"Un servicio municipal bien llevado puede ser igual de rentable que uno privado"

514
0

Un contenido de:

Sobre la Entidad

PSOE
Partido Socialista Obrero Español

Publicado en:

iAgua Magazine Nº 7
514

Nacida en Plasencia (Cáceres) en 1972, casada y con tres hijos, Pilar Lucio es Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología y Máster en Consultoría Estratégica de las Organizaciones. Ha sido Consejera de Igualdad y Empleo en la Junta de Extremadura y ahora afronta el reto de encabezar la Secretaría de Cambio Climático y Sostenibilidad. Su mirada transmite carácter y decisión, su tono es cercano; pero firme.

Pregunta - Pilar, ¿cuáles son vuestras líneas prioritarias en materia del agua?

Nosotros nos fundamentamos en tres hechos: la afirmación de que el agua es un recurso indispensable para la vida del Planeta que, por lo tanto, tenemos que proteger; la convicción de que el agua es un bien público y debe ser tratado tal; y, en tercer lugar, la defensa del acceso al agua como un Derecho, reconocido por la ONU, que debemos garantizar.

"La realidad es: o tienes agua a un precio más caro o no tienes agua. De esas dos opciones ¿Cuál eliges? Yo elegiría siempre tener agua"

Este planteamiento viene presidido por la lucha contra el cambio climático, en este sentido, hay que procurar el ahorro y la eficiencia en el gasto y el consumo de agua, porque España es un país especialmente vulnerable por las consecuencias del cambio climático, tendremos menos precipitaciones y más irregulares, algo muy a considerar desde el punto de vista de la gestión.

P. - ¿Lo urgente dentro de lo importante?

Lo urgente sería abordar nuestro compromiso: un acuerdo social por el agua, y cuando digo acuerdo social, digo social no digo acuerdo político, porque todo lo que tiene que ver con la gestión del agua, así lo indica la Directiva Europea, y nosotros estamos convencidos de ello, tiene que formar parte de un proceso de participación social, un proceso transparente en el que realmente haya acuerdos sobre cómo vamos a gestionar este recurso escaso y esencial.

P. - ¿Cuáles son las claves para alcanzar un Plan Hidrológico Nacional definitivo?

Primero ponerse a ello, pero de manera seria y rigurosa, hay que fijarse plazos. Poner en marcha un proceso transparente y participativo real, escuchar y asumir todo lo que tienen que decir todas las partes que participa en los planes hidrológicos.

P. - Hablemos de las desaladoras. ¿Son una gran solución o son una buena opción?

Han demostrado ser una buena solución para una zona de España que necesitaba tener agua potable. De hecho, desde que están las desaladoras en funcionamiento no ha vuelto a haber un corte de suministro en verano por falta de agua. Son una solución que tienen que ir mejorando con el tiempo, tienen que ser más eficientes energéticamente, hay mucha tecnología que lo permite. En su momento fue una decisión muy controvertida; pero cuando ha pasado el tiempo, se ha visto que era la mejor solución que había en ese momento.

P. - ¿A qué precio tienes ese agua?

“Nos parecería interesante la creación de una agencia del agua estatal que sirviera para recomendar directrices generales, no vinculantes, pero orientativas, que contribuyeran a una mejor gestión”

La realidad es: o tienes agua a un precio más caro o no tienes agua. Entonces, de esas dos opciones ¿Cuál eliges? Yo elegiría siempre tener agua.

Y nos vamos ahora a soluciones de tratamiento del agua para los municipios de menos de 2 mil habitantes, que como sabes tenemos ahí un problema. ¿Qué solución plantea?

Negociar con Bruselas, porque nuestra dispersión territorial, nuestra geografía y nuestra demografía condicionan está prioridad, la hacen más compleja que en otros países miembros de la Unión Europea, y esto lo tienen que tener en cuenta en Bruselas.

P. - ¿La gestión privada del agua es una oportunidad para mejorar el servicio?

Para mejorar el servicio no tiene por qué recurrirse a la gestión privada necesariamente, hay iniciativas privadas que lo están haciendo muy bien, pero también hay otras que lo están haciendo mal. Nosotros consideramos que la titularidad tiene que ser municipal y que, seguramente, un servicio municipal bien llevado puede ser igual de rentable que uno privado. Nosotros tendemos a mantener la gestión preferentemente municipal y solo en determinados casos podrían concesionarse a la iniciativa privada en términos regulados. Los sistemas que actualmente están privatizados requerirán una auditoría de gestión de cara a establecer un diagnóstico de la situación y del estricto cumplimiento de la normativa existente a la fecha y del propio contrato de concesión.

Como una parte más de la gestión del agua, somos partidarios de establecer nuevos compromisos de transparencia y control público de los sistemas y costes de gestión. La gestión debe basarse en el principio de eficiencia y siempre bajo las bases de la Directiva Marco del Agua en los ámbitos ambientales, económicos, infraestructurales y de participación pública.

P. - Dispersión competencial en materia de agua, ¿lo visualizas como un problema o no necesariamente?

Este aspecto tiene que ver mucho con la diversidad de circunstancias que de cada territorio, tanto en el suministro de agua como en la gestión que decide realizar. Pero si nos parecería interesante la creación de una agencia del agua estatal que sirviera para recomendar directrices generales, no vinculantes, pero orientativas, que contribuyeran a una mejor gestión en favor del ciudadano y a promover que cualquier canon sobre el agua vaya a revertir sobre el agua de nuevo.

P. - ¿Deberían revisarse las tarifas para recuperar la totalidad de los costes del servicio?

Se debe aplicar un sistema tarifario justo, equitativo, transparente y suficiente para garantizar el acceso a servicios de alta calidad, independientemente de los recursos de la ciudadanía.

P. - ¿Les parece bien que los ayuntamientos carguen en la factura del agua otros conceptos que no estén vinculados al agua? Es decir, que se utilice la factura del agua para otros menesteres municipales.

Las tarifas debe reflejar el coste real, pero respetando los principios de equidad y transparencia, y destinarse solo y exclusivamente a sufragar los costes de dichos servicios y no asumir la repercusión en el recibo del agua de cánones concesionales que no han sido destinados a infraestructuras hidráulicas sino a otras necesidades financieras del municipio.

P. - Infraestructuras, para cambiar un poco de tema. ¿Cuáles son las infraestructuras prioritarias en un futuro inmediato? Es decir, que pensamos que en materia de agua a nivel de infraestructuras sería lo más urgente.

“No estamos a favor del fracking ya no solo por lo que pueda ocurrir, sino que no lo necesitamos”

En infraestructuras hemos hecho mucho de lo que teníamos que hacer, incluso, en algunos casos, hemos sobredimensionado. Será prioritario el mantenimiento y la mejora de todo lo que tenemos, será importante acometer la modernización de regadíos y esencial mantener el caudal natural de los ríos y la biodiversidad sus alrededores.

P. - El fracking ¿es una amenaza real para las aguas subterráneas?

Hay estudios científicos para todos los gustos, unos dicen que no, otros dicen que sí, otros dicen que el riesgo es alto, otros dicen que el riesgo es inexistente… en fin, lo que nosotros tenemos claro es que no queremos correr riesgos de ningún tipo, ni alto, ni bajo, ni medio. No estamos a favor del fracking ya no solo por lo que pueda ocurrir, sino que no lo necesitamos, porque estamos en frente a un modelo energético, donde la tecnología será renovable, queremos avanzar por este camino.

P. - Finalmente, valoración de la gestión del gobierno durante esta legislatura que ya se agota…

En materia ambiental, en materia de protección de los recursos naturales, desde luego, un cero absoluto. Han tocado todas las leyes ambientales y todas las han cambiado con un mismo objetivo: reducir las exigencias que teníamos. La Ley de costas, la Ley de evaluación ambiental, la Ley de residuos, la Ley de montes… todas tienen dos cosas en común: rebajar las exigencias de protección y procurar el beneficio de unos pocos frente a la mayoría.

Comentarios