Nuevo Regadío Forum

Parques temáticos en Europa: cuando el agua se convierte en atracción

  • Parques temáticos Europa: cuando agua se convierte atracción
    Atracción Poseidon en Europa Park, en Alemania.
  • ¿Te has preguntado alguna vez cuánta agua necesita un parque de atracciones para funcionar todos los días del año? Todas esas fuentes, todas esas atracciones acuáticas que nos hacen gritar de emoción. Todos los restaurantes, hoteles, baños públicos...
  • Contrario a lo que se cree, los parques temáticos no son solo cosa de críos, y una parte importante del ocio europeo la ocupan este tipo de complejos. Pero, ¿cómo hacer frente a una gestión adecuada del agua en un ambiente de ocio y diversión creciente?

Seguro que todo aquel que lea este reportaje ha ido, al menos una vez en su vida, a un parque de atracciones.

Con diversión garantizada para niños y mayores, los parques de atracciones en Europa generan muchos beneficios monetarios a los grupos que los poseen. No solo en forma de tickets de entrada a los parques, sino también en hoteles y restauración. Sin ir más lejos, los ingresos de los parques temáticos y resort de The Walt Disney Company aumentaron un 8% en su cierre de año fiscal en 2018, hasta alcanzar los 15.813 millones de euros, debido sobre todo al crecimiento registrado por un aumento de visitantes en el parque de Disneyland Paris.

Sin embargo, no todo son montañas rusas y carruseles temáticos, y gestionar y poner en funcionamiento un parque de atracciones también implica un gasto muy alto de agua y de recursos ambientales.

No cabe duda de que, inmersos tal y como estamos en una crisis ambiental sin parangón, es necesario hacer frente a grandes desafíos y realizar un mayor esfuerzo para lograr la sostenibilidad ambiental en todos los ámbitos del ocio.

Los parques de atracciones no son menos, y es por eso que algunos de los principales parques de Europa han tomado parte en el cuidado del medioambiente y han implantado diferentes estrategias y medidas para cuidar del recurso más preciado que tenemos sin comprometer la diversión.

Parques de atracciones, el jardín con más agua de Europa

Disneyland Paris se inauguró el 12 de abril de 1992. Ubicado en Marne-la-Vallée, a 32 kilómetros de París, este parque temático de Disney ocupa una superficie de 1.942 hectáreas, e incluye más de cuarenta atracciones, repartidas en dos parques temáticos. Más de catorce millones de visitantes avalan su éxito cada año.

Además de sus famosas atracciones, Disneyland Paris es el jardín más grande de Europa, con 35.000 árboles, más de 964.360 m2 de césped y 5.400 m2 de camas florales. Regar todo ese manto verde para mantenerlo en condiciones óptimas y hacerlo de una manera sostenible no es una tarea fácil.

Disneyland Paris es el único parque temático de Europa que cuenta con su propia planta de tratamiento de aguas residuales

Desde la apertura del parque, el Departamento de Naturaleza y Medio Ambiente ha contribuido activamente al desarrollo de Disneyland Paris, trabajando conjuntamente con los especialistas y los jardineros del parque para lograr la mejor forma de realizar el mantenimiento de los jardines, de una manera sostenible y sin desperdiciar ni una gota de agua.

Así, Disneyland Paris cuenta con un sistema de riego único en Europa. Este sistema está controlado por un ordenador centralizado, lo que permite un control eficaz y un riego óptimo que se traduce en 6.000 kilómetros de sistema de riego y 40.000 aspersores.


Jardines de Disneyland París.

Port Aventura, en España, también emplea agua regenerada para el riego de su parque. Para ello utiliza aguas residuales depuradas que proceden del tratamiento terciario de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Vila-seca y Salou, que desde 1996 se utiliza en exclusiva para el riego en jardines y plantas del complejo.

Sin embargo, el empleo de estas aguas está condicionado por su calidad, ya que en ocasiones el agua procedente de la EDAR no es apta para el riego, ya sea por la conductividad (concentración de sales), la contaminación biológica o la turbidez. En ese caso, el parque emplea fuentes de consumo alternativas para garantizar la supervivencia de las especies vegetales.

Responsabilidad ambiental también en el ocio hídrico

Tivoli Gardens, situado en el centro de Copenhague, recibe más de cuatro millones de visitas al año. Abrió sus puertas en 1843 y es el parque de atracciones más antiguo del mundo. Sin embargo, eso no ha sido un problema para modernizarse y adaptar su estrategia de diversión a la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente.

Tivoli se compromete a limitar su impacto ambiental negativo tanto como sea posible y aplica con tenacidad y coherencia su respeto por el medioambiente. A través de su colaboración con asociaciones medioambientales y climáticas, el parque busca siempre oportunidades de mejora en áreas como la energía, los residuos y los productos químicos. Cada año emiten un informe de RSC donde muestran su desarrollo anual en estas áreas clave.

Además, el parque trata de ser consciente de los recursos en relación con el agua. En el año 2018, y en línea con el aumento del nivel de actividad, el consumo de agua también aumentó. A esto se suma el hecho de que el verano de 2018 la ciudad estableció récords en términos de temperatura y falta de humedad, lo que se tradujo en un aumento del riego de las flores y plantas de los jardines, que son una parte crucial de la experiencia de Tivoli.


Barcas dentro del lago principal de Tivoli Gardens (Dinamarca)

A pesar de las nuevas atracciones y edificios, el consumo de agua disminuyó en el año 2019 en comparación con el 2018, principalmente gracias a un verano menos caluroso que en 2018 y un invierno más suave.

Por su parte, y como el parque de atracciones más importante de Europa, Disneyland Paris sostiene un firme compromiso con la gestión ambiental y, a lo largo de cada año, la compañía realiza un plan de acción basado en seis áreas diferentes: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), proteger y enriquecer la biodiversidad, conservar los recursos hídricos, avanzar hacia la gestión sostenible de residuos, apoyar acciones globales para preservar el medioambiente para el futuro y desarrollar una cadena de suministro responsable. Muestra de su firme compromiso es que el parque ha logrado su objetivo de reducir el consumo de agua potable en un 16% entre 2013 y 2018.

Además, cada abril, Disneyland Paris celebra el Mes de la Tierra con un doble objetivo: por un lado, celebrar los pasos que el resort ha dado hasta ahora en sus objetivos de sostenibilidad, y por otro, alentar y celebrar iniciativas que cuiden el medioambiente y el consumo hídrico entre sus empleados y visitantes.

Precisamente, en los empleados y visitantes recae también una parte muy importante del cuidado del agua en estos complejos.

Tecnología y arquitectura para aprovechar nuestros recursos hídricos

Port Aventura es el parque de atracciones más visitado de España. Situado en Salou, Tarragona, fue inaugurado en el año 1995 y es uno de los principales reclamos dentro de la Costa Dorada.

El agua es un elemento fundamental en el funcionamiento y la tematización del parque y allí son perfectamente conscientes de que el agua representa un factor clave para el desarrollo socioeconómico, industrial y turístico de su entorno.

Port Aventura se diseñó en pendiente, ubicando su punto más alto en el área temática de China. Algo que parece una línea de diseño que atiende a razones estéticas, se convierte en un valor añadido si conocemos que, gracias a esto, el agua de las lluvias que en ocasiones caen torrencialmente sobre el Mediterráneo, sirven para llenar el lago de la zona central del área Mediterrània, uno de los iconos del parque. Esta agua también se utiliza para rellenar las atracciones acuáticas más simbólicas del recinto: Tutuki Splash y Silver River.

En Port Aventura son conscientes de que el agua es clave para el desarrollo socioeconómico, industrial y turístico de su entorno

Tradicionalmente, el agua de lluvia constituye una parte muy importante en la gestión hídrica. Sin embargo, cabe puntualizar que esta agua de lluvia se puede aprovechar gracias al hecho de que el resort dispone de una red de aguas que separa las aguas residuales de las pluviales.


Atracción de agua Tutuki Splash, en Port Aventura (España).

La tecnología también juega un papel importante en el aprovechamiento del agua en los parques de atracciones. Gracias a la tecnología innovadora que se emplea en el parque acuático Rulantica, en Alemania, se garantiza que tanto la energía como el agua se puedan utilizar de forma respetuosa con los recursos. El agua se bombea durante la noche desde “Vildstrøm” (una de las atracciones del parque, que consiste en un gran río de rápidos) hasta un tanque submarino. El aislamiento estanco de esta infraestructura mantiene la temperatura constante, funcionando como un termo.

Así, el agua se puede devolver fácilmente al río salvaje al día siguiente mediante un sistema de bombeo, manteniendo su temperatura y evitando hacer uso de más agua y energía.

Educando para cuidar el agua

El mayor parque temático de Alemania, Europa-Park, es uno de los más grandes de Europa y también está considerado por expertos y visitantes como uno de los mejores. Inaugurado en 1975, este parque de atracciones cuenta con quince áreas diferentes, y en noviembre del pasado año abrió su parque acuático “Rulantica”.

Durante sus inicios y posterior desarrollo, la construcción de Rulantica se completó asegurando que las más sofisticadas instalaciones técnicas se integraran con precisión. La conciencia ambiental fue clave en este proceso, considerándose uno de los aspectos clave de la gestión empresarial sostenible.

El agua es un elemento clave para Europa-Park, máxime en el nuevo parque acuático Rulantica, y el resort quiere enseñar a la mayor cantidad de personas que sea posible que el agua es un recurso especial y precioso, y que su uso debe hacerse bajo la responsabilidad y la sostenibilidad.

Gracias a la tecnología en el parque acuático Rulantica, se garantiza que energía y agua se utilicen de forma respetuosa con los recursos

Es por ello que en la isla Lítill “Hansgrohe Water Playground”, el mundo acuático para niños con temática islandesa, todo gira entorno al recurso hídrico. Dentro de esta área se encuentra “A Discoverers Cave”, el lugar perfecto para que los más pequeños aprendan sobre el agua en todas sus versiones. A los niños se les enseña cómo ser sensibles y responsables con el agua de una manera interactiva, con datos divertidos y adecuados a su edad, y los mayores aprenden por igual.

Una EDAR para hacer frente a la demanda de ocio

La mayoría de los parques de atracciones no son solamente una sucesión de atracciones y puestos de comida rápida. Este tipo de ocio ha evolucionado para ofrecer al visitante una experiencia completa, y ahora es habitual que los parques de atracciones estén rodeados de otro tipo de centros de ocio relacionado. Restaurantes de todo tipo, centros comerciales, tiendas de regalos, balnearios y hasta campos de golf, todo ello rodeado de diferentes hoteles donde poder pernoctar y continuar con la diversión al día siguiente.

Este aumento de la demanda y de los tipos de usos de los recintos hace que sea necesario integrar una gestión eficiente no solo de los residuos, sino del agua que se emplea para cada área.

El parque de Disneyland Paris ha logrado su objetivo de reducir el consumo de agua potable en un 16% entre los años 2013 y 2018

Disneyland Paris es el único parque temático de Europa que cuenta con su propia planta de tratamiento de aguas residuales, abarcando sus dos parques temáticos y el Hotel Disneyland, uno de los principales del parque. Esta planta, que produce 2.100 m3 de agua al día para abastecer las vías fluviales de los Parques Disney y Disney Village y para las torres de refrigeración del Energy Center del complejo, permite reutilizar casi toda el agua tratada y purificada para diversas funciones, como pueden ser el riego de los espacios verdes o la limpieza de carreteras y caminos.

Además, en 2018, la planta de tratamiento de aguas residuales se equipó con una tecnología innovadora para reducir los niveles de fósforo en el agua tratada y purificada, y recientemente se conectó al Golf Disneyland para crear un sistema de riego en el campo de golf.


Piscina de olas en Rulantica, el parque acuático de Europa Park (Alemania).

Cabe destacar que el agua que se trata aquí no se destina para el consumo, y pasa a través de diferentes protocolos de desinfección para garantizar que sea segura para su uso en otros lugares.

En el caso de Port Aventura, la correcta gestión de sus aguas es uno de sus mayores retos. Por eso, todo el resort se construyó sobre un proyecto de redes separadas que permiten conducir los diferentes tipos de agua al destino final más apropiado. Así, todas las aguas residuales generadas en el resort se conducen por una red de alcantarillado hasta la EDAR de Vila-seca y Salou, en la cual se concluye un tratamiento terciario que regenera el agua para su uso como agua de riego en el resort, e incluso en algunos parques y jardines del municipio de Vila-seca.

El agua de la depuradora que Port Aventura capta de Vila-seca se somete a un proceso de ósmosis inversa, que la convierte en agua desalada no potable, pero apta para el riego. Además, periódicamente, se realizan controles internos voluntarios de la calidad de las aguas vertidas en los cuatro colectores existentes: Vila-seca, General (Salou), Hotel El Paso y Hotel Caribe. Esto permite disponer a la gestión de aguas de un conjunto de datos para realizar actuaciones de mejora en caso de ser necesario.

Con la Responsabilidad Social Corporativa en la cabeza y el cambio climático acechando, parece que los tiempos han cambiado, y el cuidado del medioambiente y el ahorro hídrico y energético parece ser la tónica general en la gestión de los parques de atracciones en Europa. Cuidar nuestros recursos hídricos y disfrutar de la adrenalina de una montaña rusa a 110 km/h no está reñido, pero, ¿serán suficientes los esfuerzos de estos resorts para asegurar la sostenibilidad del agua?

Descargar artículo en PDF
Iniciar sesión

Publicado en:

Portada iAgua Magazine