Connecting Waterpeople

¿Cómo han evolucionado los 48 deltas más amenazados del mundo en los últimos 40 años?

  • ¿Cómo han evolucionado 48 deltas más amenazados mundo últimos 40 años?

Una base de datos que recopila por primera vez el movimiento de los mayores ríos del mundo a lo largo del tiempo, podría convertirse en una herramienta crucial para que los planificadores urbanos comprendan mejor los deltas que albergan estos ríos y una gran parte de la población de la Tierra.

La base de datos, creada por investigadores de la Universidad de Texas en Austin y cuyo estudio se ha publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, utiliza datos de teledetección disponibles públicamente para mostrar cómo se han movido las líneas centrales de los ríos de los 48 deltas más amenazados del mundo durante los últimos cuarenta años. Los datos pueden utilizarse para predecir cómo seguirán moviéndose los ríos a lo largo del tiempo y ayudar a los gobiernos a gestionar la densidad de población y el desarrollo futuro. "Cuando pensamos en las estrategias de gestión de los ríos, tenemos muy poca o ninguna información sobre cómo se mueven los ríos a lo largo del tiempo", dijo Paola Passalacqua, profesora asociada del Departamento de Ingeniería Civil, Arquitectónica y Medioambiental de la Escuela de Ingeniería Cockrell, que dirige la investigación en curso sobre el análisis de los ríos.

La base de datos incluye tres ríos estadounidenses, el Mississippi, el Colorado y el Río Grande. Las tasas medias de migración de cada delta fluvial ayudan a identificar qué zonas son estables y cuáles están experimentando grandes cambios fluviales. Los investigadores se apoyaron en técnicas de diversas disciplinas para recopilar los datos y publicaron sus métodos en Internet, como el aprendizaje automático y el software de procesamiento de imágenes para examinar décadas de imágenes, y la mecánica de fluidos, utilizando herramientas diseñadas para controlar las partículas de agua en experimentos de turbulencia para, en cambio, rastrear los cambios en las ubicaciones de los ríos a lo largo de los años. “Tuvimos la idea de utilizar herramientas de la mecánica de fluidos mientras asistíamos a un seminario semanal del departamento en el que otros investigadores de la universidad comparten su trabajo”, explica Tess Jarriel, asistente de investigación y estudiante de posgrado en el laboratorio de Passalacqua y autora principal del artículo. “Esto demuestra lo importante que es colaborar entre disciplinas”.

Así, los ríos que tienen un alto flujo de sedimentos y una alta frecuencia de crecidas se mueven más, ya que está en su naturaleza y forma parte de un importante equilibrio que sustenta la investigación de Passalacqua. De esta forma, conociendo mejor estos deltas fluviales en los que viven millones de personas, los planificadores pueden tener una mejor idea de cómo equilibrar la tendencia cambiante de los ríos con el deseo de estabilidad de los asentamientos humanos.

Lee la noticia original en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda