Connecting Waterpeople

Hugo Morán, principal candidato a la Secretaria de Estado de Medio Ambiente de España

2.252
0
(0)
  • Hugo Morán, principal candidato Secretaria Estado Medio Ambiente España
2252

A falta de confirmación oficial, diversas fuentes próximas al PSOE aseguran que Hugo Morán Fernández será el nuevo Secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Transición Ecológica que dirige Teresa Ribera.

Una larga trayectoria ligada al Medio Ambiente

  • Nació en 1963 en Campomanes-Lena. 
  • Forma parte de la Ejecutiva Local del PSOE en Lena, y de la Ejecutiva Regional de la Federación Socialista Asturiana.
  • Ha sido concejal del Ayuntamiento de Lena entre 1987 y 1995 y alcalde de este municipio entre 1995 y 2007. 
  • Ha formado parte de la Comisión Ejecutiva de la Federación Asturiana de Concejos desde su creación, y ha sido su presidente durante seis años. Ha representado a Asturias en el seno del Consejo Territorial de la FEMP
  • Ha sido miembro de la Comisión Permanente de la Asociación de Comarcas Mineras ACOM-España, y de la Asociación Europea de Excelencia Territorial EUREXCTER. 
  • Fue presidente del Consorcio para el Desarrollo de la Montaña Central de Asturias, y del Grupo de Desarrollo Rural de este mismo territorio. Miembro de las Redes Asturiana y Española de Desarrollo Rural, y del Consejo Económico y Social de Asturias.
  • Ha sido vocal del Consejo de Comunicación de la Radio Televisión del Principado de Asturias (2005/2007) y Director General de la Oficina de Relaciones con la Junta General del Principado de Asturias (2007/2008)
  • Es diputado por Asturias en el Congreso, donde ejerce el cargo de portavoz adjunto de la Comisión de Administraciones Públicas.

Su discurso en materia de agua

iAgua ha recogido en los últimos años numerosas noticias, declaraciones y artículos de opinión de Hugo Morán Fernández. Resumimos aquí los más destacados:

El PSOE quiere prohibir que se privaticen infraestructuras y empresas públicas del sector del agua

  • "Tenemos como objetivo fundamental hacer entre todos política del agua y erradicar definitivamente cualquier tentación interesada en hacer política con el agua”.
  • “Lo que queremos y necesitamos es una política del agua para el siglo XXI”
  • "Morán también se ha referido a la necesidad de avanzar en una norma que prohíba la privatización de las infraestructuras de captación y distribución primarias y de las entidades o empresas públicas que tengan encomendadas su gestión."

Hugo Morán: "El PSOE luchará para que Europa reconozca el agua como un derecho humano" (Febrero de 2014)

  • “El PSOE defenderá en Europa que el acceso al agua y al saneamiento sea reconocido como un derecho humano, un derecho esencial para la dignidad de los seres humanos y que deben ser los Estados los que garanticen el agua como un bien público”
  • “La Declaración de Naciones Unidas considerando el agua como un Derecho Humano no puede ser una mera declaración de intenciones sino que debe conllevar compromisos que condicionen las políticas públicas de agua en los estados miembros de la Unión Europea”
  • “Es necesario que la política, desde todos los ámbitos, incorpore como una prioridad el combate contra la pobreza energética e hídrica legislando un marco de cobertura social sobre un servicio mínimo de suministro de agua y energía que garantice que ningún hogar pueda ser privado de estos servicios esenciales para la dignidad de las personas”

Un ministerio de agua y energía (Mayo de 2014)

  • "Agua y energía son, sin lugar a dudas, elementos imprescindibles para sustentar el desarrollo de cualquier región, y lo serán aún más en los tiempos venideros. De su disponibilidad o de su carencia dependerá el ser o no ser de cualquier proyecto de avance social en no importa que rincón del Planeta. Con la Humanidad enfrentada al gran reto del Cambio Climático, las decisiones de todos los gobiernos no han de perder de vista los diagnósticos cada vez más incontestables de la comunidad científica. Hemos de cambiar radicalmente un patrón energético que representa un riesgo cierto para la sostenibilidad misma de los ciclos de vida en no pocos territorios, en los cuales el agua se nos presenta como factor determinante, y España es uno de esos puntos críticos."
  • "Sabemos que enfrentarnos a una crisis energética o una crisis hídrica es hacerlo contra crisis sistémicas, y que cualquiera de ambas desencadena graves consecuencias económicas, pero no es menos cierto que las de carácter social y ambiental que llevan aparejadas son de mayor alcance aún que aquéllas. Hemos de concluir pues, que agua y energía han de ser áreas estratégicas en la gestión de un país, y que deben estar conectadas en aras de un mejor gobierno."
  • "Así pues, asistimos al nacimiento de unos nuevos principios de la gobernanza del agua y de la energía, enraizados en su consideración de derechos humanos(el agua ya ostenta dicha categoría desde 2010, y no me cabe duda de que la energía seguirá en breve el mismo camino). Además no será posible obviar por más tiempo la condicionante ambiental en la planificación y la gestión de ambos recursos; no hacerlo así sería tanto como rebajar a futuro los índices de calidad de vida merced a irresponsables decisiones de presente. Sólo garantizando la premisa ambiental y el aseguramiento del derecho ciudadano a ambos recursos, será posible desplegar las potencialidades de actividad económica al servicio de la generación de riqueza que los mismos atesoran. La alternativa no es otra que la escasez, el conflicto y la ruina."
  • "¿Cómo anticipar esa política de la seguridad ambiental, de la consolidación del derecho de acceso al agua y a la energía, y de la prosperidad vinculada a la gestión del capital natural? Necesitamos Leyes del siglo XXI para las realidades sociales, tecnológicas y ambientales del nuevo milenio. Es preciso que la sociedad sea consciente del reto al que se enfrenta, porque habrán de convivir decisiones locales con consecuencias globales, en tanto que no existen instrumentos operativos de gobernanza global. Podríamos comenzar por alguna gran decisión de gobierno: se abriría un horizonte esperanzador con un Ministerio en el cual conviviesen agua y energía, encargado de velar por el adecuado ordenamiento de ambos recursos esenciales, la integridad del capital natural y una equilibrada gestión del patrimonio público (costas, ríos, montes, biodiversidad, aire…). Más que un Ministerio de Medio Ambiente, uno de Todo el Ambiente."

La redacción recomienda