Connecting Waterpeople

"SUDS, una nueva piel urbana permeable y biofílica que actúa de filtro hídrico y atmosférico"

5
917
  • "SUDS, nueva piel urbana permeable y biofílica que actúa filtro hídrico y atmosférico"
    Pedro Lasa.

La necesidad de encontrar soluciones sostenibles y respetuosas con el medio ambiente es uno de los mayores retos del sector hídrico hoy en día. Los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS) centran su estrategia en conseguir soluciones de gestión integrada del ciclo del agua y corregir los efectos de la impermeabilización del suelo.

Teniendo como objetivo conocer más acerca de estos sistemas, en nuestro ciclo #SUDSiAgua entrevistamos a Pedro Lasa, Socio-Director de SUDS-Atlantis, que nos detalla algunas especificaciones sobre los beneficios y los retos de la implementación de SUDS.

Pregunta: En primer lugar, ¿cómo definiría los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible?

Respuesta: “Los SUDS son sistemas separativos no convencionales basados en criterios de filtración, retención y tratamiento en origen”.

Uno de los problemas inherentes al crecimiento y expansión urbana es la progresiva impermeabilización del suelo. Ello provoca pérdida de biodiversidad, deterioro atmosférico, aumento de la temperatura (isla de calor) y desde un punto de vista hídrico, la fractura del ciclo hidrológico natural, impidiendo la recarga del freático, aumentando escorrentía, contaminación, atascos y sobrecargas en las redes de saneamiento, descargas a medio natural (DSU’s) y aumento de inundaciones.

Actualmente las ciudades son “ecosistemas vivos” con una piel inerte, impermeable e insostenible. “Las ciudades necesitan una nueva piel permeable y biofílica, que actúe como aislante térmico, filtro hídrico y atmosférico, para que las urbes adquieran una capacidad biorremediante que actualmente no tienen” Hablamos de conceptos como “nueva dermatología urbana” o “phytodermia urbana” cuando utilizamos superficies vegetadas.

Las ciudades necesitan una nueva piel permeable y biofílica, que actúe como aislante térmico, filtro hídrico y atmosférico, para que las urbes adquieran una capacidad biorremediante que actualmente no tienen

Ejemplo de pavimento altamente permeable.

Los SUDS, Infraestructuras Verdes o Soluciones Basadas en la Naturaleza (NBS) son elementos multifuncionales, que forman parte de la estructura urbano-hidrólogo-paisajística, superficiales, fuera de la red convencional de saneamiento (desconectados o semi-desconectados), preferiblemente vegetados (pero no siempre), y destinados a captar lluvia lo más cerca posible de donde cae a través de superficies permeables para filtrar, retener, acumular, reciclar, transportar y/o infiltrar un recurso natural, preservando y restaurando su calidad.

Los SUDS pretenden “restaurar en la urbe el ciclo hidrológico natural” que pasa por captar la lluvia, filtrándola y generando superficies y elementos que actúan como “esponjas” que retienen agua y contaminantes.

Los SUDS no pretender “sustituir” sino “implementar” la red de drenaje convencional, con un nuevo sistema permeable, modular y ecoeficiente que capta el agua antes de que entre en la red y permita su valoración en origen, recarga del freático o vertido a cauce libre de contaminación.

Los SUDS pretenden restaurar en la urbe el ciclo hidrológico natural

 

P.- ¿En qué casos es recomendable su utilización?

R.- Los SUDS pretenden emular y/o restaurar la hidrología local y, dada su variedad de tipologías y multifuncionalidad, los SUDS pueden utilizarse tanto en proyectos de obra nueva como de regeneración urbana.

En obra nueva, una adecuada planificación y diseño desde el origen del proyecto facilita y abarata su implantación. Sin embargo, dada la gravedad y frecuencia de algunos problemas ambientales que ya padecemos en las urbes en tiempo seco, como son la contaminación atmosférica, temperatura (efecto isla calor), pérdida de biodiversidad, lejanía producción alimentos… así como otros generados en situaciones de lluvia como encharcamiento e inundaciones urbanas, contaminación, atascos y sobrecarga de la red de saneamiento, incremento costes de bombeo y depuración, vertidos, desbordamientos… las predicciones del cambio climático respecto a pluviometría, aumento de la temperatura y su efecto en las urbes, son más urgentes, necesarias y eco eficiente implementarlos en procesos de regeneración urbana. El impacto medioambiental urbano ya está producido y debemos comenzar ya a corregirlo.

P.- ¿Cómo contribuyen los SUDS a mejorar el funcionamiento de los sistemas de depuración?

R.- “No hay mejor forma de luchar contra la contaminación que evitando que esta se produzca” (con la escorrentía ocurre igual).

La principal aportación de los SUDS a los sistemas de depuración es reducir su carga hidráulica y su carga contaminante.

Los sistemas de saneamiento y depuración convencionales padecen graves problemas de “cantidad y calidad” casi siempre es el agua pluvial la que los provoca. Actualmente el agua de lluvia urbana, recogida por escorrentía urbana y sumideros abiertos, está más contaminada y es más tóxica que las aguas fecales, lo cual incrementa el problema de calidad del fluido que transita por las redes.

Por otro lado, el aumento de superficies impermeables aumenta el volumen y caudales de escorrentía lo que provoca e incrementa problemas de cantidad.

La función de los SUDS es captar (filtrando), retener y gestionar el agua antes de que entre en el sistema de saneamiento para poder gestionarla de forma inteligente y sostenible (circular water), evitando o reduciendo su contaminación en superficie y dentro del sistema de saneamiento.

Los SUDS pueden utilizarse tanto en proyectos de obra nueva como de regeneración urbana

P.- ¿Cuáles son los principales retos que se presentan a la hora de implantar SUDS?

R.- Además de superar el “siempre se ha hecho así”, la principal barrera en España es la falta de conocimiento y formación. Durante décadas (o siglos) los criterios para diseñar las redes de drenaje y saneamiento han sido exclusivamente hidráulicos y “grises”, es decir evacuación rápida a través sumideros abiertos y tuberías, no nos interesaba el recurso, la preocupación eraque el colector tuviese capacidad suficiente para absorber el “pico”, lo demás no importaba eran “aguas blancas” que se vertían directamente a cauce o servían para diluir la carga contaminante de los colectores y para ello hemos sido unos expertos. Sin embrago estas nuevas técnicas están basadas en criterios hidrológicos, son multifuncionales y necesitan enfoques multidisciplinares y transversales para que ofrezcan todo el rango de servicios y beneficios que son capaces.

En varias ciudades de EEUU entre los departamentos y técnicos municipales afectados se creó el “Green Infrastructure Task Force” para seleccionar, planificar, diseñar y coordinar la implantación de SUDS.

La ciudadanía también participa en la selección y mantenimiento de los SUDS.

La principal barrera en España en cuanto a la implementación de SUDS es la falta de conocimiento y formación

Nuevos materiales y tecnología: si se asume que es necesario un nuevo paradigma, al diseñar es necesario abandonar viejas técnicas y materiales y apostar por otro nuevos. Para captar y gestionar la lluvia de forma eco eficiente a través de superficies permeables se deben utilizar estructuras especialmente concebidas para ello, “conductos planos y depósitos modulares”, y superar la “rejilla, tubería y alcantarilla” que tienen muchos años de historia, han prestado un gran servicio, pero no fueron concebidos para ser sostenibles gestionando el agua de lluvia.

P.- ¿Qué países considera que lideran su implementación?

R.- En España llevamos un importante retraso en la adopción, formación, legislación e implantación de este tipo de criterios y sistemas.

Los SUDS, LID, WSUDS, NBS… son técnicas que se aplican desde hace años por todo el mundo. Algunos países de referencia son EEUU, Canadá, Chile, Australia, Indonesia, Japón, China, Reino Unido, Holanda, Alemania, Francia, Noruega, Dinamarca…

La adopción de técnicas para reducir impermeabilización y aumentar naturalización urbana son recomendadas y promovidas desde las instituciones internacionales como medida de mitigación y adecuación a los efectos del cambio climático, y existe un consenso generalizado en la necesidad de un nuevo paradigma y de aplicar técnicas y materiales más respetuosos con los ciclos naturales.

Como dijo el eslogan de 2018 del día mundial del agua: ”la solución está en la naturaleza”.

En los últimos 2 o 3 años se ha incrementado notablemente el interés por los SUDS

P.- ¿Cuál es la panorámica actual de los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible en España?

R.- La situación es algo delicada y confusa, pero como dijo la ex Directora General del Agua, Dña. Liana Ardiles, en 2018, “los SUDS han venido para quedarse”.

Estamos en un momento de “transición”, surgen nuevos e importantes proyectos pero al momento de diseñar hay pocos especialistas y se mezclan criterios y materiales convencionales con los nuevos, reduciendo eficiencia, resultados y confianza en los SUDS.

En los últimos 2 o 3 años se ha incrementado notablemente el interés por los SUDS. La contundencia y frecuencia de los problemas generados por lluvias torrenciales se han puesto de nuestro lado, los “tanques de tormenta dentro del sistema de alcantarillado” son soluciones muy costosas y seriamente cuestionadas, ya no somos un grupo de visionarios que hablábamos de los problemas de la impermeabilización y planeábamos utilizar pavimentos permeables, vegetación y huertos en las azoteas. Ciudades como Madrid, Barcelona, Vitoria, Sevilla, Granada y otras están dando importantes pasos para aumentar permeabilidad y naturalización urbana implantando SUDS, el resto de ciudades y urbes deben ir dando pasos en la misma dirección.

P.- ¿Qué ejemplos de éxito mencionaría en la puesta en marcha de SUDS en áreas urbanas españolas?

R.- Llevamos 20 años divulgando e implantando SUDS en España. Son numerosos los casos de éxito, algunos reconocidos como “Buena Práctica contra el cambio climático a nivel internacional”.

Recientemente han finalizado las obras del proyecto Life Cersuds en Benicassim, en el que hemos colaborado y participado como proveedores, y donde se ha reurbanizado una calle aplicando un nuevo tipo de pavimento cerámico permeable.

P.- ¿Qué medidas deberían tomar las administraciones para generalizar el uso de SUDS en las ciudades?

R.- Tenemos un gran reto por delante y poco tiempo para solucionarlo, debemos recuperar el tiempo perdido, fijarnos y aprender de lo que se ha hecho a nuestro alrededor, y asumir que hay otra forma más “inteligente y eco eficiente” de gestionar el recurso lluvia y adoptarla de forma decidida.

Llevamos 20 años divulgando e implantando SUDS en España

Hace falta voluntad política, adecuar normativa estatal, autonómica y local, escuchar e integrar a nuevos actores especializados e incentivar la aplicación SUDS.

Debemos aprovechar programas europeos e internacionales para desarrollar “proyectos piloto a gran escala”, aprovechando los procesos de regeneración urbana existentes, divulgarlos, aprender de los éxitos y los fracasos, generar ordenanzas, manuales de diseño y entre tanto ir formando a las nuevas generaciones de ingenieros, urbanistas, biólogos, paisajistas… que han de participar en su diseño, construcción y explotación.

La redacción recomienda

11/07/2019 · Agro · 124 1

Presentación del libro "Diseño agronómico e hidráulico de riegos agrícola a presión"

10/07/2019 · Agro · 178 3

Así fue la presentación de iAgua Magazine 23 sobre agua y tecnología en la agricultura

10/07/2019 · Agro · 42 1

Necesidad de la apuesta por la comunicación 4.0 en el sector del regadío