Connecting Waterpeople
Contenido premium

Las Comunidades Autónomas sitúan al regadío como motor del desarrollo rural sostenible en NRF2022

Hoy lunes 27 de junio ha comenzado la segunda edición de Nuevo Regadío Forum, un evento que nació en 2021 con el objetivo de convertirse en un punto de encuentro de administraciones públicas, comunidades de regantes, empresas y profesionales para llevar a la audiencia de España y Latinoamérica la imagen más fiel del uso del agua en la agricultura del siglo XXI.

Tras las palabras de inauguración de Alejandro Maceira, fundador y director de iAgua, Cristina Clemente, subdirectora general de Regadíos, Caminos Naturales e Infraestructuras Rurales del MAPA, ha ofrecido un discurso centrado en la nueva política de regadíos del MAPA.

A continuación, destacados representantes de administraciones de varias comunidades autónomas con importante peso del regadío, han dado a conocer las políticas, planes y programas de inversión previstos en esta materia. Jesús Nogués, director general de Desarrollo Rural en el Gobierno de Aragón, que ha sido el primero en intervenir, ha hablado del cambio de paradigma de la política de apoyo publico al regadío en Aragón: “El regadío es clave en la producción de alimentos, en la vertebración del territorio y en el reto demográfico”, ha señalado. En este sentido, Aragón cuenta en total con una superficie de 413.481 ha, de las cuales solo el 44,95% está modernizado, de manera la modernización “es uno de los grandes retos”.

Así, ha señalado que la inversión total necesaria para proyectos pendientes de ejecución es de 590 millones de euros, además de la existencia de una fuerte demanda de inversiones en modernización integral de regadíos, una fuerte demanda de apoyo público y una demanda poco homogénea del territorio: “El regadío no solo lo tenemos que ver desde las administraciones como una política social, sino como una política que incrementa el patrimonio de los regantes”. En cuanto al Plan de Modernización Integral de Regadío de Aragón (2016-2022), cuyo plazo de ejecución se extenderá hasta 2025, Jesús Nogués ha señalado que el Gobierno de Aragón ha invertido, desde el año 2016, 158 millones de euros en la modernización integral del regadío: “En el ámbito de creación de regadíos hemos puesto en marcha regadíos que llevaban décadas sin ejecutar, con una inversión de 291 millones de euros hasta 2022”.

Antonio Quintana, director general de Agricultura, Ganadería y Pesca en la Generalitat Valenciana, ha comentado que “el regadío incrementa la productividad y produce alimentos de mayor valor añadido”. En cuanto a la situación de la Comunitat Valenciana, la superficie regada es de 338.000 hectáreas, que ha pasado en los últimos 35 años de un 38% a un 51% de superficie de regadío. “La agricultura de la Comunitat Valenciana es el motor de su economía y tiene un peso muy importante en las exportaciones”.

En este sentido, Antonio Quintana ha señalado que “el aumento de la superficie de riego localizado es muestra del esfuerzo de los regantes y de la implicación de la Generalitat Valenciana en implantar un modelo de regadío eficiente y sostenible”. Respecto a los objetivos de la Generalitat, Antonio Quintana ha enumerado la consolidación y modernización del regadío valenciano, asegurar su variabilidad económica, así como sus sostenibilidad en términos sociales y ambientales, todo ello a través de diferentes instrumentos, como son la realización de obras de interés general, una orden de ayudas para la utilización racional del agua, sufragada mediante fondos propios y una orden de ayuda para comunidades de regantes, sufragada con el Programa de Desarrollo Rural. En definitiva, en los últimos cuatro años se han invertido más de cien millones de euros.

“El aumento de la superficie de riego localizado es muestra del esfuerzo de los regantes y de la implicación de la Generalitat Valenciana”

La sesión también ha contado con José Sandoval, director general del Agua en el Gobierno de la Región de Murcia, que ha hecho un repaso de la historia de la modernización de regadíos de la Región en el periodo 1990-2022: “En la Región de Murcia se ha hecho un esfuerzo ingente para garantizar agua del riego, abordando la modernización de infraestructuras y haciendo un uso lo más eficiente posible de los recursos hídricos disponibles”.

En este sentido, José Sandoval ha señalado las dos principales particularidades de la Región, que son la depuración del 95% de sus aguas residuales y, de ellas, la reutilización para regadío del 98%, y la dependencia del Trasvase Tajo-Segura, que aporta unos recursos fundamentales tanto para el abastecimiento como para el regadío de la Región. Respecto a la mejora, modernización y consolidación de los regadíos en la Región de Murcia, ha comentado que han seguido las directrices de la Directiva Marco del Agua, teniendo en cuenta que, para ello, es necesario un apoyo institucional, por un lado, las comunidades de regantes y, por otro, la administración: “En los últimos treinta años, la Región de Murcia ha apostado por una clara mejora de los regadíos nacionales”.

“En los últimos treinta años, la Región de Murcia ha apostado por una clara mejora de los regadíos nacionales”

Así, desde 1990 hasta la actualidad, se han invertido 475 millones de euros en regadío, de los cuales 340 millones provienen de fondos público. Para finalizar, José Sandoval ha señalado los principales ejes de las actuales políticas regionales, que son la eficiencia energética y uso de energías renovables, el uso de recursos hídricos no convencionales y la sostenibilidad de regadíos. “La agricultura de regadío es un motor del desarrollo rural sostenible, fundamental para conseguir el arraigo de la población en el territorio y abordar los problemas de despoblación”, ha concluido.

Por su parte, Antoni Enjuanes, subdirector general de Infraestructures Rurals en la Generalitat de Catalunya, ha expuesto el Plan de actuación de Regadíos en Cataluña. “El déficit hídrico es bastante elevado en algunas zonas de Cataluña, y el regadío es una herramienta fundamental para garantizar los cultivos”, ha señalado en primer lugar. Respecto al volumen de agua reutilizada, Cataluña no se caracteriza por destinar gran cantidad al regadío, lo que, es sin duda, “una línea en la que trabajar”.

Antoni Enjuanes ha señalado que “si no integramos dentro de los planes de actuación el conocimiento y las infraestructuras, así como al regante y al medioambiente, el futuro de los regadíos es incierto”, y que desde la Generalitat están trabajando para integrar un ciclo de sinergias que hagan que las inversiones en infraestructuras apliquen el conocimiento disponible y que este se trasmite a los regantes, de manera que estos utilicen dichas infraestructuras de manera eficiente. “Las inversiones en infraestructuras de regadíos por parte de la Generalitat de Cataluña desde 2007 hasta 2021 ha sido de 1.900 millones de euros”. Así, ha concluido con un mensaje claro, el de que “la modernización del regadío tradicional es una decisión colectiva que implica compromiso y cambio”.

Ha cerrado la sesión Rafael Sáez, director general del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, que ha comentado las políticas de impulso de la Junta de Castilla y León, que están suponiendo un importante incremento de las superficies de regadío en la región, reduciendo, por otro lado, la superficie de riego tradicional: “Tenemos todavía un 25% de la superficie que es todavía susceptible de modernizar”, ha comentado. En este sentido, Rafael Sáez ha señalado que la modernización del regadío ha sido una prioridad para la Junta de Castilla y León y que así va a seguir siendo.

Así, la planificación de inversiones en Castilla y León está trabajando en actuaciones en materia de regadío con el objetivo fundamental de que “las explotaciones agrarias tengan las mejores condiciones para producir”, es decir, en el fomento del regadío como modelo de intensificación sostenible, pero donde ha de jugar un papel fundamental el enfoque productivista.

"La planificación de las actuaciones en materia de regadío tiene como objetivo fundamental que las explotaciones agrarias tengan las mejores condiciones para producir"

En este sentido, la Planificación de las actuaciones de regadío en Castilla y León (2022-2026) se centra en realizar nuevas actuaciones de regadíos (transformación y modernización), llevar a cabo actuaciones de eficiencia energética del regadío y el impulso a la tecnología. Así, Rafael Sáez ha señalado que la planificación en Castilla y León no se concibe sin la reorganización de la propiedad, pues mejora la eficacia y la eficiencia potenciando los objetivos de la modernización.

Finalmente, en materia de modernización de regadíos, desde Castilla y León han apostado por la colaboración y coordinación de todas las administraciones tanto en financiación como en ejecución. Respecto al Plan de Recuperación y el PERTE, Rafael Sáez ha señalado que la participación de Castilla y León ha caído en lo referente a la participación de SEIASA a la mitad, quedando en un 12%, poniendo de manifiesto, además, que aún quedan pendientes de ejecutar varias actuaciones de modernización de aquí a 2025. Además, respecto a la implementación de la energía solar fotovoltaica en zonas regables, ha comentado que en este momento hay trece actuaciones que supondrán la aplicación de energía fotovoltaica en 46,689 hectáreas con inversiones superiores a 44 millones de euros. “Es necesario seguir impulsando el uso de la tecnología como factor esencial para la competitividad de la actividad, como modelo de intensificación sostenible”, ha concluido.