Fallecen diez personas por un brote de legionella en Portugal

124
0
124
  • Las autoridades han localizado el foco Vila Franca de Xira (imagen: Wikipedia/CC)

Un brote de legionella ha acabado con la vida de diez personas en Portugal desde que se detectaron los primeros casos hace dos semanas. Los otros 38 infectados continúan en estado grave, pero el actual riesgo de contagio es cero, según ha informado este viernes el ministro de Sanidad luso, Paulo Macedo.

La OMS ha declarado el brote como"emergencia de salud pública".

Las autoridades han localizado la zona de origen de la bacteria, Vila Franca de Xira, en el norte de Lisboa. Muchos de los 336 infectados viven cerca de esa zona. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado el brote como una "emergencia de salud pública".

Macedo ha dicho en un comunicado que los análisis confirman que la bacteria hallada en las torres de enfriamiento de Vila Franca de Xira es la misma que la obtenida de los pacientes.

Las autoridades han cerrado todas las torres de enfriamiento para tener el brote bajo control. "El riesgo de contagio es prácticamente cero", ha dicho Macedo. "Las condiciones necesarias para que el brote se desarrolle no se van a dar más por ahora", ha afirmado.

La Fiscalía investigará un posible incumplimiento de las normas medioambientales por parte de la central Adubos de Portugal, una filial de la empresa española Fertiberia. La bacteria fue detectada en una de las torres de enfriamiento de Adubos. Se han descartado el servicio público de agua, otras estructuras comerciales y sistemas de aire acondicionado como posibles orígenes de la bacteria.

La enfermedad se contrae por inhalación de aire contaminado por la bacteria, que puede crecer en torres de enfriamiento, duchas, spas, bañeras de hidromasaje y otras fuentes de agua. No se transmite directamente por contagio.

La población más vulnerable son las personas mayores y aquellas de salud más débil. El Ministerio ha informado de que la tasa de mortalidad, del tres por ciento, es baja.

Se trata del segundo brote de legionella desde el último que se originó en 2001 en España, en el que hubo 450 contagios y seis personas murieron.

Comentarios