Connecting Waterpeople
Contenido premium

PVC-O sostenible y economía circular: Molecor lidera el regadío eficiente

Yolanda Martínez (Molecor): El PVC sostenible, clave para un futuro de riego eficiente

La tercera jornada de Nuevo Regadío Forum 2024 se celebra hoy, abordando la sostenibilidad y el cambio climático y el papel crucial del regadío en estos desafíos globales. 

Gracias a los patrocinadores del evento (Prefabricados Delta, Saint-Gobain PAM, IRTA, ATL, ACCIONA, LabFerrer, Molecor, Vector Energy, Hidroconta y unregadíomásseguro), el foro ofrecerá, del 17 al 20 de junio, una serie de ponencias que abordarán temas cruciales como la eficiencia, sostenibilidad, modernización y digitalización del regadío, con la participación de destacados expertos. 

En este tercer día, se ha resaltado la importancia del agricultor como defensor del medioambiente, el control de los riesgos en el regadío, y cómo el regadío puede ser una garantía de sostenibilidad y una herramienta efectiva en la lucha contra el cambio climático. Yolanda Martínez, directora de Medioambiente y RSC de Molecor, ha abordado cómo el uso de PVC sostenible promueve prácticas más ecológicas y eficientes en las infraestructuras de riego. 

Martínez ha comenzado su intervención subrayando la importancia de la sostenibilidad, definiéndola como el desarrollo que asegura las necesidades del presente sin comprometer las de futuras generaciones. Según Martínez, esta no es solo una opción, sino una necesidad urgente en todos los sectores industriales, y especialmente en el regadío: «Las empresas podemos ser motor de cambio, pero esto pasa por modificar nuestros modelos empresariales de forma que empecemos valorar las cosas desde esta triple visión, ambiental, social y de buen gobierno, sin perder de vista los criterios económicos que toda empresa tiene», ha señalado.  

Profundizando en la situación del regadío, Yolanda Martínez ha destacado la emergencia climática y la necesidad imperiosa de reducir las emisiones de carbono, presentando datos alarmantes que requieren una reducción del 7,6% anual en las emisiones para no sobrepasar el aumento de 1,5ºC en la temperatura global. Además, ha abordado la crítica falta de recursos y el papel de la economía circular en la mitigación de estos problemas, mediante la reducción, reutilización y reciclaje de recursos: «Podemos mejorar la huella ambiental de la obra de regadío eligiendo productos más sostenibles, pero también debemos tener en cuenta que las empresas que los fabrican deben ser sostenibles». 

En cuanto al marco regulatorio, Martínez ha explicado el «tsunami regulatorio» en la Unión Europea, destacando regulaciones como el Pacto Verde Europeo y la Ley Europea del Clima, que buscan posicionar a Europa como el primer continente climáticamente neutro en 2050. Estas regulaciones requieren una fuerte incorporación de la economía circular y criterios ecológicos en la contratación pública, además de una significativa reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero: «Tenemos encima de la mesa un tsunami regulatorio brutal, con reglamentos de productos de construcción, de envases, la directiva de agua potable, la nueva directiva de responsabilidad social corporativa, la taxonomía europea y la directiva anti-greenwashing», ha apuntado. 

«El PVC tiene una altísima resistencia mecánica y química, de forma que no se producen procesos de corrosión y esto hace que las redes sean muy duraderas en el tiempo»

Centrándose en el sector específico del regadío, Yolanda Martínez ha destacado la importancia de modernizar los sistemas de regadío utilizando materiales sostenibles, como el PVC orientado (PVC-O). Martínez ha señalado las ventajas del PVC-O, como su mayor durabilidad y eficiencia energética, su capacidad de reciclaje y menor impacto ambiental en comparación con otros materiales tradicionales: «El PVC tiene una altísima resistencia mecánica y química, de forma que no se producen procesos de corrosión y esto hace que las redes sean muy duraderas en el tiempo». También ha mencionado los avances tecnológicos de Molecor en la producción de este material y su contribución a la eficiencia en el uso de recursos hídricos: «Molecor contribuye a dos parámetros importantes desde el punto de vista de sostenibilidad ambiental como son la descarbonización y la economía circular». 

A modo de conclusión, Martínez ha reafirmado el compromiso de Molecor con la sostenibilidad, no solo en términos de productos sino también en prácticas empresariales: «Se ha hecho un análisis de ciclo de vida completo del PVC-O, evaluando el impacto del producto teniendo en cuenta dieciséis criterios ambientales para obtener la huella de carbono y la huella hídrica del producto», ha comentado. En este sentido, ha destacado las iniciativas de descarbonización de la empresa, su uso de energías renovables y las prácticas de producción circular que minimizan los residuos y maximizan la reutilización de materiales: «Uno de los principales objetivos ambientales que nos hemos planteado es ser Net Zero para 2040. Para ello, se está implementado un plan de descarbonización y definiendo una hoja de ruta a largo plazo». 

Durante el bloque de preguntas y respuestas, se han abordado varias cuestiones clave sobre la sostenibilidad y la innovación en los procesos de producción. Así, se ha hecho hincapié que el uso de materias con menor huella de carbono incluye la utilización de polímeros bio-basados de origen vegetal, la introducción de materiales reciclados y la colaboración con proveedores sostenibles. En cuanto a la producción de PVC-O, se ha aclarado que la normativa actual prohíbe el uso de material reciclado. No obstante, existen iniciativas internas para reutilizar productos reprocesados y se trabaja activamente en comités de normalización para permitir el uso de material reciclado teniendo en cuenta la funcionalidad del producto. Además, se ha destacado la aplicación de tecnologías digitales en el proceso de producción, con un enfoque dual que abarca tanto la empresa como sus productos. Un ejemplo de ello es la aplicación GeoTOM, que facilita la geolocalización de los productos, mejorando la eficiencia y trazabilidad en la cadena de suministro.