Connecting Waterpeople

Cambios en los usos del suelo afectan a los servicios ecosistémicos relacionados con el agua

  • Cambios usos suelo afectan servicios ecosistémicos relacionados agua

Debido al aumento de la población mundial, junto con factores como la pandemia de la COVID-19 y desastres naturales, aumentar la producción de alimentos se ha convertido en una preocupación global. Sin embargo, poco se conoce sobre el nexo entre la producción de alimentos, los usos del suelo a nivel local y su efecto en los servicios ecosistémicos relacionados con el agua.

En un estudio publicado en la revista Journal of Cleaner Production, el Dr. Bai Yang, del Jardín Botánico Tropical Xishuangbanna (XTBG) y sus colaboradores han desarrollado un marco espacio-temporal para evaluar el impacto de los cambios en los usos del suelo derivados de la producción de alimentos en dichos servicios ecosistémicos. El estudio ha analizado la relación entre la producción de alimentos y la prestación de servicios ecosistémicos relacionados con el agua utilizando como caso práctico la Cuenca Hidrográfica del Songhua.

Los resultados muestran que los cambios en los usos del suelo conducen a cambios en servicios ecosistémicos relacionados con el agua. Desde el año 2000 al 2015, la superficie de bosque, monte bajo y pradera en la cuenca del Songhua aumentó, mientas que la superficie de cultivos y humedales disminuyó. En general, se deterioró el estado de los servicios ecosistémicos relacionados con el agua. Las mejoras en la producción de alimentos condujeron a la pérdida de servicios ecosistémicos en la cuenca.

Los autores analizaron la relación entre la producción de alimentos y los servicios ecosistémicos relacionados con el agua. A mayor producción de alimentos, menor retención de suelo; por otra parte, a mayor producción de alimentos, mayor volumen de escorrentía. Se encontró que la producción de alimentos y la exportación de nitrógeno y fósforo están relacionados entre sí, con mayor exportación cuanto mayor es la producción.

“Proponemos una estrategia de gestión que combine la intensificación de la gestión del suelo con la creación de una franja protectora alrededor de la superficie cultivada, como parte de una estrategia de desarrollo sostenible que garantice la protección ambiental y la seguridad alimentaria”, dijo el Dr. Yang.

Puedes leer la noticia original en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda

23/02/2021 · Gestión del Agua · 251 1

Seminarios UPM: Madrid ante los retos de los recursos hídricos y adaptación al cambio climático