Connecting Waterpeople

Una investigación probará la capacidad de la tecnología óptica para detectar fugas de agua

156
  • investigación probará capacidad tecnología óptica detectar fugas agua

Los investigadores de UNSW Sydney han sido seleccionados por Sydney Water para probar la capacidad de su tecnología óptica patentada para detectar fugas, lo que podría ahorrar miles de millones de galones de agua al año.

El profesor Francois Ladouceur, de la Escuela de Ingeniería Eléctrica y Telecomunicaciones de la UNSW, y los socios Thales Underwater Systems y Zedelef Pty Ltd, han sido los encargados de probar si su tecnología de matriz de sonar óptica puede detectar con precisión las fugas en las tuberías de agua de la ciudad, ya que se estima que al menos un 10% del agua se pierde diariamente de las tuberías principales de Sydney Water.

La compañía australiana utiliza actualmente una variedad de enfoques para detectar fugas dentro de su red de más de 22.000 km de tuberías, como el monitoreo de los niveles de lluvia y la humedad del suelo, inspecciones de tuberías y dispositivos de escucha acústica. Pero estos métodos pueden ser costosos y difíciles de implementar en una red tan grande. 

Con este nuevo uso de la tecnología óptica, se permite que el voluminoso conjunto de cables sea reemplazado por una fibra óptica única más barata, más liviana y más duradera.

Se estima que al menos un 10% del agua se pierde diariamente de las tuberías principales de Sydney Water

“Nuestro conjunto de sonar es como una tira de manguera de jardín de 50 metros con 16 micrófonos en su interior, distribuidos igualmente a lo largo de su longitud. Estos micrófonos detectan los sonidos más pequeños y usamos una sola fibra óptica para enviar toda esta información al software dedicado, que calcula dónde se encuentra una fuga", señaló el profesor Ladouceur.

El equipo confirmó la viabilidad de su tecnología para el monitoreo del océano en una ronda de pruebas exitosas en Lake Macquarie el año pasado. En este caso, para la prueba de Sydney Water, colocarán su matriz de sonar en una cañería de agua y luego simularán una fuga, que, espera Ladouceur, puedan localizar con precisión.

"Si los aspectos económicos funcionan, nuestra tecnología podría instalarse dentro de todas las tuberías nuevas a medida que se construyen, y luego tendrán una detección de fugas permanente", confirmó Ladouceur.

Así, este grupo de investigadores espera que este proyecto proporcione las bases para el desarrollo de la próxima generación de detección de fugas en Sydney Water y posibilite cubrir la mayor cantidad posible de la red de agua para detectar y reparar fugas, evitando así pérdidas adicionales de nuestro recurso natural más valioso.

Lee la noticia original en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda

23/10/2019 · Eventos · 62 1

Revive los mejores momentos de Smart Water Summit 2019