Connecting Waterpeople

¿Cómo canalizar el riego de zonas verdes urbanas en periodos de sequía?

80
  • ¿Cómo canalizar riego zonas verdes urbanas periodos sequía?
  • Los resultados de un nuevo estudio sobre los patrones de riego en zonas verdes urbanas y el estado de la vegetación durante periodos de sequía proporcionan información para la conservación de agua en zonas urbanas y el desarrollo de infraestructuras hídricas de cara a las presiones del cambio climático.

El césped no es siempre más verde si se riega más, según un estudio en el que investigadores de la Universidad de Standford en California combinan datos de consumo de agua y teledetección para analizar la eficacia del riego en zonas verdes urbanas durante periodos de sequía. Los resultados son de gran interés para la gestión del agua en zonas urbanas de cara a sequías más intensas y frecuentes por la acción del cambio climático.

Restringir el uso de agua en exteriores es un elemento clave de la gestión del agua en periodos de escasez. Sin embargo, mantener las zonas verdes ofrece una serie de beneficios: oportunidades recreativas, valor estético o retención de aguas pluviales. En periodos de sequía, decidir cuál debe ser la distribución de recursos hídricos en zonas urbanas adquiere mayor importancia.

El estudio analiza datos de consumo de agua procedentes de contadores inteligentes que registran uso en exteriores y lo compara con datos de imágenes de satélite de alta resolución en parcelas no residenciales de Redwood City, California, antes y durante la sequía que asoló el estado entre 2012 y 2016. El análisis se centra en clientes comerciales, industriales o institucionales que utilizan bien agua potable o regenerada para riego. Estos dos tipos de agua están sujetos a diferente normativa, y solo los clientes que utilizan agua potable tienen que ceñirse a restricciones. El estudio compara el estado de la vegetación en ambos casos, ya que la normativa y restricciones al consumo de agua aplicables difería, pero las condiciones de sequía eran las mismas.

A pesar de que los usuarios de agua potable conservaron más agua en general, ambos tipos de clientes redujeron su consumo de agua al ir avanzando la sequía. El estado de la vegetación empeoró entre 2012 y 2014, aunque en ese periodo el riego aún se mantenía uniforme, lo que sugiere que en condiciones extremas, incluso con riego constante, la vegetación puede no prosperar. El verdor de la vegetación se vio afectado por las temperaturas altas y la sequedad, antes incluso de entrar en vigor las restricciones al uso de agua en 2014. Tras eliminar las restricciones al uso de agua en 2016, el verdor se recuperó, a pesar de que el consumo de agua siguió siendo más bajo, debido a la mayor precipitación y descenso de las temperaturas.

Los autores señalan que soluciones como plantar vegetación adaptada a climas áridos, crear zonas de sombra, el riego por goteo y el riego por la noche son prácticas útiles, pero es necesario reconocer los límites de lo que puede conseguirse mediante el riego durante periodos de sequía para guiar una normativa y planificación urbana eficaces en un futuro.

Puedes leer la noticia original en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda

11/07/2019 · Agro · 95 1

Presentación del libro "Diseño agronómico e hidráulico de riegos agrícola a presión"

10/07/2019 · Agro · 169 3

Así fue la presentación de iAgua Magazine 23 sobre agua y tecnología en la agricultura

10/07/2019 · Agro · 38 1

Necesidad de la apuesta por la comunicación 4.0 en el sector del regadío