Connecting Waterpeople

Acciona pide medidas cautelarísimas al TSJC para no devolver ATLL sin indemnización

1
500
  • Acciona pide medidas cautelarísimas al TSJC no devolver ATLL indemnización
· 500
1

Acciona ha solicitado hoy al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) medidas cautelarísimas para evitar que la Generalitat de Cataluña asuma el próximo 1 de enero la gestión directa de los servicios que presta ATLL.

Esta solicitud se produce como consecuencia de la carta remitida a Acciona el pasado viernes por el Conseller de Territori, Damià Calvet, en la que, según informaba El Mundo, se indicaba que «a fecha 31 de diciembre de 2018» debía estar lista «la formalización del acta de entrega de la posesión de los bienes (obras e instalaciones) al Ente de Abastecimiento de Aigües Ter-Llobregat», el nuevo ATL. Con respecto a la indemnización, el conseller de la Generalitat se limitaba a decir en esta carta que «ya se comunicará a Acciona la nueva propuesta de liquidación provisional para que presente alegaciones».

Además, y según destaca Sergi Saborit en Expansión: "hoy mismo, 27 de diciembre, el director general de Patrimoni ya había citado a ATLL para que entregase una relación de bienes y firmar el acta conforme estaba de acuerdo con la devolución de la concesión. Sin embargo, ATLL no ha firmado el acta y ha comunicado a la Generalitat la presentación de los dos recursos ante el TSJC". 

El Govern no quería indemnizar a Acciona

El Parlament catalán validó el pasado mes de julio el decreto de creación del ente público para gestionar ATLL, en el que se preveía su entrada en operación para el 1 de enero de 2019. Al mismo tiempo, se creaba una Comisión de apoyo a la liquidación del contrato de adjudicación del servicio de abastecimiento de agua en alta de Aigües Ter Llobregat (ATLL). Esta Comisión concluyó a principios de noviembre que la concesionaria de este contrato, un consorcio liderado por Acciona, debería devolver al Govern un total de 38,42 millones de euros y rechazaba una indemnización por daños y perjuicios, que cree que solo podría ser aplicable si una de las partes hubiera sido declarada culpable, "cosa que no se había producido producido". 

Acciona defenderá su indemnización de 1.000 millones de euros por ATLL

Acciona ya anunció el pasado mes de noviembre que estaba dispuesta a dar la batalla "con todos los mecanismos legales disponibles" para lograr la indemnización de unos 1.000 millones de euros que considera le corresponde por la resolución anticipada del contrato de gestión de Aigües Ter Llobregat (ATLL). Acciona aseguraba haber logrado confirmación de una segunda 'big four' del análisis pericial que ya le realizó una de ellas, según el cual, la compañía cifra en 1.074 millones el importe de indemnización que le corresponde por la anulación anticipada del contrato de gestión de ATLL. Este monto es la suma de los 305 millones estimados por la anulación del contrato y los 769 millones calculados en concepto de daños y perjuicios.

Contrato anulable y "no nulo"

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en un auto con fecha a 19 de noviembre, avalaba la posición de Acciona, concluyendo que el contrato de adjudicación es "anulable" pese a que el Supremo echó abajo toda la privatización. "Debe considerarse que el acuerdo de adjudicación del contrato [...] incurrió en una causa de anulabilidad, en la medida en que no existió una omisión total y absoluta del procedimiento aplicable", reza la resolución. Agregaba el juez que solo existió "una contradicción entre el pliego de cláusulas y sus aclaraciones" pero que no "puede apreciarse la vulneración de un derecho fundamental”.

Tras esta resolución, la Generalitat movió ficha y, según informaba El País la semana pasada, encargó a la Agencia Catalana del Agua (ACA) que reelaborara las cuentas que realizó para liquidar el contrato de concesión. En esta misma información de Dani Cordero, se asegura que la ACA ha obtenido un crédito de 37,5 millones de euros para garantizarse la puesta en marcha de la nueva ATL (Ente de Abastecimiento de Agua Ter-Llobregat). "Siete de esos millones serán para un pago a Acuamed y el resto para garantizar los recursos necesarios para pagar las facturas a corto plazo y mantener el servicio de una empresa que factura cada año en torno a los 150 millones de euros."

La redacción recomienda