Connecting Waterpeople
INVESTAGUA, 19 de abril

Un nuevo informe de la AEMA indica que muchas barreras obsoletas dañan los ríos de Europa

  • nuevo informe AEMA indica que muchas barreras obsoletas dañan ríos Europa
    (Imagen: Robert de Jong, Rediscover Nature/EEA)

La estrategia de biodiversidad de la UE para 2030 tiene como objetivo restaurar al menos 25.000 km de ríos de flujo libre para 2030, eliminando barreras y restaurando llanuras aluviales y humedales. En esta línea, el último informe publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), "Seguimiento de las barreras y sus impactos en los ecosistemas fluviales europeos", ofrece una descripción general de la densidad de las barreras en los ríos de Europa, sus impactos y cómo fortalecer el seguimiento y la información sobre la fragmentación de los ríos.

Las grandes barreras individuales, como las presas, o una serie de pequeñas estructuras, alteran el flujo natural de un río y ejercen presión sobre los peces y otras especies, así como sobre sus hábitats. Según estudios recientes, se puede estimar que hay más de un millón de barreras en los ríos europeos y que alrededor del 10% de ellas están obsoletas.

La AEMA ya ha publicado anteriormente datos que muestran que las barreras en los ríos constituyen una presión significativa para aproximadamente el 20% de las masas de agua superficiales europeas y son una de las principales razones por las que los ríos no alcanzan un buen estado ecológico.

Según el informe, las medidas de restauración tienen como objetivo mejorar la continuidad de los ríos en varias partes de Europa. Estas medidas comunes incluyen eliminar barreras, ayudar a los peces a migrar y restablecer el transporte de sedimentos.

Asimismo, el estudio afirma que la actualización periódica de una base de datos europea que realiza un seguimiento de las barreras nuevas, existentes y eliminadas es importante para monitorear el progreso en la restauración de la continuidad del río. Además, estos datos deberían indicar si se han abierto barreras para los peces y otras especies o los flujos de agua y sedimentos.

La redacción recomienda