Connecting Waterpeople

Avanza la búsqueda de compuestos desconocidos en el agua para consumo humano

3
473
  • Avanza búsqueda compuestos desconocidos agua consumo humano

Cuando bebemos un vaso de agua, ingerimos una cantidad desconocida de subproductos que se forman durante el proceso de potabilización. Y muchos de ellos, no sabemos lo que son. No obstante, investigadores de la Universidad de Linköping, en Suecia, han detectado compuestos nuevos; y han encontrado en cada planta potabilizadora una combinación única y característica.

Las plantas potabilizadoras suecas se esfuerzan para garantizar la alta calidad del agua para consumo humano. Para prevenir la propagación de enfermedades, es necesario añadir cloro al agua. Pero el uso de cloro como desinfectante puede ocasionar la formación de subproductos peligrosos para nuestra salud.

Normalmente, se realizan análisis para detectar la presencia de un pequeño número de subproductos conocidos en el agua que bebemos, que incluyen los trihalometanos (como el cloroformo), que en Suecia regula la Agencia Nacional de los Alimentos. La colaboración entre la Universidad de Linköping y una serie de plantas potabilizadoras ha logrado nuevos avances en la búsqueda de subproductos en el agua para consumo humano.

"Mediante el uso de tecnologías avanzadas, hemos podido encontrar más compuestos, que se han detectado a nivel molecular. Resulta que la mayoría de los subproductos eran característicos de cada planta potabilizadora. Esto significa que las condiciones específicas de cada planta influyen sobre qué subproductos se forman", comenta Anna Andersson, estudiante de doctorado del grupo de investigación sobre el cambio ambiental "TEMA M" de la Universidad de Linköping.

Durante un año, Anna Andersson ha trabajado estrechamente con cuatro plantas potabilizadoras suecas que utilizan diferentes aguas prepotables y procesos, tomando muestras de las aguas. Los resultados muestran que incluso en las plantas en las que no se detectaron trazas de los trihalometanos que sí están regulados, había un amplio abanico de otros subproductos.

Los investigadores también detectaron una gran variación en los subproductos en las plantas que utilizan cloramina, un forma más leve de cloración, para la potabilización.

La cloración es importante para prevenir la propagación de enfermedades

Debido a la gran variedad de subproductos, es difícil saber cuál es la mejor manera de reducir los riesgos que suponen esos compuestos para la salud.

"A veces se habla del 'efecto cóctel', y eso es lo que ocurre aquí. Tenemos que entender cómo reducir el riesgo inherente a la mezcla de compuestos. Los riesgos de los subproductos de forma individual se desconocen, pero el posible riesgo del cóctel es motivo suficiente para intentar reducir la formación de subproductos" explica Anna Andersson.

La desinfección con cloro es una de nuestras defensas más importantes contra las bacterias en el agua para consumo humano, y tiene un papel importante para asegurar una buena calidad del agua en toda la red de distribución. Los investigadores intentan descubrir cómo seguir utilizando la cloración de manera eficaz, a la vez que se reduce la exposición a subproductos no deseados.

Puedes leer la noticia completa en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda