Connecting Waterpeople
Contenido premium

Metodologías de reducción del ANR y digitalización impulsan la eficiencia en la gestión del agua

Smart Water Summit celebra esta semana su sexta edición para analizar en profundidad, durante cuatro jornadas online y una presencial, los retos del presente y futuro en un contexto de indiscutible consolidación de la digitalización como pilar de la gestión del agua.

Así, la primera jornada se centró en dar a conocer el estado actual de la digitalización en el sector del agua a todos los niveles -mundial, europeo y español-. Asimismo, el segundo día puso el foco en la IoT & Conectividad y la telelectura, en la que se expusieron, además, algunos casos de éxito de la implementación de estas tecnologías, en Jaén y en la región mediterránea.

Durante la tercera jornada tuvo lugar una sesión sobre Big Data Analytics, así como otra centrada en la inteligencia artificial y el machine learning. Además, pudimos conocer la importancia de las Plataformas y cómo es la gestión del agua en pequeñas y medianas poblaciones con Aqualia Live.

La cuarta jornada de Smart Water Summit, celebrada hoy jueves 22 de septiembre, ha estado centrada en la gestión de activos, cuya primera sesión de la mañana ha abordado la metodología BIM. A continuación, una segunda sesión se ha centrado en el Agua No Registrada (ANR), donde la digitalización juega un papel fundamental en la coyuntura actual de escasez que vivimos. En este sentido, de la mano de una referencia en el sector, se han dado a conocer las últimas tendencias para abordar un proceso clave en el camino hacia la máxima eficiencia en la gestión del agua.

Antonio Rubio, director de desarrollo de negocio en Miya Water, ha hablado de cómo realizar un proyecto completo de Agua No Registrada (ANR), cuya reducción requiere un enfoque holístico que aborde los procesos empresariales, los sistemas informáticos de gestión, así como la operación de las infraestructuras. “Las soluciones que ofrece Miya se centran en reducir radicalmente las ANR compartiendo los riesgos del proyecto con el cliente, respaldado a través de los beneficios obtenidos por el propio proyecto”, y que sirva de guía para desarrollar un proyecto de co-gestión o un contrato completo en base a resultados.

Así, la planificación de un proyecto de ANR se compone de un Road Map de tres a cinco años, la estrategia del entorno a diez y con una visión de futuro de veinticinco, con un proyecto que se adapta específicamente a cada cliente, una vez calculado y analizado el balance hídrico y tras analizar el marco específico de gestión, financiero y operativo.

Además, Antonio Rubio ha presentado la colaboración de la compañía con Bentley Systems en la implementación de su modelo digital en Portmore (Jamaica): “En Miya creemos que, de la mano de Bentley Systems, podemos lograr que esas empresas que están sin digitalizar puedan llegar a digitalizarse”. Sobre ello precisamente ha hablado, Andrés Gutiérrez Valencia, gerente de adopción gemelos digitales, Industria del agua en Bentley Systems, que ha abordado, además, la transformación de los programas de reducción de pérdidas de agua con gemelos digitales y ha recordado los cuatro pilares para una gestión efectiva de pérdidas de la IWA: gestión de presiones, control activo de fugas, velocidad y calidad de reparaciones y gestión de infraestructuras y que “la clave del éxito para la gestión efectiva de pérdidas es el equilibrio” entre ellos.

Asimismo, Andrés Gutiérrez ha hablado de WaterSight, el gemelo digital para infraestructura de agua potable de Bentley, que integra información de múltiples sistemas existentes en las empresas de agua con el fin de sacar el mayorprovecho a estas inversiones. “WaterSight incluye un módulo de auditoría de agua que se convierte en la columna vertebral de los programas de control de pérdidas para evaluar la efectividad y priorizar las estrategias de control”, a lo que ha añadido que “la adopción del gemelo digital es un proceso altamente personalizado y es importante priorizar sus aplicaciones”.

Finalmente, ha hablado Ramón Dolz, director de España y Latinoamérica en Baseform, un software que está en la nube y que se conecta a los datos que existan en las empresas de aguas: “Baseform tiene algoritmos capaces de generar datos y se alimenta de la contribución de todos nuestros clientes, con 334.000 km de redes monitoreados”. Sus clientes utilizan el software en tres áreas fundamentales: las pérdidas de agua y energía, aportaciones indebidas y para la gestión de activos. “Baseform es una solución holística, aborda la empresa desde todas las perspectivas”.

"Baseform es una solución holística, aborda la empresa desde todas las perspectivas"

En este sentido, y teniendo en cuenta que el reto sigue siendo el tratar de conseguir reducir las pérdidas, Ramón Dolz ha explicado que Baseform trabaja con un balance de agua de arriba abajo, es decir, que Baseform calcula continuamente el consumo real frente al consumo estimado y los clasifica en función de si es un uso autorizado o no. A través de su software y metodología de trabajo, ha comentado que en un año todos sus clientes han experimentado mejoras en el ANR con el mismo esfuerzo: “El resultado de la transformación digital es que podemos obtener mejores resultados con los recursos que tenemos”, ha concluido.