Connecting Waterpeople

Día Mundial del Retrete 2020: Desafíos y soluciones para la mejora de acceso al saneamiento

  • Día Mundial Retrete 2020: Desafíos y soluciones mejora acceso al saneamiento

Hoy miércoles 18 de noviembre, iAgua y la Fundación We Are Water han celebrado un encuentro digital con motivo del Día Mundial del Retrete, cuya conmemoración es el 19 de noviembre y que sirve para valorar el retrete y sensibilizar a la opinión pública sobre los millones de personas que viven sin acceso a servicios de saneamiento gestionados de forma segura.

El encuentro, cuyo objetivo ha sido el de compartir diferentes proyectos y visiones para abordar la brecha del acceso al saneamiento en el mundo, así como promover un debate sobre la situación actual y los retos que enfrentamos en un escenario marcado por la pandemia y los efectos cada vez más llamativos del cambio climático, ha contado con la participación de siete representantes procedentes de distintas organizaciones que promueven la adopción de medidas para hacer frente a la crisis mundial de saneamiento y el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 6: agua y saneamiento para todos de aquí a 2030.

Y, es que, detrás de los trabajos para el cierre de la brecha de acceso al saneamiento básico hay múltiples entidades y profesionales de diferentes geografías. Durante la primera parte del evento los ponentes compartirán los últimos proyectos e iniciativas en los que concentran sus esfuerzos para el cumplimiento del ODS 6.

En primer lugar, Ana Muedra, Técnico de Programas de UNICEF, habló sobre uno de los proyectos que lleva a cabo UNICEF junto a la Fundación We Are Water en Burkina Faso, cuyo objetivo es promocionar el acceso sostenible a infraestructuras de saneamiento básico e higiene en comunidades rurales. “Uno de los principales objetivos de UNICEF es abordar la brecha del acceso al agua, saneamiento e higiene, y todo lo que ello conlleva”, ha señalado. El proyecto en cuestión, aplica la metodología SANTOLIC (Saneamiento Total Liderado por la Comunidad), que busca crear conciencia en las comunidades y que sea la propia población la que busque soluciones para solventar dicha situación, y que está enmarcada en la Estrategia Nacional adoptada por el gobierno burkinés.

Ana Muedra

Nadia Llorens, responsable de Programas y Subvenciones de la Fundación Vicente Ferrer, ha hablado del gran reto de la defecación al aire libre en la India rural. Entre los años 2014 y 2019. el Gobierno de la India inició un gran y ambicioso programa nacional para revertir la situación de la defecación al aire libre llamado Swachh Bharatt, que significa ‘India Limpia’. “A pesar de estar en el siglo XXI, la defecación al aire libre sigue siendo uno de los grandes retos en India”, siendo las razones la falta de una cultura de agua y saneamiento, falta de infraestructuras en las viviendas, que el tema no es una prioridad y el hinduismo. Nadia ha señalado, además, que “la defecación al aire libre tiene importantes impactos en la salud pública” estimando el Banco Mundial que el 21% de las enfermedades en la India están relacionadas con el agua.

Nadia Llorens

A continuación, Katherine Arévalo, experta en Agua, Saneamiento e Higiene (WASH) en el departamento de Programas Internacionales de World Vision España, ha presentado el trabajo de World Vision en materia de saneamiento a nivel mundial y el impacto que han tenido. Entre los logros en esta materia, en 2019 World Vision logró que 3,4 millones de personas obtuvieran acceso a agua potable y 20 millones recibieran ayuda a través de 76 respuestas globales a emergencia. Así, los diferentes planes de desarrollo que lleva a cabo World Vision en diferentes países se centran en garantizar el acceso a una fuente de agua potable segura y saneamiento básico. “Compartimos el acceso a agua limpia y saneamiento como derecho fundamental para el cambio”, ha señalado.

Katherine Arevalo

David Muñoz, responsable regional de Programas Cooperación Internacional al Desarrollo de ONGAWA y asesor técnico en Agua y Saneamiento y Vasco Cote, representante de ONGAWA en Mozambique, han expuesto la experiencia de ONGAWA en la mejora del acceso al saneamiento y la higiene en el ámbito rural a lo largo de casi diez años trabajando en el Distrito de Manhiça, en Mozambique. Esta experiencia, planteada desde el enfoque basado en derechos humanos (EBDH), incorpora tanto la componente de saneamiento domiciliar como la de saneamiento institucional, en escuelas y centros de salud, siempre junto con la promoción de la higiene. “En el Distrito de Manhiça, al sur de Mozambique, más del 50% de las familias no tienen #letrina y siguen practicando defecación al aire libre”, ha señalado David. La falta de recursos económicos y financiación, grupos especialmente vulnerables y la mayor demanda debido al crecimiento poblacional, son los principales problemas de acceso al saneamiento domiciliar. Por su parte, Vasco Conte ha señalado que “las infraestructuras de saneamiento siguen siendo el gran reto de las escuelas en Mozambique”, siendo la ratio de alumnos por letrina está por encima de 100. No obstante, ONGAWA propone diferentes soluciones que pasan por la promoción de higiene y saneamiento en las comunidades o modelos de letrinas de bajo coste duraderas que respondan a las necesidades, así como el acceso a la financiación (pago a plazos) para familias con capacidad de pago y subsidios para las familias más pobres o grupos vulnerables.

Vasco Cote

Juan José Salas, director de Servicios Tecnológicos de Fundación CENTA, ha descrito las actuaciones llevadas a cabo al amparo de un Proyecto financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), para proveer de servicios de saneamiento a la población rural salvadoreña y que se llevó a cabo en 2013. Uno de los principales problemas fue que el abastecimiento de agua potable era precario, con una muy baja dotación y con un suministro intermitente e irregular, así como la dificultad de encontrar terrenos con buenas características para la implantación de sistemas de tratamiento de aguas residuales. Así, tras el conocimiento exhaustivo de la situación de partida, se propusieron cinco modelos de saneamiento que intentaban dar respuesta a toda la casuística detectada en los que se recurría al empleo de tratamientos naturales de depuración: aplicación al terreno y humedales artificiales (verticales/horizontales). Como conclusión Juan José Salas ha señalado que “la participación ciudadana antes y durante la ejecución del proyecto es clave” para el éxito del mismo.

Juan José Salas

Sara Sánchez, coordinadora de proyectos en Bolivia de CYTSA y miembro del área de Sostenibilidad de YWP Spain, ha aportado un breve enfoque de género para hablar de las consecuencias de la falta de acceso a saneamiento, mostrando ejemplos de saneamiento en Guatemala, donde casi cuatro millones de personas carecen de servicio de saneamiento seguro. “En un momento en el que la higiene y el lavado de manos es tan crucial por la pandemia actual, es fácil entender por qué este dato es tan devastador”, ha señalado en referencia a que dos de cada cinco escuelas del mundo carecen de instalaciones básicas para el lavado de manos ante la pandemia. Sara también ha señalado las dificultades a las que se enfrentan mujeres y niñas cada día con la falta de saneamiento, destacando que “por cada año de escolarización primaria, los futuros ingresos de las mujeres aumentan un 10-20%, y entre 15 y el 25% por año adicional de educación secundaria”.

Sara Sánchez

Una vez compartidos los proyectos en los que cada organización trabaja para mejorar el acceso al saneamiento en el mundo, ha tenido lugar un debate moderado por Carlos Garriga, director de la Fundación We Are Water, para confrontar, entre otros temas, las diferentes visiones sobre el estado actual del acceso. “Lograr que en las comunidades no haya defecación al aire libre debe ser un primer paso en la escalera del saneamiento”, ha señalado David Muñoz (ONGAWA). En concreto, en India, Nadia Llorens (Fundación Vicente Ferrer) ha dicho que “el reto en el acceso al agua y al saneamiento es especial porque está ligado a su cultura y su día a día”. Otro tema que se ha abordado, además del freno que ha provocado la pandemia de la COVID-19 en el desarrollo de algunos proyectos, son los retos y problemáticas que habitualmente se encuentra en la construcción de letrinas en las comunidades, donde Katherine Arévalo (World Vision) ha señalado que “es importante entender a las comunidades con las que queremos trabajar, pero desde sus raíces. Por más bonitas y útiles que instales las letrinas no las van a utilizar”. “El acceso a las letrinas tiene que ser visible, a ser posible que las de hombres y mujeres no estén comunicadas”, ha dicho Sara Sánchez (Cytsa), haciendo hincapié de nuevo en la brecha de género. Finalmente, sobre el cambio climático, tema central también este año del Día Mundial del Retrete 2020 junto al saneamiento sostenible, todos los ponentes han coincidido en el camino a seguir: resiliencia.

La redacción recomienda

26/11/2020 · Agro · 174 2

¿Cómo le damos más valor al agua?