Connecting Waterpeople

Dentro del programa electoral de Unidas Podemos, que analizamos hoy, se encuentran numerosas referencias al agua.

*(El orden de presentación de los partidos se ha realizado en base a los datos publicados en El País el 17/04/2019)

Unidas Podemos

La primera mención al agua tiene relación con la energía. El partido de Pablo Iglesias propone crear una empresa pública de energía, que asumiría la explotación de las centrales hidroeléctricas cuyas concesiones hayan caducado o vayan a caducar. El objetivo de recuperar la gestión púbica de estas infraestructuras es emplear la energía producida para complementar los valles producidos por otras tecnologías renovables, amén de otros fines medioambientales: proteger la salud de los ríos, garantizar el riego, funciones de control de crecidas y suministro de agua. También tiene componente social con la compensación de los territorios que soportan las centrales y sufren las consecuencias de la desigualdad territorial.

La prohibición de la mercantilización del agua es la siguiente medida de Podemos. Alegan que “la compraventa de derechos concesionales es la manera moderna de convertir un derecho humano como el agua en un producto financiero”, y por ello impedirán por ley el “tráfico” con un recurso que consideran vinculado “a las grandes obras del agua que solo benefician a las grandes constructoras y a los fondos de inversión”.

El partido de Pablo Iglesias propone crear una empresa pública de energía, que asumiría la explotación de las centrales hidroeléctricas cuyas concesiones hayan caducado o vayan a caducar

En esta línea, Podemos aboga por la remunicipalización. Pablo Echenique, secretario de Organización de la formación morada, avanzó recientemente una de las medidas ‘estrella’ a adoptar si llegan al poder: la derogación de los derechos concesionales del agua, que ahora llevan a la "mercantilización de la compraventa de agua por la puerta de atrás". Esta acción se refuerza en su programa: “esto incluiría la reversión y paralización de las privatizaciones del suministro, el riego, el saneamiento y la depuración de aguas y haría inviables escándalos como los del caso Lezo o Acuamed”.

En relación a grandes infraestructuras, su idea es abandonar la política de grandes embalses, considerada por el partido como “un modelo franquista de pantanos y obras faraónicas que han hundido y obligado a abandonar tantos pueblos”. La “nueva cultura del agua” se basaría en la gestión de la demanda, considerada “la única estrategia eficaz para mitigar episodios extremos y cada vez más frecuentes, como sequías y crecidas, al tiempo que sirve para construir un sector agropecuario puntero”. Es decir, una "gestión inteligente, eficiente y ecológica del agua". Así, Juan López de Uralde, candidato de Unidas Podemos al Congreso, ha declarado que no se puede "seguir pensando que la misma receta que nos ha traído hasta aquí servirá para resolver los problemas, porque no los ha resuelto". Y ha incidido en que "es falso que España sea un país con poca infraestructura hidráulica, sus ríos están entre los más represados del mundo".

Siguiendo con la propuesta sobre los servicios mínimos del programa de Podemos se contempla impedir los cortes de agua en los casos de falta de pago a causa de la pobreza, y prolongar esta situación de abastecimiento mínimo durante un año y mientras persista la situación de vulnerabilidad.

La prohibición de la mercantilización del agua es la siguiente medida de Podemos

Otras medidas

En otros temas tocantes al agua, el programa contiene otras medidas a implementar. En el caso de la desertificación, Podemos urge a implementar un Plan de Restauración Hidrológico-Forestal. 

En relación al desarrollo rural, la formación de Pablo Iglesias apuesta por "revitalizar la estructura social y económica del mundo rural", y para ello modernizará "las instalaciones hídricas, las infraestructuras de regadío y la viabilidad de las zonas forestales".

En iAgua nos hemos puesto en contacto con Unidas Podemos y nos han remitido a su programa electoral.

La redacción recomienda