Connecting Waterpeople

"El abastecimiento, el saneamiento y la seguridad hídrica son temas que no pueden politizarse"

2
490
  • " abastecimiento, saneamiento y seguridad hídrica son temas que no pueden politizarse"
    (Imágenes: Pablo González-Cebrián)
  • La gobernadora de Sonora apuesta por la colaboración público-privada para dar respuesta al reto del agua en el estado mexicano.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
· 490
2

Nacida en Magdalena de Kino en 1969, Claudia Pavlovich es desde 2015 la primera mujer en ocupar el gobierno de Sonora, y la única con este cargo en todo México.

Su trayectoria en política viene de lejos. Comenzó su carrera como Regidora del Ayuntamiento de Hermosillo, capital del estado que ahora gobierna. Otros cargos que ha ocupado incluyen la presidencia local del PRI, diputada por el Noreste de Hermosillo y senadora por Sonora.

Pavlovich ha hecho de la transparencia su seña de identidad, una “marca de la casa” que se materializa en el contrato con Aqualia para construir la desaladora de Guaymas. Esta nueva planta dará servicio a cerca de 100.000 ciudadanos, pero no es el único tema que preocupa a la política mexicana.

Hablamos con ella con motivo de su visita a España.

Pregunta: Sra. Pavlovich, ¿cuáles son los principales retos en materia de agua en México?

Respuesta: En México hay estados con gran cantidad de agua, y estados como Sonora, donde tenemos problemas de insuficiencia del recurso. En este momento estamos resolviendo el problema de la falta de agua en el puerto de Guaymas, al sur del estado. Ha habido ocasiones en que no se proveía de agua a la ciudad por semanas, y llevaba tanto tiempo así que se estaba convirtiendo en costumbre. Por ello, nos dimos la tarea de construir la primera desaladora en asociación público-privada (APP) en Sonora, para fortalecer el abastecimiento de agua tanto en Empalme como en Guaymas.

Tenemos también problemas en Hermosillo, la capital del estado, que tiene un crecimiento muy fuerte. En el sexenio anterior, se construyó una obra de acueducto que trajo agua de la cuenca del río Yaqui a Hermosillo. Lamentablemente, el proyecto tuvo muchos problemas de carácter político.

Se dio una división muy fuerte entre los sonorenses. El proyecto fue cuestionado tanto jurídica como políticamente, pero finalmente ya abastece de agua a Hermosillo.

¿Qué buscamos con la obra de Guaymas y Empalme? Que haya un módulo después para la ciudad de Hermosillo, porque va a llegar un momento en el que el agua que traemos del acueducto no va a ser suficiente para el crecimiento de las dos ciudades.

También tenemos problemas en Puerto Peñasco, al norte, que además es el puerto de Arizona. Estamos buscando realizar una desaladora de menor magnitud.

P.- ¿Qué puede aprender México de la gestión del agua de España? ¿Y España de México?

R.- Podemos aprender mucho de la gestión de agua en España. Hemos visitado sistemas de saneamiento y abastecimiento en varias ciudades. Lo importante no es solo abastecer, sino tratar el agua e incluir el saneamiento, y lograr así un círculo virtuoso con las tecnologías que hay en España.

Hace tiempo, en México se creía que las desaladoras eran muy caras. En Sonora, donde no tenemos el recurso, es importante que aprendamos que el agua se tiene que pagar. No hay agua más cara que la que no se tiene.

Hay falta de cultura sobre el hecho de cobrar por el agua, debido a que por mucho tiempo se ha pensado que tanto un gobierno como otro no hacían bien las cosas. Por eso, nos hemos empeñado en hacer este procedimiento transparente con una empresa española en Guaymas y Empalme. Lanzamos una licitación internacional, que incluso ganó un Premio iAgua, con una apertura 24/7.

Siempre ha estado abierta a consulta. En todo momento podían conocerse las deliberaciones y los argumentos de las empresas. Participaron empresas de todo el mundo, y no hubo improvisados. Fuimos un ejemplo, porque Banobras participó en esta APP en un fideicomiso del gobierno federal, además del propio recurso de la empresa.

Es la primera vez en el país que se hace con tal claridad. Me preguntaban mucho que por qué lo quería hacer así. Como el tema de agua es importante para Sonora y ha generado tanto conflicto entre los ciudadanos, me interesaba que la licitación fuera abierta y transparente.  

Todo estaba a la vista de cualquier persona, para que no se pudiera decir que había sido manipulado. Era muy importante porque en mi estado, el agua siempre ocasiona conflicto. No quería que ocasionara más conflictos, sino al contrario: que fuera una solución clara. La obra ya se inició y concluirá en mayo del próximo año, lo cual va a satisfacer la necesidad de agua para Guaymas y Empalme.

P.- La transparencia del proceso era muy importante, entonces.

R.- Sí. Siempre he valorado la transparencia. En Sonora hubo problemas muy serios de corrupción en el gobierno anterior, y la gente estaba muy molesta y dolida. Todo este tiempo hemos tratado de que la “marca de la casa” sea la transparencia y la rendición de cuentas. La máxima autoridad en órganos fiscalizadores, la Auditoría Superior de la Federación, acaba de establecer que en este último año el gobierno del estado de Sonora ha hecho el mejor uso de los recursos públicos en el país. Somos el estado que ha gestionado sus recursos públicos con mayor transparencia y eficacia.

P.- ¿Qué supone para Sonora la ejecución de esta planta?

R.- Supone estar a la vanguardia de cómo hacer las cosas cuando careces de recursos federales y estatales: en una APP con una empresa seria, con una licitación abierta e internacional con las reglas bien establecidas. De hecho, como era la primera vez que se hacía de esta forma, el equipo de Banobras no sabía cómo establecer las bases. Hubo varios cursos previos para que los que fueran a participar supieran lo que tenían que hacer. Queríamos que estuvieran capacitados para participar.

P.- ¿Cree que esta APP podría propiciar otras colaboraciones de este tipo en el sector de las infraestructuras?

R.- Por supuesto que sí. Dado que los gobiernos tienen cada vez menos recursos para invertir. Sobre todo, en infraestructuras para temas delicados y costosos como el agua, se requiere inversión privada.

Sin embargo, muchas veces se cree que los gobiernos quieren apoyar una u otra empresa, cuando lo importante es la transparencia y los procedimientos claros. Ha sido el caso de esta desaladora, donde no ha habido cuestionamientos.

P.- En este sentido, ¿cuáles diría que son los atractivos de Sonora como estado receptor de inversiones de empresas españolas?

R.- Sonora tiene un alto nivel educativo y mano de obra cualificada gracias a los institutos tecnológicos, de donde los jóvenes salen con una alta calidad en materia aeroespacial y automotriz. Además, tenemos gran capacidad para hacer inversiones fotovoltaicas: en este momento, hay una inversión de 6.000 millones de dólares. La gran cantidad de suelo en el estado ha provocado la llegada de proyectos fotovoltaicos, y ahí las empresas españolas tienen mucha capacidad. De hecho, es una empresa española la que está construyendo el parque fotovoltaico más grande de Latinoamérica.

Sonora puede ser un lugar para invertir para España con mucho atractivo. Además, tenemos un litoral de más de 1.200 kilómetros. Se pueden hacer otras desaladoras con el mismo esquema de transparencia y protocolos.

P.- En materia científica y académica, ¿cómo pueden colaborar Sonora y España?

R.- Queremos establecer una plataforma digital en la que, a través del Instituto de Becas Créditos Educativos, los jóvenes vengan a España a aprender sobre apps y plataformas digitales, y cómo los gobiernos podemos comunicarnos con la sociedad. Es decir, plataformas donde los ciudadanos nos digan qué es lo que quieren saber de nosotros o qué les interesa que haga el Gobierno.

Los gobiernos hemos olvidado trabajar con los jóvenes. Hacerlo significa ver qué quieren y qué esperan. Me parece muy interesante ver cómo podemos establecer esquemas de trabajo y de intercambio académico para el beneficio de ambos países.

P.- ¿Qué otros proyectos en materia hídrica tiene el gobierno del estado actualmente en marcha, o en un horizonte cercano?

R.- Hemos solicitado a Aqualia un estudio en el puerto de Guaymas, porque además del abastecimiento, tiene problemas de drenaje y alcantarillado.

No sabemos qué tan grave es: si está colapsado completamente, si simplemente está tapado… el estudio nos va a decir exactamente qué requerimos.

En este tipo de cosas, sobre todo tratándose del tratamiento de aguas residuales, es importantísimo que utilicemos las mejores prácticas y la mejor tecnología, para que no sea un tema de cada gobierno sino a largo plazo.

El agua, el abastecimiento, el saneamiento, el drenaje y la seguridad hídrica son temas que no pueden politizarse, ni partidizarse.

P.- Por último, ¿cómo le gustaría que fuera su legado una vez termine la legislatura en Sonora?

R.- Mi periodo dura 6 años. Ya llevo 3 y medio, y no tenemos reelección. Me gustaría que mi legado fuera que la gente entendiera que tiene una mejor calidad de vida. Para mí es muy importante. No estoy de acuerdo con que un gobierno empiece una cosa, viene otro gobierno y deja tirado lo que ya hizo el anterior, y empiece cosas y no las termine.

La continuidad en las obras de abastecimiento de agua, saneamiento e infraestructura deben perdurar en el tiempo, independientemente de quién gobierne.

Rehabilitar las carreteras, las escuelas, los hospitales… Eso ha sido para mí lo más importante. Estamos también en el proceso de modernizar el transporte público, porque eso hace que la gente tenga una mejor calidad de vida.

A eso es a lo que aspiro, a que mi estado vuelva a ser de los estados con mayor crecimiento y mayor importancia del país, que ya lo es, pero que continúe por la misma senda.

La redacción recomienda