Connecting Waterpeople
Lee iAgua Magazine 34

Castilla-La Mancha creará un canon medioambiental para recuperar los costes de la gestión del agua

  • Castilla- Mancha creará canon medioambiental recuperar costes gestión agua
  • Cerrando la primera de las tres sesiones sobre Planes de Inversión de las Comunidades Autónomas que INVESTAGUA, Francisco Martínez, consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Junta de Castilla-La Mancha ha hablado sobre las políticas, planes y programas de inversión para infraestructuras hidráulicas en la región.
  • INVESTAGUA se celebra entre el 12 y el 23 de abril, que reunirá a los más altos responsables de las Administraciones Públicas con competencias sobre el ciclo integral del agua.
  • Accede al área privada de INVESTAGUA para ver su intervención.

Francisco Martínez, consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Junta de Castilla-La Mancha, ha intervenido en la primera de las tres sesiones sobre Planes de Inversión de las Comunidades Autónomas que INVESTAGUA dedica a lo largo de sus dos semanas de celebración.

Durante su intervención, Francisco Martínez ha expuesto las políticas, planes y programas de inversión para infraestructuras hidráulicas en el corto y medio plazo que se están llevando a cabo desde la Junta de Castilla-La Mancha.

Francisco Martínez ha comenzado resaltado la importancia de la cooperación pública y la cooperación privada, mencionando las palabras de Teres Ribera sobre la co-gobernanza, “una cuestión básica y un principio elemental para gestionar el agua”. Así, ha puesto en valor las entidades locales y su papel en depuración, abastecimiento, etc. “Sin la participación del sector privado no es posible avanzar todo lo que tenemos que avanzar”, ha dicho, “y no solo en las inversiones, si no en la toma de decisiones”. En Castilla-La Mancha, “hemos puesto en marcha una mesa regional del agua en la que participan los partidos políticos y toda la sociedad civil de Castilla-La Mancha (…). En esta mesa se ha puesto en marcha un documento de posicionamiento común, y hemos sido capaces de ponernos de acuerdo. Tenemos colectivos amparando y defendiendo este posicionamiento, que parte de considerar el agua como un bien público y un derecho humano”. El documento parte de la base de que el agua es un bien público y como tal debe gestionarse, y prioriza las cuestiones básicas de la política medioambiental y del agua que vienen fijados por la Unión Europea.

Francisco Martínez ha explicado que Castilla-La Mancha es una región rural, y por ello hay que priorizar a la población que habita en los municipios en relación al agua.

Así, ha hablado de tres cuestiones: la Ley de Aguas de Castilla-La Mancha, las políticas que tienen que ver con consumo urbano (abastecimiento y depuración) y la utilización del agua de manera eficiente en la agricultura y su compatibilidad con el medio ambiente.

La Ley de Aguas de Castilla-La Mancha, en la que se lleva trabajando mucho tiempo, está cerca de su aprobación. Esta norma incluye los costes de recuperación medioambientales en materia de agua, un canon que está presente en la mayoría de comunidades autónomas y que completa los cuatro cánones obligatorios: abastecimiento, depuración, saneamiento y recuperación. “La ley hace un planteamiento de economía circular en relación al recurso agua”. Además, la región es compleja por las cuencas que le afectan. “La ley nos tiene que servir para utilizar los recursos obtenidos por el canon en mejoras medioambientales en relación al agua”, ha comentado.

El segundo lugar, ha hablado del consumo urbano, explicando que, desde la consejería, la agencia del agua y la empresa pública de infraestructuras de aguas de Castilla-La Mancha se hace frente a las competencias asignadas y aquellas que los municipios no pueden gestionar. La Agencia del agua gestiona el agua de 250 municipios, y el saneamiento depende en gran parte de la misma a través de la empresa pública de infraestructuras.

Concretamente, en abastamiento, “gestionamos el abastecimiento de 600.000 personas de los 2 millones de habitantes de Castilla-La Mancha, a través de 9 sistemas de abastecimiento de agua potable. Mocionamos dos: sistema de picadas en Toledo y la tubería a la llanura manchega, que mejorará la cantidad y calidad del agua”.

En relación al saneamiento, hay “24 depuradoras en previsión de construcción, y una inversión de 32 millones de euros”. En total, se destinarán “57 millones de euros para la construcción de 24 depuradoras para municipios de entre 2.000 y 12.000 habitantes, el grueso de los núcleos de población con mayor población y que serán objeto de ese plan específico de depuración que vamos a completar de aquí a 2023”.

Con ello, ha hecho referencia a la Comisión Europea como ejemplo de co-gobernanza, para que insista en las actuaciones necesarias e inversiones. Esa inversión se completa con la inversión por parte de las empresas.

La tercera parte es la vinculada al riego. “No podemos olvidar que, si tenemos que afrontar reto demográfico, no podemos quitarle a la gente de la España interior, que tiene problema de demografía. Es el recurso imprescindible para que la gente decida quedarse a vivir voluntariamente en el pueblo”, ha dicho. “Tenemos que hacer un esfuerzo en mejorar la eficiencia, que ya se ha hecho, pero nunca es suficiente”. Así, aboga por la colaboración con las confederaciones, y conjugar el uso del agua con la protección del medio ambiente. Francisco Martínez ha detallado el modelo de agricultura sostenible en Castilla-La Mancha, que ha calificado de “real”, por lo que debemos ser “extremadamente rigurosos”. “Esperamos que la planificación hidrológica que viene sea realmente moderna”, ha terminado.

La redacción recomienda

04/05/2021 · Tratamiento del Agua · 126 1

Las empresas demandan fondos europeos para mantener infraestructuras de agua urbana sostenibles

28/04/2021 · Agro · 246

Balance de C de las zonas regables del TTS en distintos escenarios de incorporación de agua desalada