Connecting Waterpeople

Un nuevo modelo para mejorar la gestión de hábitats acuáticos

100
  • nuevo modelo mejorar gestión hábitats acuáticos
    Imagen: Utah State University.

Humedales, llanuras aluviales y otros hábitats acuáticos son algunos de los ecosistemas más importantes en el estado de Utah, EE. UU. En ellos habita gran número de especies de aves, plantas y peces que proporcionan oportunidades recreativas al aire libre únicas.

Sin embargo las presiones de otros usos del suelo y la demanda de agua van en aumento. Científicos de la Universidad del Estado de Utah (USU) están desarrollando nuevas herramientas que ayuden a conservar la extensión y la calidad de humedales, llanuras de inundación y otros hábitats acuáticos.

El profesor David Rosenberg de USU, junto con Ayman Alafifi, ingeniero de recursos hídricos en Brown & Caldwell, han desarrollado un modelo informático que permite a los gestores de aguas y humedales tomar mejores decisiones fundamentadas en datos. Su estudio se ha publicado en Environmental Modelling and Software.

El modelo, denominado en inglés Watershed Area and Suitable Habitat o WASH [superficie de la cuenca y hábitat adecuado] utiliza datos hidrológicos, topográficos, ecológicos y de gestión, y ayuda a los gestores a identificar cuándo, dónde y cómo distribuir el agua, los recursos económicos y gestionar la vegetación para mejorar la calidad de los hábitats acuáticos y ampliar su superficie. Las recomendaciones están sujetas a limitaciones que incluyen la disponibilidad de agua, el crecimiento de la vegetación, las infraestructuras y las demandas existentes.

Rosenberg destaca la importancia de gestionar conjuntamente el agua y la vegetación en estas zonas, ya que permite identificar sinergias y situaciones en las que es necesario elegir entre los diferentes tipos de hábitat acuático. El modelo ha sido puesto en práctica en el norte del estado, en el Río Bear, principal afluente del Gran Lago Salado. Los resultados muestran que es posible aumentar la extensión de humedales en los meses de verano en los que el agua escasea, aumentar la extensión de llanuras de inundación en primavera y verano, y de otros hábitats acuáticos a lo largo del año.

​Puedes leer la noticia completa en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda