Connecting Waterpeople
Contenido premium

Rehabilitación sin zanja de tuberías y reducción de CO2: La combinación perfecta

Inserción de la tubería flexible Primus Line.
Inserción de la tubería flexible Primus Line.
Descargar artículo en PDF
Iniciar sesión

La reducción de gases de efecto invernadero, incluidas las emisiones de dióxido de carbono, es cada vez más relevante para nuestro planeta, y es algo que hoy en día todo mundo tiene presente gracias a diferentes movimientos y políticas. En el sector de la construcción, es posible lograr reducciones importantes de estas emisiones y especialmente en la renovación de tuberías a presión. El socio instalador de Primus Line en España, SinzaTEC, realizó un estudio de la huella de carbono para tecnologías sin zanja con el objetivo de determinar la reducción de emisiones en un proyecto cerca de Madrid.

Los constantes fallos en una tubería de agua potable DN 400 de fibrocemento, obligaron a los gestores de la red a llevar a cabo un proyecto para rehabilitarla. Dicha tubería abastece de agua a varios pueblos de la sierra madrileña cercanos al Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, donde el suministro de agua para sus residentes ya se había interrumpido de manera temporal en alguna ocasión, provocando la consecuente afección a los ciudadanos de esas poblaciones. Por este motivo, se propuso la renovación de un primer tramo de 700 m de los 3,4 km totales de tubería.

Publicado en iAgua Magazine 36 - Octubre 2021
iAgua Magazine 36

Debido al paisaje rocoso y la geología del terreno, una renovación con apertura de zanja (método tradicional) habría sido muy difícil y costosa. Además, el tiempo estimado para llevar a cabo la obra habría sido mucho más largo. Esto habría provocado un mayor riesgo de interrupciones en el suministro de agua. Por lo tanto, se decidió rehabilitar la tubería con el sistema Primus Line®. A diferencia de la excavación de zanjas tradicional, que consiste en abrir zanja, transportar el material extraído a un vertedero y rellenarla con material nuevo, el sistema Primus Line® consiste en instalar una tubería flexible, con refuerzo interno de fibra de aramida para trabajo en alta presión, por el interior de una tubería existente.

A pesar de estas ventajas, hoy en día menos del 5% de los proyectos de rehabilitación en España se realizan con tecnologías sin zanja

Este tipo de tubería permite su instalación a través de múltiples codos y hasta 2.500 metros en un solo tramo, además de una mínima interrupción del suministro, ya que la instalación de la tubería una vez que está acondicionada para ello, es de hasta diez metros por minuto. A su vez, requiere la eliminación de menos material que la excavación de zanjas convencional, con la consiguiente reducción en el consumo de combustible diésel y las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas. Por tanto, las emisiones de gases de efecto invernadero tienen el potencial de reducirse significativamente mediante el uso de tecnologías sin zanja frente al método tradicional con apertura de zanja.

  • El sistema Primus Line® consiste en instalar una tubería flexible, con refuerzo interno por el interior de una tubería existente
    El sistema Primus Line® consiste en instalar una tubería flexible, con refuerzo interno por el interior de una tubería existente

Con el objetivo de determinar la cantidad de emisiones de efecto invernadero, SinzaTEC comparó la renovación de la tubería sin zanja usando el sistema Primus Line®, con el método convencional de renovación con apertura de zanja. Para llevar a cabo este estudio, se calcula los volúmenes totales de excavación para escenarios a cielo abierto y con tecnología sin zanja, utilizando las dimensiones proporcionadas por la propiedad, y luego se calcula el uso de combustible por el transporte de material hasta el vertedero. Esto constituye la base para determinar la reducción de gases de efecto invernadero en toneladas de dióxido de carbono equivalente (tCO2e).

Para realizar este cálculo, es necesario tener en cuenta varios factores fundamentales:

  • El tipo de suelo.
  • Las condiciones del suelo.
  • Diámetro y longitud de la tubería.
  • El número de acometidas / tomas intermedias.
  • Profundidad de colocación de la tubería al inicio y al final.
  • Porcentaje de material excavado reutilizado.
  • Capacidad del camión.
  • Distancia del sitio del proyecto al sitio de descarga/vertedero.
  • Número de pozos de registro.
  • Número de pozos/catas de entrada, pozos/catas de salida/tiro.
  • Número tramos de renovación.
  • Dimensiones de pozos de registro, conexiones laterales y catas de entrada/salida.
  • Ancho de la zanja superior e inferior.
  • Rendimientos (en metros por jornada de ocho horas).
  • Entradas predeterminadas de los valores de rendimientos (metro/hora).
  • Maquinaria utilizada para el proyecto.

El uso de combustible de la maquinaria y sus emisiones se calcula utilizando los datos de rendimientos de proyecto establecidos para el tipo de suelo del proyecto y las condiciones del terreno para determinar el tiempo de funcionamiento del equipo a cielo abierto y la excavación de proyectos sin zanja. En el estudio también se calculó el rendimiento de la maquinaria utilizada en el sistema Primus Line® para determinar el tiempo de funcionamiento (con la estimación consiguiente de sus emisiones).

Con estas premisas, se llevaron a cabo todos los cálculos necesarios para el estudio y los resultados fueron realmente sorprendentes:

El análisis mostró una reducción de aproximadamente el 86% en las emisiones de carbono. Esto se debe principalmente al menor número de viajes de camión portando material requerido (99% menos), y también al menor uso de excavadoras para hacer zanjas y pozos de construcción.

Al mismo tiempo, este hecho conlleva un importante ahorro en el consumo de combustible (87% menos), ya que el uso de maquinaria y equipos de construcción se reduce al mínimo.

Dado que la reducción de GEI recibe cada vez más atención, las tecnologías sin zanja jugarán un papel más importante en el futuro

A pesar de estas ventajas, hoy en día menos del 5% de los proyectos de rehabilitación en España se realizan con tecnologías sin zanja. Sin embargo, dado que la reducción de gases de efecto invernadero recibe cada vez más atención, las tecnologías sin zanja ciertamente jugarán un papel más importante en el futuro, ya que las políticas actuales relacionadas con el mantenimiento del medio ambiente de las ciudades y su entorno exigen que se tomen medidas en todos los sectores para disminuir la contaminación por CO2, reducir la generación de residuos y eliminar la afección de las actuaciones de obras y servicios en la vida diaria de los ciudadanos. Los métodos de rehabilitación sin zanja como Primus Line® pueden ayudar a reducir significativamente la emisión de gases de efecto invernadero y así lograr los objetivos climáticos establecidos por la Comisión Europea.