Connecting Waterpeople
Contenido premium

El Canal Segarra-Garrigues, un modelo de eficiencia en el manejo del agua

ATL y el Canal Segarra-Garrigues: Estrategias para un regadío sostenible en Cataluña

Del 17 al 20 de junio, Nuevo Regadío Forum 2024 se celebra de manera online, arrancando hoy con una jornada dedicada a analizar la situación actual del regadío, contando con los puntos de vista del MAPA, MITECO y FENACORE.

Gracias a los patrocinadores del evento (Prefabricados Delta, Saint-Gobain PAM, IRTA, ATL, ACCIONA, LabFerrer, Molecor, Vector Energy, Hidroconta y unregadíomásseguro), el foro ofrecerá una serie de ponencias que abordarán temas cruciales como la eficiencia, sostenibilidad, modernización y digitalización del regadío, con la participación de destacados expertos.

David Vila, director del Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL), ha ofrecido una visión detallada de los desafíos y las soluciones implementadas en la región en respuesta a la sequía y la emergencia climática. Vila ha comenzado su intervención destacando cómo ATL, como empresa pública de la Generalitat de Catalunya, ha asumido la gestión directa del servicio de abastecimiento de agua a través del decreto ley de 2018, una medida que busca garantizar un manejo más sostenible y eficiente del recurso hídrico.

Durante su intervención, David Vila ha presentado datos que ilustran la importancia de la empresa: la capacidad de los depósitos de agua tratada alcanza los 915.732 metros cúbicos, y la red distribuye agua a una extensión de 1,800 km², abasteciendo a una población de 55 millones de habitantes. Asimismo, en 2024, ATL asume la gestión de la explotación del canal principal Segarra-Garrigues, que incluye las tareas materiales de operación, conservación y mantenimiento de la infraestructura, sin perjuicio de las obligaciones de la Generalitat ante la Administración General del Estado y entidades del sector público estatal en virtud de los convenios y compromisos adquiridos o que se adquieran.

El cambio climático nos pone una presión sobre la cantidad de recursos disponibles para todo tipo de actividades económicas, pero más en el caso del regadío

Sobre esto, David Vila ha compartido un análisis DAFO en el que ha revelado las fortalezas y oportunidades que se presentan con el desarrollo de infraestructuras como el Canal Segarra-Garrigues, incluyendo un sector industrial potente y una comunidad activa de regantes. Estos elementos son vitales para sustentar el crecimiento agrícola y mejorar la seguridad hídrica en la región. Sin embargo, también ha señalado debilidades y amenazas como la falta de recambio generacional y los desafíos financieros, que requieren atención para garantizar la sostenibilidad a largo plazo de los recursos hídricos en Cataluña. «La voluntad de cualquier plan de regadío incluye también el equilibrio territorial; hemos identificado como debilidad que no hay un relevo generacional, y esto es uno de los obstáculos que impide dar un paso a un cambio de modelo de secano a regadío», ha señalado. «El cambio climático nos pone una presión sobre la cantidad de recursos disponibles para todo tipo de actividades económicas, pero más en el caso del regadío».

A continuación, Josep María Serra, Cap de Gestió d'Infraestructures Especials, ha centrado su intervención en el Canal Segarra-Garrigues. Ha iniciado su ponencia subrayando la situación general del regadío en Cataluña, mostrando un mapa detallado de los regadíos actuales y previstos, e identificando los retos principales, como la disminución de recursos y la necesidad de modernizar regadíos antiguos para mejorar la transparencia y la gestión del recurso. Además, ha hecho hincapié en la promoción de riegos de soporte y de apoyo frente a los de transformación, destacando la importancia de reducir las dotaciones de agua y promover una agricultura de calidad y alto valor añadido. «El primer reto es la gestión de los recursos, que se prevén menguantes a corto y largo plazo, y para ellos necesitamos una fuerte inversión en modernización, sobre todo en los regadíos antiguos», ha señalado.

En su descripción detallada del Canal Segarra-Garrigues, Serra ha descrito las infraestructuras clave, como el embalse de Rialb y la estación de bombeo, así como la extensión de 824 km del canal, destacando su capacidad para manejar entre 15 y 35 m³/s. «El canal de Segarra-Garrigues tiene una capacidad de regulación que no tiene casi ningún canal en España. No circula en régimen fluyente, sino que bombeamos determinadas horas y gestionamos a través de las obras de regulación». Asimismo, ha detallado la distribución y gestión del agua, mencionando las balsas de riego y las estaciones de regulación que permiten una administración eficiente del recurso.

Los grandes regadíos son cada vez más complejos y necesitan más herramientas de gestión a todos los niveles, y el Segarra-Garrigues es un ejemplo

En cuanto a la gestión de la red de distribución y la colaboración entre diferentes actores, desde el organismo gestor de cuenca hasta los usuarios finales, Josep María Serra ha subrayado la importancia de la gestión automatizada y la digitalización en la mejora del balance energético y la conservación del medioambiente.

Serra ha concluido su intervención destacando que la modernización de regadíos es crucial para los futuros escenarios de gestión de recursos hidráulicos y ha enfatizado en que el riego de apoyo y/o soporte se adapta bien al cambio climático y que las energías renovables jugarán un papel relevante en el futuro, además de la necesidad de incrementarse la transferencia de datos y conocimientos entre los diferentes actores que participamos en el regadío. «Los grandes regadíos son cada vez más complejos y necesitan más herramientas de gestión a todos los niveles, y el Segarra-Garrigues es un ejemplo», ha señalado. Finalmente, ha abogado por una agricultura que produzca cultivos de mayor valor añadido, dado que el costo del agua continúa aumentando: «El máximo aprovechamiento de los recursos hídricos debe ser compatible y respetuosa con el medio ambiente, y la modernización y digitalización son la mejor manera de asegurarlo».