Connecting Waterpeople

La Comisión Europea adopta un enfoque común para el seguimiento de la COVID-19 en aguas residuales

  • Comisión Europea adopta enfoque común seguimiento COVID-19 aguas residuales
    La recomendación se basa en una iniciativa marco para la UE que recoge los conocimientos y la experiencia relacionados con la vigilancia de la COVID-19 y sus variantes en las aguas residuales.

La Comisión Europea ha adoptado hoy una Recomendación sobre el seguimiento de la COVID-19 y sus variantes en las aguas residuales de la UE.

El objetivo es hacer un mayor uso de una nueva fuente de información independiente sobre la propagación del virus y sus variantes, que contribuirá de forma significativa y rentable a la toma de decisiones relacionadas con la salud pública.

La Recomendación pide a los Estados miembros la implantación de sistemas de vigilancia de aguas residuales y garantizar que los datos pertinentes se hagan llegar sin demora a las autoridades sanitarias. Se deberá facilitar y utilizar métodos comunes para el muestreo, medida y análisis de los datos, con el apoyo de una plataforma europea de intercambio, para asegurar que los datos recogidos son fiables y comparables.

Mariya Gabriel, Comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, dijo: "La recomendación de hoy es el resultado de una alianza sin precedentes entre el sector del agua, el de la salud pública y la comunidad científica a nivel europeo, junto con el Centro Común de Investigación de la Comisión, que proporciona el conocimiento científico y la infraestructura necesaria, e impulsa la adopción de innovaciones. El impulso en el ámbito científico ha permitido a la Comisión actuar de manera ágil y apoyar los esfuerzos continuos de los Estados miembros de la UE para frenar la propagación de la COVID-19".

El Comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca Virginijus Sinkevičius dijo: "La evolución y la propagación de variantes de la COVID-19 suponen una amenaza real para nuestra respuesta eficaz a la crisis. Es importante utilizar plenamente todos los medios disponibles para detectar el virus y sus variantes, con objeto de responder de forma adecuada y oportuna. El uso de la vigilancia de aguas residuales puede proporcionar información de forma rentable, rápida y fiable para ayudar a combatir el virus. Es también un buen ejemplo de los muchos beneficios que suponen las infraestructuras ambientales modernas para nuestra salud y nuestro bienestar".

Es fundamental apoyar el intercambio de buenas prácticas entre Estados miembros, así como con terceros países que pueden no tener acceso a dichos datos fácilmente.

La Comisión proporcionará ayuda económica para apoyar las actuaciones de vigilancia de aguas residuales y el análisis sistemático de variantes, y creará una plataforma europea de intercambio específica.

Esta Recomendación forma parte de un conjunto de medidas relacionadas con la COVID-19 adoptadas hoy por la Comisión, tal y como se anunció en el plan europeo de preparación conocido como la "Incubadora HERA" (del inglés Health Emergency Preparedness and Response Authority, un organismo para la preparación y respuesta frente a las emergencias sanitarias).

Se basa en una iniciativa marco para la UE de la Comisión, que recoge los conocimientos y la experiencia en Estados miembros en relación con la vigilancia de la COVID-19 y sus variantes en las aguas residuales. 

Pueden encontrar más información en la Recomendación.

La redacción recomienda

23/05/2022 · Premios iAgua · 50

Juan José Salas se alza con el premio a Blog del Año en los Premios iAgua 2022