agricultores de la comarca de la Hoya de Buñol, debido a que el plan no prevé la aportación de aguas superficiales, sino que se limita a hablar de la utilización de acuíferos en buen estado".

"Al límite de recursos por la sequía"

Aguado recuerda que términos municipales como los de Cheste, Godelleta o Chiva "se encuentran muy castigados por la sequía y muchos de los pozos están al límite de sus recursos. Así, que no es de recibo que ante una situación ciertamente crítica no se arbitre ninguna solución clara y urgente y tan sólo se aborde el problema en un simple anexo del texto aludiendo a medidas de muy difícil realización, cuando para otras zonas sí se establecen medidas muy precisas y concretas".

Efectivamente, ése el caso de los trasvases que se recogen en el artículo 28 del Plan de Cuenca del Júcar para la zona del Vinalopó-Alacantí y la Marina Baixa, áreas a las que se asigna una aportación anual de 80 hectómetros cúbicos, de los cuales, al menos 12 de ellos, procederán de los recursos superficiales no asignados y generados en afluentes del río Júcar aguas abajo de Tous.

Con esa afirmación contenida en el texto legislativo "se abre la puerta a esa segunda toma de agua que se viene reclamando desde el Vinalopó y a la que los regantes y los agricultores de Valencia se oponen de manera tajante al entender que tal opción resulta del todo inviable porque en ese tramo del río no hay recursos suficientes. "El plan, por tanto, -lamenta el presidente de AVA-ASAJA- vendría a reabrir viejas polémicas que a nada bueno conducen, puesto que no se puede repartir un agua virtual, un agua que, sencillamente, no existe".

Otro aspecto que genera "enorme inquietud" para AVA es el hecho de que no se contemplen aportes adicionales para el pantano de Forata procedentes del propio sistema del Júcar. Y es que el mencionado embalse se encuentra prácticamente vacío y si no dispone de nuevos recursos las opciones de riego para una amplia zona que incluye localidades como Llombai, Catadau, Alfarp, Montroi, Turis, Monserrat, Real o Macastre pueden verse estranguladas.

En la misma línea, la organización sostiene que "el plan tampoco ofrece ninguna respuesta a los problemas de falta de agua que arrastran otras comarcas valencianas como Utiel-Requena o la Vall d'Albaida, ni satisface en absoluto las necesidades de dotación de agua que tiene planteadas el parque natural de la Albufera".

"Resulta inaudito -destaca Aguado- que desde el sistema del Júcar se trasvasen aguas al Vinalopó-Alacantí y no se atiendan las necesidades del propio sistema ni se prevean las aportaciones necesarias que se puedan establecer en el Plan Hidrológico Nacional para cubrir todas las carencias de la cuenca".

"Los servicios jurídicos de AVA-ASAJA están analizando la posibilidad de denunciar en Bruselas, tanto a nivel político como incluso jurídico, los aspectos discriminatorios que contiene este plan de cuenca", ha finalizado.

Comentarios