"Más del 40% de la población económica activa mundial depende significativamente del agua"

141
0
  • "Más 40% población económica activa mundial depende significativamente agua"
  • La unión entre agua y trabajo supone la confirmación del sector hídrico como generador de empleo a lo largo y ancho del planeta. Sin embargo, las condiciones laborales no son iguales para toda la población.

Un contenido de:

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
141

Este año 2016, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es la entidad encargada de coordinar el Día Mundial del Agua. Desde sus filas, Carlos Carrión-Crespo, Especialista en el sector de los servicios públicos, nos cuenta los avatares del nexo entre el agua y el trabajo, sus hándicaps a superar y perspectivas de futuro, todo ello en un contexto de cambio climático y creciente escasez hídrica.

El tema del Día Mundial del Agua este 2016 es Agua y Trabajo. ¿Qué mensaje se quiere transmitir este lema?

En América Latina, la agenda de desarrollo pos-2015 requerirá expandir la cobertura de agua y saneamiento

El agua y el trabajo están inextricablemente unidos en varios niveles, ya sea que los consideremos desde una perspectiva económica, ambiental o social. Más del 40% de la población económica activa mundial depende significativamente del agua. Las políticas de empleo y el trabajo decente también pueden generar mejoras en las fuentes de agua.

En general, ¿cómo definiría el panorama del trabajo en el sector del agua en el mundo?

Existe una gran necesidad de mano de obra diestra en este sector. Además, el desbalance demográfico es palpable: mientras el trabajo formal es altamente masculino, existen muchas mujeres y niños que acarrean agua sin remuneración, o que venden agua sin una protección social adecuada. El diálogo social y la negociación colectiva pueden ayudar a promover una cultura de colaboración para diseñar estrategias para afrontar estos y otros retos.

Por otra parte, ¿en qué regiones considera que hay mayores oportunidades para crear trabajo en el sector del agua y el saneamiento?

Cada región tiene sus particularidades y todas tienen un gran potencial. En África, por ejemplo, las políticas de empleo pueden jugar un papel importante para lograr que la gran cantidad de mano de obra disponible y sus abundantes recursos hídricos se utilicen para aliviar las sequías frecuentes. En América Latina, la implementación de la agenda de desarrollo pos-2015 requerirá expandir la cobertura de agua y saneamiento, especialmente en áreas rurales y periurbanas, así como mejorar la calidad del servicio e invertir en el tratamiento de aguas residuales. Estos esfuerzos constituyen una importante contribución al empleo.

El agua y el trabajo están inextricablemente unidos en varios niveles

¿Y en qué sectores en concreto, puesto que el agua supone un eje trasversal?

La edición correspondiente al año 2016 del Informe sobre el Desarrollo Mundial del Agua de las Naciones Unidas, que será publicado el Día Mundial del Agua, demuestra que muchos puestos de trabajo dependen del agua. Los ejemplos de sectores con puestos de trabajo moderadamente dependientes del agua incluyen las industrias de la construcción, la recreación, el transporte y la manufactura de madera, papel, plásticos y metales. Por ejemplo, el riego es un componente significativo de la producción agrícola, particularmente para los productos de exportación.

En este sentido, ¿cómo cree que se pueden crear más puestos de trabajo relacionados con el agua y el saneamiento?

Hace falta invertir en proveer destrezas para los trabajadores, en mejorar sus condiciones de trabajo y en su diversidad demográfica, para que el sector resulte más atractivo. Los países deben incrementar esfuerzos para garantizar el acceso al agua y saneamiento para todos, mejorar la calidad, aumentar la gestión eficiente, mejorar la protección y ampliar la cooperación.

Respecto a los derechos laborales, ¿cuáles diría que son las causas de la falta de protección de los trabajadores en países menos desarrollados en relación al trabajo relativo al agua?

El desbalance demográfico es palpable: mientras el trabajo formal es altamente masculino, existen muchas mujeres y niños que acarrean agua sin remuneración

Buena parte del trabajo relacionado al agua es aún visto como labores domésticas. La protección de los derechos de los trabajadores depende del reconocimiento efectivo del valor de estas actividades, de su formalización y de la organización de los trabajadores en torno al diálogo efectivo entre los gobiernos, los empleadores y los trabajadores. Usando el ejemplo de las mujeres, las medidas que se pueden tomar incluyen la adopción de políticas y medidas de igualdad de oportunidades; una mejora en la información de la mano de obra desagregada por sexo; abordar las barreras culturales, las normas sociales y los estereotipos de género; y ampliar el acceso a los servicios públicos y la inversión en infraestructura que ahorre tiempo y mano de obra.

Hagamos la pregunta a la inversa: ¿qué impacto tiene la falta de acceso al agua y al saneamiento en la salud y la vida de los trabajadores?

Varios convenios de la OIT establecen el acceso al agua potable y condiciones sanitarias seguras en el centro de trabajo como parte del derecho a tener condiciones de trabajo seguras y saludables. El acceso a un suministro seguro, confiable y asequible de agua y de los servicios de saneamiento adecuados mejora el nivel de vida, amplía las economías locales, y da lugar a la creación de más trabajo decente y una mayor inclusión social. Por otro lado, se estima que casi 400 mil muertes al año relacionadas con el trabajo tienen su causa en el agua potable de muy baja calidad, servicios sanitarios deficientes, malas condiciones de higiene y falta de conocimientos al respecto. Además, la falta de acceso a las instalaciones sanitarias adecuadas afecta particularmente a las mujeres y a las jóvenes y desalienta a que las mujeres busquen empleo en establecimientos e instituciones que no ofrezcan instalaciones separadas por género. Las personas que tienen menos acceso al agua y saneamiento suelen ser también las más propensas a tener poco acceso a servicios de salud y puestos de trabajo estables, alimentando así el ciclo de la pobreza.

Con una visión más amplia, ¿cómo cree que contribuye el agua al crecimiento de una economía verde?

El desbalance demográfico es palpable: mientras el trabajo formal es altamente masculino, existen muchas mujeres y niños que acarrean agua sin remuneración

Existe un fuerte nexo entre el agua, la energía, los alimentos y el medio ambiente. Las políticas en estas áreas deben ser congruentes para fomentar la sostenibilidad de las bases de recursos hídricos.

Respecto a las perspectivas futuras, ¿cómo cree que afectará el cambio climático y la creciente escasez de agua a la generación de empleo verde?

La aplicación de una gestión sostenible del agua requiere del concurso de una gran gama de profesiones, algunas de reciente creación. Las nuevas tecnologías, procesos y prácticas que se utilizan para la transición hacia una economía más verde también cambiarán muchas de las tareas asociadas a empleos existentes, así como las condiciones de trabajo.

Comentarios