Connecting Waterpeople

FAO señala en NRF la necesidad de modernizar las infraestructuras de regadío en América Latina

  • FAO señala NRF necesidad modernizar infraestructuras regadío América Latina
  • Nuevo regadío Forum se celebra del 21 de junio al 2 de julio, reuniendo a los líderes de la gestión, la tecnología, la planificación y la política de España y Latinoamérica.

Luis Nicolás Loyola, ingeniero en Infraestructura Rural y Riego de FAO, ha intervenido en la sesión dedicada al regadío en Latinoamérica que ha tenido lugar hoy en la quinta y última jornada de Nuevo Regadío Forum. En ella, organismos multilaterales y actores relevantes a nivel nacional han expuesto la situación actual y las previsiones de futuro de un sector fundamental para garantizar la seguridad alimentaria en la región.

En ese sentido, Luis Nicolás Loyola ha hecho un repaso del contexto, importancia y desafíos del regadío en la región latinoamericana, siendo la agricultura “un sector clave”. Y, es que, en los últimos quince años la región ha experimentado un crecimiento en su participación en el mercado mundial de productos agrícolas, participando con un 18,4% del comercio agrícola mundial. “Desde el punto de vista económico, la agricultura irrigada es responsable del 15% de los empleos en la región latinoamericana”, ha señalado. Además, ha destacado que uno de los retos más importantes en este ámbito son las infraestructuras: “En la región latinoamericana tenemos un déficit importante de infraestructuras y tenemos que generar un planteamiento con una visión más enfocada a la modernización”. Así, el enfoque de los proyectos de inversión en regadío debe tener, según Luis Nicolás un “enfoque integrado”.

Otro de los grandes retos de la región es abordar el impacto del cambio climático. En este sentido, las Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional (INDC) reconocen la importancia de la agricultura y el agua en la lucha contra el fenómeno. “De 130 países que incluyen medidas de adaptación relacionadas con el agua, el 77% incluyen medidas contra la escasez y propuestas para la mejora de la calidad de agua”, ha destacado. Conscientes de que la escasez de agua se intensificará en la región, es necesario “un enfoque innovador en el modo que los recursos se asignan, gobiernan, administran y conservan” en la región.

Finalmente, el representante de FAO ha señalado el potencial de mejora que existe dentro del sector, que agrupan en la modernización de la infraestructura hídrica y agrometeorológica, el establecimiento de sistemas de información, la implementación de innovaciones tecnológicas y la asistencia técnica. “El riego puede aportar una diversificación de los productos, una mejora en el acceso a los mercados y puede generar un impacto positivo en un corto plazo”, ha concluido.

La redacción recomienda