Connecting Waterpeople
Contenido premium

Día Mundial del Retrete 2021: el valor de los retretes

Día Mundial del Retrete 2021: el valor de los retretes

Una de las primeras cosas que el ser humano hace nada más levantarse de la cama es ir al cuarto de baño para orinar o defecar; una necesidad natural que viene a nosotros varias veces al día y que despachamos en un retrete como algo cotidiano. Sin embargo, a muy pocos les preocupa el viaje que hacen nuestras heces y mucho menos son conscientes de que la prestación de los servicios de saneamiento es, sin duda, uno de los avances más importantes de salud pública de los últimos tiempos.

Con 2.300 millones de personas en todo el mundo (una de cada tres personas) careciendo de instalaciones básicas para lavarse las manos en casa, la pandemia provocada por el SARS-CoV-2 ha reafirmado la importante necesidad de contar con unas instalaciones de saneamiento básicas para combatir la propagación de virus, enfermedades y, en última instancia, evitar muertes. Sin embargo, a la anterior cifra se suma que todavía 494 millones de personas practican la defecación al aire libre en todo el mundo. Una cantidad que no parece gran cosa si la comparamos con los 7.700 millones de personas que viven en el mundo. Sin embargo, este 6,4% de la población mundial tiene exactamente los mismos derechos que el resto y entre ellos se encuentra el derecho humano al agua y al saneamiento, donde se proclama la necesidad de proporcionar un suministro de agua potable y saneamiento saludable, limpio, accesible y asequible para todos.

Cada 19 de noviembre se celebra el Día Mundial del Retrete. Sigue las acciones de la campaña de este año en Twitter con los hashtags #DíaMundialdelRetrete y #WorldToiletDay

Volviendo a la cifra de la población mundial, 3.600 millones de personas viven sin acceso a sistemas de saneamiento gestionados de forma segura, o lo que es lo mismo, un 46,7% de la población. Casi la mitad de las personas que habitan este planeta corren el riesgo de enfermar o morir precisamente por esa inseguridad de sus sistemas de saneamiento y es por ello que todavía hoy es necesario conmemorar el Día Mundial del Retrete cada 19 de noviembre.

El derecho humano al agua y al saneamiento proclama la necesidad de proporcionar un suministro de agua potable y saneamiento saludable, limpio, accesible y asequible para todos

Un día en el que cada año se pretende visibilizar que casi la mitad de la población mundial carece de servicios de saneamiento gestionados de forma segura. Pero no solo eso; cuando alguien en una comunidad no dispone de baño, el resto también está en riesgo, ya que la falta de higiene puede contaminar los suministros de agua potable, los ríos, los campos y las playas, provocando la expansión de enfermedades graves. De hecho, según alerta la ONU, al menos 2.000 millones de personas se abastecen de fuentes de agua potable contaminadas por heces y cada día más de setecientos niños menores de cinco años mueren por enfermedades diarreicas causadas por agua insalubre o por saneamiento o higiene deficientes.

  • Día Mundial del Retrete
  • Día Mundial del Retrete

¿A quién le importan los retretes?

Con esta pregunta ONU Agua —el mecanismo de las Naciones Unidas encargado de coordinar las cuestiones relacionadas con el agua y el saneamiento— buscar seguir haciendo frente a la crisis mundial del saneamiento y lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6: agua y saneamiento para todos de aquí a 2030.

Bajo el lema “Valoremos los retretes”, la campaña de este año hace hincapié en el hecho de que tanto los retretes como los sistemas de saneamiento en los que se basan están infrafinanciados, mal gestionados o descuidados en muchas partes del mundo. Esto supone consecuencias devastadoras de diversa índole para la salud, la economía y el medioambiente, que sufren especialmente las comunidades más pobres.

Día Mundial del Retrete

El mundo desarrollado ve estos problemas muy lejanos, así que acerquémonos. Qué levante la mano quién no se haya topado alguna vez con un cuarto de baño atascado, maloliente y con renacuajos haciendo largos en un suelo mojado de a saber qué en una discoteca, un garito o un bar. La cara de asco y las arcadas son inevitables incluso recordando esa situación, así que sigamos haciendo uso de nuestra imaginación para poner sobre la mesa los crudos problemas de esta crisis mundial del saneamiento.

¿Qué harías si tu hijo o sobrino se viera obligado a hacer sus necesidades al aire libre o en cubos o letrinas improvisadas, porque su colegio no cuenta con ningún tipo de instalación de saneamiento? ¿O si tu hija o sobrina adolescente tuviera que quedarse en casa cuando tiene la regla porque su instituto no tiene las instalaciones adecuadas para cubrir su higiene básica? ¿Y si no pudieras garantizar que el agua que usa tu familia para beber, cocinar o lavarse haya evitado el contacto con las heces de otras personas o animales?

La falta de instalaciones de saneamiento básicas y seguras es una de las lacras que debe erradicarse dentro de la crisis mundial del agua a la que se enfrenta la humanidad.

  • Día Mundial del Retrete
  • Día Mundial del Retrete

Sensibilizar a la opinión pública sobre los problemas que remarca el Día Mundial del Retrete cada año es tarea de todos, pero el trabajo también recae en los máximos responsables de la gestión del agua y el saneamiento. Las Naciones Unidas reclaman que necesitamos urgentemente inversiones e innovación masivas para cuadriplicar el progreso a lo largo de la 'cadena de saneamiento', es decir, desde los inodoros hasta el transporte, recolección y tratamiento de desechos humanos; ese viaje de las heces tan importante que, si bien es invisible para muchos de los que gozan de una buena conexión de la red de alcantarillado, pero que exigen su correcto funcionamiento como servicio público, para otros tantos ni siquiera existe.

Se necesitan urgentemente inversiones e innovación masivas para cuadriplicar el progreso a lo largo de la 'cadena de saneamiento

Sectores público y privado deben trabajar conjuntamente para crear sistemas de saneamiento sostenibles que funcionen no solo en los países desarrollados, también en las comunidades desatendidas que se concentran en países con menos recursos. Los gobiernos deben, dice la ONU, escuchar a las personas que se han quedado atrás y no disponen de acceso a los baños, asignando fondos específicos a fin de tenerlas en cuenta en los procesos de planificación y de toma de decisiones. Porque todos queremos levantarnos cada mañana o ir a un establecimiento y tener libre un retrete limpio y seguro. ¿O no?

Información de interés

¿Qué es un sistema de saneamiento sostenible?

Día Mundial del Retrete

El saneamiento sostenible comienza con un retrete —instalado en un lugar seguro, accesible y digno— que recoge eficazmente los excrementos humanos. Luego, los excrementos pueden ser transportados por tuberías o pueden almacenarse en un tanque, cuyo contenido puede tratarse in situ o bien puede vaciar posteriormente un servicio de recogida. La siguiente etapa es el tratamiento y el uso o la eliminación sin riesgos.

La reutilización segura de excrementos humanos tratados puede permitir la captura de emisiones de gases de efecto invernadero para fines de producción de energía, además de proporcionar a la agricultura una fuente fiable de agua y nutrientes.

Los sistemas de saneamiento sostenibles, además, deben ser capaces de soportar los efectos del cambio climático, como crecidas y sequías más frecuentes, cambios en la disponibilidad de agua y la subida del nivel del mar.

Fuente: ONU.